J volar cerca de mí

Eres brisa de amor que me impulsa a volar Comienzo a soñar que voy a llegar A conquistar tu piel y aprenderé a caminar Cerca de ti, cerca de mí, Tu corazón y mi pasión Cerca de ti, cerca de mí, Amanecer cerca de ti Es donde quiero estar Regrésaste aquí mi amor, No te vayas por favor, Esperé por ti (Y esperaría por ti) Y lo haría otra ... Vuela el Dragón cerca de mí. En la llama del sueño siento ganas de volar. Frente a mi los caminos, nunca tienen un final. Allí esta la entrada infernal, la batalla esta por comenzar El Dragón, pronto a combatir, venceré y llegaré a volar. Vuela el Dragón Cerca de mí Quiero luchar El ya está aquí Ella se viste de mar En plena ciudad Y sabe hacerme volar O el suelo tocar Ella es mi opuesto total Mi otra mitad Con su mirada de miel Endulzo el café Me deja con un pincel Mensajes en la pared Y aunque no todos lo ... La quiero cerca, cerca de mí Porque hace magia cuando está aquí Y en cada beso que yo le doy Se ... Cerca de Mi. 270.7K. Conmigo vuela Tengo una isla y esta sombra pa' cobijar Rayos, centellas y este flow para regalar Vuela Conmigo vuela Somos cometas en el cielo Volando al son del viento Derrumbando las murallas Si es que sabes lo que quiero Que si vienes conmigo Que me enseñes el camino Y amanecerás cantando esta canción Y es que yo quiero tenerte Quiero sentirte siempre cerca de mí (Oh-oh) Quiero tu ... Cerca de Tí Lyrics: Estaría, estaría, mamá (Ah-ah) / Estaría / Y si fuera por mí estaría cerca de ti / Pero tengo que dejarte volar / Supongo que es una parte de amar / Y si fuera por mí ... Cerca de Mi Lyrics: Ella se viste de mar / En plena ciudad / Y sabe hacerme volar / O el suelo tocar / Ella es mi opuesto total / Mi otra mitad / Con tu mirada de miel / Endulzo en café / Me deja con Déjame volar cerca de ti Déjame volar, déjame volar Déjame volar cerca de ti Déjame volar cerca de ti. Con la 9 en una mano, con el vaso medio lleno Te veo en mis vídeos y hace daño, aunque volvería a hacerlo Me falta el balanceo de sus dedos antes de dormir Te escucho respirar y eso es vivir, créeme, me muero

I Traveled To Honduras Last Week After Asking For Your Help

2020.09.13 15:44 ThrowAwayBaleada I Traveled To Honduras Last Week After Asking For Your Help

Publiqué aquí hace dos semanas pidiendo ayuda ya que estaba planeando ir a Honduras. La razón por la que volaba era para sorprender a mi prometida por su cumpleaños. No nos veíamos desde el 4 de enero. Me comuniqué con su mamá y ella me ayudó a configurar todo. ¡No vernos durante 245 días fue suficiente! Ahora, sobre lo que tuvo que pasar para que yo bajara.

Necesitaba hacerme una prueba de PRC Covid-19 (hisopo nasal) con resultados negativos no mayores de 72 horas para abordar mi vuelo. Mi vuelo salía a las 6 de la mañana del sábado. Hice mi prueba el miércoles con la esperanza de tener mis resultados en el tiempo. Los recibí el viernes por la mañana a las 11:30, así que estaba listo para irme.

Además, había varios formularios que tenía que completar en línea que eran requeridos por el gobierno hondureño. Los completé, imprimí copias para mí y las envié en línea. ¡Imprima usted mismo copias!

American Airlines pidió ver los resultados negativos de mi prueba antes de abordar mis dos vuelos (Nueva York a Miami y Miami a Tegucigalpa).
Durante el vuelo a Honduras, nos entregaron el formulario de aduanas estándar que siempre debe llenarse y otro formulario de salud. El formulario de salud estaba completamente en español y no era el más fácil de leer. Parecía ser una versión diferente de uno de los formularios que completé en línea, así que lo puse con mi formulario de aduanas y pensé que lo resolvería más tarde.
Después de aterrizar en Toncontín, nos alineamos en dos filas esperando para bajar a Control de Pasaportes y exámenes de salud. Le tomaron la temperatura y luego la enviaron a un evaluador de salud que pidió ver los resultados de mi prueba. Me hicieron las preguntas habituales: ¿Tengo síntomas? ¿He estado cerca de alguien con síntomas? ¿He tenido Covid-19? Luego me pidió el formulario que no había llenado, y le dije que no estaba seguro de lo que estaba pidiendo, así que lo dejé en blanco. Le entregué uno de los formularios que envié en línea y lo tomó con gusto. Parecía sorprendido de que lo tuviera. Me dio las gracias y me envió al control de pasaportes estándar, donde todo fue como de costumbre. Verificar identificación, foto, escaneo de huellas digitales, etc. Desde allí, agarré mi equipaje y esperé mi viaje.

Si bien no lo vi publicado "oficialmente" en ninguna parte, un miembro de la familia me dijo que necesitaba hacerme otra prueba de PCR para volar de regreso a los Estados Unidos. A diferencia de las pruebas de EE. UU. Que obtienen resultados en 3-5 días, la prueba que tomé a las 9:00 de la mañana del martes tenía mis resultados a las 3:30 de la tarde del martes. Sin embargo, al final, nadie me pidió los resultados de las pruebas cuando volé de regreso.

Como sucede con la mayoría de las cosas, estaba mucho más nervioso antes de pasar por todo porque no sabía qué esperar. Habiéndolo hecho ahora, siempre que tenga la documentación adecuada, todo irá bien, solo demorará un poco más debido a los exámenes de salud.

Si alguien tiene alguna pregunta, no dude en preguntar. ¡Gracias a todos los que me dieron buenos consejos cuando publiqué originalmente! Fue / es muy apreciado.

I posted on here two weeks ago asking for help since I was planning on going to Honduras. The reason I was flying down was to surprise my fiancee for her birthday. We had not seen each other since January 4th. I contacted her Mom, and she helped me set everything up. Not seeing each other for 245 days was long enough! Now, onto what had to happen in order for me to go down.
I needed to have a Covid-19 PRC test (nasal swab) with negative results no older than 72 hours in order to board my flight. My flight was at 6am Saturday morning. I took my test on Wednesday in hopes that I would have my results back in time. I got them back Friday morning at 11:30, so I was good to go.
Also, there were several forms I had to fill out online that were required by the Honduran government. I filled them out, printed copies for myself, and submitted them online. Print yourself copies!
American Airlines asked to see my negative test results before boarding both of my flights (New York to Miami, and Miami to Tegucigalpa).
During the flight to Honduras, we were given the standard customs form that always needs to be filled out, and another health form. The health form was completely in Spanish, and not the easiest to read. It seemed to be a different version of one of the forms I filled out online, so I just put it with my customs form, and figured I would deal with it later.
After landing at Toncontin, we lined up in two lines waiting to go downstairs to Passport Control, and health screenings. Your temperature was taken, and then sent to a health screener who asked to see my test results. I was asked the regular questions: Do I have symptoms? Have I been around anyone with symptoms? Have I had Covid-19? He then asked for the form I hadn't filled out, and I told him I wasn't sure what it was asking for, so I left it blank. I handed him one of the forms I submitted online, and he gladly took that. Seemed surprised I had it. He thanked me, and sent me to the standard passport control, where it was business as usual. Verify ID, photo, fingerprint scan, etc. From there, grabbed my luggage, and waited for my ride.
While I didn't see it posted "officially" anywhere, I was told by a family member that I needed to have another PCR test in order to fly back to the USA. Unlike the US testing that gets you results in 3-5 days, the test I took at 9:00 Tuesday morning, had my results back by 3:30 Tuesday afternoon. In the end though, no one asked for any test results when I flew back.
As with most things, I was much more nervous before going through everything because I didn't know what to expect. Having now done it, as long as you have the proper paperwork, everything will go smoothly, just takes a little longer due to the health screenings.
If anyone has any questions, please feel free to ask! Thank you to everyone who gave me great advice when I originally posted! It was/is greatly appreciated.
submitted by ThrowAwayBaleada to Honduras [link] [comments]


2020.05.22 21:33 bondiola_beer Les comparto un cuento parte II

Buenas! Hace unos días empece a escribir un cuento y lo compartí en este post . Tenia un final medio abierto (por no decir que no tenia final), así que decidí continuarlo. Es mi primer intento de una historia coherente y esta claramente en desarrollo, por lo que criticas y comentarios son bienvenidos. Antes de leer el resto del post les recomiendo leer el post anterior si no lo leyeron, ya que sino no se va a entender nada.
En fin, este es "capitulo" II:
Una energía inesperada corrió por mi cuerpo. El cansancio y el dolor se desvanecieron sin dejar rastro. Me sentía mejor que en mucho tiempo.
Claro que mi suerte no podía durar mucho tiempo. Los guardias, alertados por el brillo intenso que debe haber salido por debajo de la puerta comenzaron a gritar – ¡hay alguien adentro! ¿Quién anda ahí?! – Llamen al capitán, hay alguien en la cámara de los magos! – dijo uno de los guardias, pocos segundos después escuche pasos que corrían bajando las escaleras. Desesperado busque una salida de la pequeña habitación sin encontrar otra más que la pequeña ventana por la que había entrado. Un sudor frio me cubrió al darme cuenta que estaba atrapado. Mis únicas opciones eran enfrentarme a un destacamento entero de guardias o intentar bajar de la torre sin ser descubierto, algo bastante difícil de lograr en plena luz del día. Me quede congelado por la indecisión. Me di cuenta que las consecuencias de lo que había hecho serian terribles si llegaba a ser capturado, seguramente casi tan dolorosas como los temblores. El sonido de muchos pasos subiendo las escaleras me saco repentinamente de mi ensimismamiento. Puse la piedra en mi bolsillo y rápidamente trepe hasta la ventana. Tuve un momento de duda al ver la altura de la torre a la luz del día, pero el sonido de la cerradura me motivo a descolgarme de la ventana y comenzar a bajar.
Solo había bajado unos pocos metros cuando escuche gritos de indignación provenientes de la habitación. Unos segundos después vi una cabeza envuelta en acero asomarse por la ventana y volver a entrar. Sin duda me había visto.
Continúe mi descenso desesperado unos minutos más. Sin embargo ya era tarde. Un grupo de soldados se había colocado a los pies de la torre, cortando mi única vía de escape. No tenía salida.
En ese momento me di cuenta que, delante del circulo de armaduras que rodeaban la torre, había un hombre, seguramente algún noble por las ropas que usaba, con la mirada clavada en mí, con la mano extendida como señalándome y diciendo algo. Me extraño la forma en que me miraba, con intensidad pero sin enojo ni preocupación. Comprendí que se trataba de un mago en el momento que una explosión el muro de la torre unos metros más arriba de donde me encontraba hizo volar en pedazos la piedra de la torre. Quede paralizado de terror, sabía que todas las casas de nobles siempre tienen uno o dos magos viviendo en ellas pero jamás había visto tal demostración de poder.
Pedazos de piedra comenzaron a volar a mí alrededor a medida que el mago afinaba su puntería. Todo mi cuerpo temblaba de terror mientras lloraba desesperado. Una explosión más cercana me lleno de pequeñas esquirlas el brazo y a pesar del pitido agudo que lleno mis oídos pude escuchar la risa del mago festejando mi herida. Finalmente mis brazos cedieron y la fuerza de la siguiente explosión me separó del muro.
Mi visión cambio de las piedras grises de la torre al celeste deslumbrante del cielo. Agite mis brazos tratando de encontrar algún asidero y grite desesperado mientras caía.
Justo cuando esperaba sentir el golpe que destroce mi cuerpo, un resplandor me cegó, el celeste del cielo se tornó verde y perdí la conciencia.
Abrí los ojos con el mayor dolor de cabeza que había sentido en mi vida. Se sentía como si todo mi cerebro estuviera en llamas. Abrí los ojos y el brillo del sol me causo una nueva puntada de dolor. Cuando pude enfocar la vista me di cuenta que estaba mirando las copas de varios árboles. El dolor era tal que ni siquiera intente moverme. Cerré los ojos y permanecí acostado hasta que el dolor comenzó a menguar.
Aun mareado me pude sentar y mire alrededor. Me encontré rodeado de árboles, sentado sobre el colchón de hojas muertas que se forma en muchos bosques. No había rastros de la torre, de mis perseguidores ni del mago. Pensé que estaba muerto, pero el dolor agudo que sentí al mover el brazo herido por las esquirlas me hizo dudar. Los muertos no tienen cuerpo después de todo. Tal vez pensé, el mago me maldijo y me expulsó a este bosque como castigo, para ser devorado por bestias salvajes.
Me arrastre hasta un árbol contra el cual me apoye y comencé a evaluar mi situación. Me encontraba en un bosque, aparentemente solo. A excepción del dolor de cabeza que ya estaba remitiendo y las heridas de esquirla en mi brazo no parecía tener ningún daño evidente. Definitivamente no el daño que uno esperaría después de caer de una torre. Tenía las mismas ropas manchadas de sudor y sangre con que había subido a la torre y para mi sorpresa aún tenía la lima en el cinturón y la piedra en el bolsillo.
Tomando la piedra en mi mano la analice detenidamente. No parecía nada muy espectacular, era una simple piedra gris levemente ovalada y completamente cubierta de grabados geométricos. Sin duda no parecía algo tan importante como para tenerla en una torre llena de guardias.
Pensando en la forma en que brillo cuando la tomé y el hecho de que hayan mandado un mago a perseguir a un simple ladrón, llegue a la única conclusión posible. La piedra tenía que ser algún tipo de objeto mágico.
Mis conocimientos sobre magia en ese momento se limitaban a los cuentos de algunos ancianos del pueblo, que hablaban de poderosos hechiceros capaces de vencer ejércitos enteros y a las luces en el cielo que los magos del castillo hacían brillar en las fiestas del pueblo. Nunca había visto un mago en mi vida hasta entonces, mucho menos no uno capaz de lanzar explosiones de sus manos.
Por lo tanto hice algo que en aquel momento me pareció totalmente razonable. Levante la piedra en la mano y apuntando a un árbol me concentre en hacerlo explotar tal como aquel mago había explotado los muros de la torre.
En el momento que apunte la mano al árbol sentí un hormigueo surgir en mi pecho y moverse por mi brazo hasta la piedra. Casi en el mismo instante el árbol que estaba mirando exploto en pedazos, lanzando astillas hacia todos lados. Sentí un mareo que se apodero de mí mientras se me nublaba la vista. Cerré los ojos y me deje caer contra el árbol.
A pesar del malestar no pude evitar reír. ¡Lo había hecho! Había hecho magia. Me sorprendió lo absurdo de la situación. Me encontraba en medio de un bosque desconocido, aun herido y usando una piedra mágica para explotar árboles.
Cuando me recupere mire al cielo y vi que el sol ya estaba cayendo. Con solo unas horas más de luz y perdido en un bosque desconocido decidí poner a prueba las habilidades de esta piedra mágica. Como sospechaba una piedra mágica es algo muy útil para tener. Después de juntar algunas ramas secas logre encender un fuego solo apuntando la roca a las ramas y pensando en lo que quería. En el momento que encendí el fuego sentí nuevamente esa energía correr por mi cuerpo hacia la piedra, aunque de forma mucho más sutil que al hacer explotar el árbol y sin el mareo que me genero la explosión. Me pareció lógico, después de todo es mucho más sencillo prender un fuego que hacer un agujero enorme en un árbol. Decidí entonces mantener mis experimentos dentro de lo que puede lograr una persona normal, ya que no quería lidiar con posibles las consecuencias de utilizar un exceso de magia o agotar la piedra.
En lo que quedaba de la tarde conseguí encontrar un pequeño arrollo del que tomar agua y tuve la suerte de encontrar algunas plantas comestibles cerca. Descubrí además que podía usar la piedra mágica para cortar ramas de árboles, aunque solo lo intente con ramas pequeñas. También pude levantar algunas rocas con magia pero mi habilidad para arrojarlas mágicamente no era muy buena. Deje de hacer experimentos con la piedra cuando empecé a sentir un leve dolor de cabeza. Evidentemente usar demasiada magia produce migrañas, pensé, mejor no excederme.
submitted by bondiola_beer to ArgentinaBenderStyle [link] [comments]


2020.05.22 21:32 bondiola_beer Les comparto un cuento parte II

Buenas! Hace unos días empece a escribir un cuento y lo compartí en este post . Tenia un final medio abierto (por no decir que no tenia final), así que decidí continuarlo. Es mi primer intento de una historia coherente y esta claramente en desarrollo, por lo que criticas y comentarios son bienvenidos. Antes de leer el resto del post les recomiendo leer el post anterior si no lo leyeron, ya que sino no se va a entender nada.
En fin, este es "capitulo" II:

Una energía inesperada corrió por mi cuerpo. El cansancio y el dolor se desvanecieron sin dejar rastro. Me sentía mejor que en mucho tiempo.
Claro que mi suerte no podía durar mucho tiempo. Los guardias, alertados por el brillo intenso que debe haber salido por debajo de la puerta comenzaron a gritar – ¡hay alguien adentro! ¿Quién anda ahí?! – Llamen al capitán, hay alguien en la cámara de los magos! – dijo uno de los guardias, pocos segundos después escuche pasos que corrían bajando las escaleras. Desesperado busque una salida de la pequeña habitación sin encontrar otra más que la pequeña ventana por la que había entrado. Un sudor frio me cubrió al darme cuenta que estaba atrapado. Mis únicas opciones eran enfrentarme a un destacamento entero de guardias o intentar bajar de la torre sin ser descubierto, algo bastante difícil de lograr en plena luz del día. Me quede congelado por la indecisión. Me di cuenta que las consecuencias de lo que había hecho serian terribles si llegaba a ser capturado, seguramente casi tan dolorosas como los temblores. El sonido de muchos pasos subiendo las escaleras me saco repentinamente de mi ensimismamiento. Puse la piedra en mi bolsillo y rápidamente trepe hasta la ventana. Tuve un momento de duda al ver la altura de la torre a la luz del día, pero el sonido de la cerradura me motivo a descolgarme de la ventana y comenzar a bajar.
Solo había bajado unos pocos metros cuando escuche gritos de indignación provenientes de la habitación. Unos segundos después vi una cabeza envuelta en acero asomarse por la ventana y volver a entrar. Sin duda me había visto.
Continúe mi descenso desesperado unos minutos más. Sin embargo ya era tarde. Un grupo de soldados se había colocado a los pies de la torre, cortando mi única vía de escape. No tenía salida.
En ese momento me di cuenta que, delante del circulo de armaduras que rodeaban la torre, había un hombre, seguramente algún noble por las ropas que usaba, con la mirada clavada en mí, con la mano extendida como señalándome y diciendo algo. Me extraño la forma en que me miraba, con intensidad pero sin enojo ni preocupación. Comprendí que se trataba de un mago en el momento que una explosión el muro de la torre unos metros más arriba de donde me encontraba hizo volar en pedazos la piedra de la torre. Quede paralizado de terror, sabía que todas las casas de nobles siempre tienen uno o dos magos viviendo en ellas pero jamás había visto tal demostración de poder.
Pedazos de piedra comenzaron a volar a mí alrededor a medida que el mago afinaba su puntería. Todo mi cuerpo temblaba de terror mientras lloraba desesperado. Una explosión más cercana me lleno de pequeñas esquirlas el brazo y a pesar del pitido agudo que lleno mis oídos pude escuchar la risa del mago festejando mi herida. Finalmente mis brazos cedieron y la fuerza de la siguiente explosión me separó del muro.
Mi visión cambio de las piedras grises de la torre al celeste deslumbrante del cielo. Agite mis brazos tratando de encontrar algún asidero y grite desesperado mientras caía.
Justo cuando esperaba sentir el golpe que destroce mi cuerpo, un resplandor me cegó, el celeste del cielo se tornó verde y perdí la conciencia.
Abrí los ojos con el mayor dolor de cabeza que había sentido en mi vida. Se sentía como si todo mi cerebro estuviera en llamas. Abrí los ojos y el brillo del sol me causo una nueva puntada de dolor. Cuando pude enfocar la vista me di cuenta que estaba mirando las copas de varios árboles. El dolor era tal que ni siquiera intente moverme. Cerré los ojos y permanecí acostado hasta que el dolor comenzó a menguar.
Aun mareado me pude sentar y mire alrededor. Me encontré rodeado de árboles, sentado sobre el colchón de hojas muertas que se forma en muchos bosques. No había rastros de la torre, de mis perseguidores ni del mago. Pensé que estaba muerto, pero el dolor agudo que sentí al mover el brazo herido por las esquirlas me hizo dudar. Los muertos no tienen cuerpo después de todo. Tal vez pensé, el mago me maldijo y me expulsó a este bosque como castigo, para ser devorado por bestias salvajes.
Me arrastre hasta un árbol contra el cual me apoye y comencé a evaluar mi situación. Me encontraba en un bosque, aparentemente solo. A excepción del dolor de cabeza que ya estaba remitiendo y las heridas de esquirla en mi brazo no parecía tener ningún daño evidente. Definitivamente no el daño que uno esperaría después de caer de una torre. Tenía las mismas ropas manchadas de sudor y sangre con que había subido a la torre y para mi sorpresa aún tenía la lima en el cinturón y la piedra en el bolsillo.
Tomando la piedra en mi mano la analice detenidamente. No parecía nada muy espectacular, era una simple piedra gris levemente ovalada y completamente cubierta de grabados geométricos. Sin duda no parecía algo tan importante como para tenerla en una torre llena de guardias.
Pensando en la forma en que brillo cuando la tomé y el hecho de que hayan mandado un mago a perseguir a un simple ladrón, llegue a la única conclusión posible. La piedra tenía que ser algún tipo de objeto mágico.
Mis conocimientos sobre magia en ese momento se limitaban a los cuentos de algunos ancianos del pueblo, que hablaban de poderosos hechiceros capaces de vencer ejércitos enteros y a las luces en el cielo que los magos del castillo hacían brillar en las fiestas del pueblo. Nunca había visto un mago en mi vida hasta entonces, mucho menos no uno capaz de lanzar explosiones de sus manos.
Por lo tanto hice algo que en aquel momento me pareció totalmente razonable. Levante la piedra en la mano y apuntando a un árbol me concentre en hacerlo explotar tal como aquel mago había explotado los muros de la torre.
En el momento que apunte la mano al árbol sentí un hormigueo surgir en mi pecho y moverse por mi brazo hasta la piedra. Casi en el mismo instante el árbol que estaba mirando exploto en pedazos, lanzando astillas hacia todos lados. Sentí un mareo que se apodero de mí mientras se me nublaba la vista. Cerré los ojos y me deje caer contra el árbol.
A pesar del malestar no pude evitar reír. ¡Lo había hecho! Había hecho magia. Me sorprendió lo absurdo de la situación. Me encontraba en medio de un bosque desconocido, aun herido y usando una piedra mágica para explotar árboles.
Cuando me recupere mire al cielo y vi que el sol ya estaba cayendo. Con solo unas horas más de luz y perdido en un bosque desconocido decidí poner a prueba las habilidades de esta piedra mágica. Como sospechaba una piedra mágica es algo muy útil para tener. Después de juntar algunas ramas secas logre encender un fuego solo apuntando la roca a las ramas y pensando en lo que quería. En el momento que encendí el fuego sentí nuevamente esa energía correr por mi cuerpo hacia la piedra, aunque de forma mucho más sutil que al hacer explotar el árbol y sin el mareo que me genero la explosión. Me pareció lógico, después de todo es mucho más sencillo prender un fuego que hacer un agujero enorme en un árbol. Decidí entonces mantener mis experimentos dentro de lo que puede lograr una persona normal, ya que no quería lidiar con posibles las consecuencias de utilizar un exceso de magia o agotar la piedra.
En lo que quedaba de la tarde conseguí encontrar un pequeño arrollo del que tomar agua y tuve la suerte de encontrar algunas plantas comestibles cerca. Descubrí además que podía usar la piedra mágica para cortar ramas de árboles, aunque solo lo intente con ramas pequeñas. También pude levantar algunas rocas con magia pero mi habilidad para arrojarlas mágicamente no era muy buena. Deje de hacer experimentos con la piedra cuando empecé a sentir un leve dolor de cabeza. Evidentemente usar demasiada magia produce migrañas, pensé, mejor no excederme.
submitted by bondiola_beer to argentina [link] [comments]


2020.05.11 17:43 DAG0NHP LA LEYENDA DE LA BRUJA

 Antes que nada debo poner en contexto, verán yo vivía en lo que antes fue una zona rural así que todavía la gente mayor tiene historias muy turbias de lo que hoy en día es una "Ciudad" hay algunas que se han convertido en "chistes locales" entre mis amigos y la mayoría de conocidos que teníamos lo mismo pasaba con esta, al menos hasta que la vivimos en carne propia. Todo comienza un día en la primaria, eramos cinco los que estábamos pateando el balón en la "cancha" trasera de la escuela, que no era mas que un terreno baldío anexado a la institución, pasó lo que siempre pasa y yo (Don Pendejo) se le ocurre volar el balón por la reja y peor tantito directo al arroyo que pasa justo al lado de la primaria, como buenos infantes solo pudimos observar como se perdía en la profundidad de este (Que para estos tiempos el arroyo era mas un desagüe pluvial que solo se llenaba en días muy lluviosos) pasaron cerca de diez minutos cuando algo, casi por instinto llamo mi atención, algo caminaba por las enredadas curvas de este viejo río seco, realmente me impresionó ya que se veía como una película de terror japonés, una mujer con camisón blanco y cabello negro mojado, yo en mi inocencia pensé que era mi imaginación hasta que oí a uno de mis camaradas decir -¿Vieron a la ruca del Aro? ¿O me la aluciné?- a lo que todos nos quedamos con el corazón en la mano y algo sucio en los pantalones. Pasaron los años y aquel recuerdo que me había impresionado y desconcertado quedo sepultado en mis pensamientos junto con las preocupaciones de la vida estudiantil de bachiller (Fuck te odio UANL) un día me tope a una conocida de la prepa, que casualmente vivía por donde mismo que yo e inevitablemente empezamos a contar historias con ese tema y pues relate mi experiencia, ella se quedo boquiabierta y me dijo -Vato ¿Viste a la bruja del arroyo?- y pues mi cara fue algo como "Uhh... No, ya valió verga" y me empezo a contar la experiencia de su papa hace muchos años (De cuando el arroyo era un río) que en una noche tormentosa tuvo que cruzar a pie por el violento río, cuenta que escucho como si alguien se ahogara, como cuando las burbujas de aire sale con desesperación, el intento mirar pero al momento de acercarse una mujer (CON LA MISMA DESCRIPCIÓN QUE LA QUE VI) Sale de río como si nada y se le paro en frente, evidentemente el don corrió si no pues no estaría contando esto jajsa, PERO aquí no acaba la historia compañeros todavía me tocaba un encuentro mas personal con la tan mentada bruja. Esto ocurrió otro par de años mas adelante y un amigo (Terco el wey) a huevo quería sus fotos en el arroyo en la noche, total acepte, yo no perdía nada, igual me quería morir (Te odio UANL ×2) en fin, bajamos al arroyo y caminamos con cautela (Para no alertar a cholos y malandros) pero todo el trayecto sentimos que nos seguían, escuchábamos pasos detrás de nosotros y nos aventaban piedras desde la primaria (Que a esas horas no debería haber nadie ahí) y ahí me tienes metiéndole miedo al puñeton de mi camarada diciéndole lo que sabía de la bruja y las cosas que me habían pasado jajsja (todo ogt yo) bueno tomamos las fotos sin mas problema y estuvimos ahí cerca de una hora comiendo porquería con unos cocones acá bien chidos, ya al final cuando estábamos guardando todo para tirarlo en otra parte, algo volvio a llamar a mi instinto, literal sentí a alguien que me miraba, al voltear entre una de las curvas pude observar como una mujer con pelo suelto se escondía mientras nos veía (Lo cual era muy difícil ya que estar parado en donde ella estaba significaba estar en un lago de agua estancada que es en extremo resbaloso) yo pues como buen Mexicano dije "¿Patas pa que las quiero?" y corrí sin decirle nada a mi amigo, de repente solo escucho un grito de mi amigo y veo como el wey me rebasa en corrida, (Literalmente al vato le salieron alas esa noche jajsjs) cuando me supera sentí como algo se pego en mi espalda o bueno mas precisamente como algo corría justo detrás de mí y dije -Diablos ahora que hago?- mi primer pensamiento fue este y cito a mi cerebro "Metele un vergazo" total me decidí a voltear y que no veo a nadie jasja ahí ya me calme y subí tranquilo tire la basura en un bote y fue con mi camarada (que todavía había corrido como unas cinco cuadras jajsja y me dice -¿La viste vato?- y pues sentí alivió por que pensé "Si me la alucine y corri que pendejo me voy a ver jsjsjs" ya al final de la historia compramos unos tacos y nos calmamos, pero queremos volver con las camaras para ver si la grabamos. 
Disculpen pero es mi primer post, espero que les guste realmente en el desarrollo me dio bastante suspenso y miedo, al llegar al climax en el arroyo debo admitir que estaba super kgado pero Dios ahora lo recuerdo y me divierte. En fin si vuelvo a ir traeré pruebas:)
submitted by DAG0NHP to Miedo [link] [comments]


2020.05.07 20:17 Conejo350 RAIN OF MOONS

hey whatsap, a big greeting, to all the gamers, I am Victor de la cruz better known as "Conejo350", I invite you to read a story he was creating, I hope you like it and I hope that someday we will make a great franchise. and create a video game.

please use the google translate.


RAIN OF MOONS

Todos alguna vez hemos contado una historia, ya sea real, falsa, modificada o creada, historias que pasaron hace muchos años, hace unos meses, días, horas, minutos, incluso pequeña historias que pasaron hace segundos, en el presente, pasado y futuro, historias que justo ahora se están escribiendo, como tú en un especifico espacio de la galaxia, planeta, continente, país, ciudad, leyendo esto con mucha atención o con poca atención, sin embargo es inevitable dejar de que se escriban las historias de las personas, claro, hasta el día en el que mueran… o acaso estaré equivocado?

Ya que estamos hablando de historia, les contare mi historia, de cómo llegue a ser un inmortal.

Me llamo “IVAR” tengo 20 años, nací en la CDMX en el planeta “meta”, vivo en un barrio pobre con mi padre científico; en el universo en el que vivo la tecnología es muy avanzada o al menos eso pensamos, tal vez sea por el séptimo planeta , un satélite del tamaño de un planeta con sus propios ecosistemas y con suficiente poder como para manipular la materia, actualmente en el séptimo planeta viven las personas más ricas de los demás planetas, pero lo más importante es que fue creado por John wade quien nació en el año 1998 y murió en el año 2092, también fundo la empresa “Conejo 350”, mi bisabuelo era la competencia de John Wade, ellos tenían alguna clase de mini guerra fría pero en fin mi abuelo perdió y así fue como terminó viviendo pobre en una casa grande en un barrio pobre, lo cual es extraño, cuando toco el tema con mi papá el sólo baja al sótano a su laboratorio y sigue con sus proyectos. Mi padre está casi todo el día en el sótano trabajando con sus proyectos para presentarlos en la feria de ciencias, él está un poco deprimido, mi madre se divorció de él hace un par de años y bueno creo que estará bien. Quiero fundar una empresa con base de hierro como Conejo350 y así hacer mis propias creaciones, actualmente estudio la carrera de ingeniería mecatrónica y diseño industrial, en mi tiempo libre aprendo otras cosas por la simple curiosidad de estar aprendiendo y si, lo sé, parezco un nerd pero en realidad soy algo sociable, me gusta el dubstep… si bueno me gusta lo retro, me encantan los moviegame, hablar de novedades, hacer críticas, hago alguna clase de deporte que consiste en saltar, correr y evitar obstáculos, parece como si estuviera describiendo un día en el que llegara tarde a clases y se me olvidara la cartera en casa, bueno pues está a punto de pasar en tres, dos, uno.

Escucha eso, es el sonido de mi alarma sonando a las 6:30, que es la alarma que indica que llego tarde pero que aún entro a clases, la universidad no me queda tan lejos pero igual para llegar más rápido uso mi patineta eléctrica que é estado diseñando aun le hacen faltan detalles pero para ir tarde a la escuela funciona bien, los miércoles paso por un tianguis y en lo que paso a veces agarro una que otra muestra gratis de los puestos de frutas para desayunar, al llegar a la universidad siempre saludo a mis amigos que están en las canchas de gravityball y a mi mejor amigo “mark”; siempre me é preguntado en que estaban pensado nuestros padres al ponernos nuestros nombres, mi padre dice que estaba pensando en un nombre elegante y rustico, la verdad a mí no me convence del todo, pero lo acepto y me gusta cómo suena, a Mark y a mí nos encanta jugar un moviegame llamado “the Word” que consiste en hacer mini misiones, robar, ganar dinero, subir de nivel y desbloquear cosas y todo en un planeta entero, ese juego en una PCjacket es de lo máximo, normalmente veo a Mark jugando pero hoy lo veía algo alterado y él estaba viendo las noticias le pregunte ¿porque?, me dijo que hoy hackearon las redes de Conejo350, me dijo que subieron un video a las redes diciendo esto “Que los 7 planetas sepan que el conejo ya no tiene madriguera”, todos estábamos confundidos y tranquilos porque todos sabemos que la empresa se ubica en el séptimo planeta, pero él del video lo dijo como si fuera un secreto y por otro lado, sea lo que le pudiera pasar al satélite no afectaría al “planeta meta” porque es la única que no es dependiente del séptimo. Todos sospechamos que los terroristas eran del “planeta buta” ya que es el planeta con más países de pobreza y en donde hay constantes guerras, claro no digo que no haya delincuencia en todos lados, pero no es tan feo como allá en el planeta buta.Al terminar las clases vamos yo y Mark a darnos unas vueltas por una galería de 8 pisos que normalmente la clase social “nuevos ricos” o “creadores de contenido” van a menudo a conseguir piezas de todo tipo de electrónica, motores espaciales, computación, Comunicaciones, etc, yo y Mark vamos para ver piezas y darnos ideas para algunos proyectos o incluso para darnos nuevas ideas para proyectos pero siempre nos quedamos con las ganas por la falta de dinero, tengo una cochera muy grande para naves pensaba poner un taller y tal vez cobrar por el uso de las herramientas, no creo que sea mala idea, es solo de poner una que otra reglas. Tengo unos amigos que trabajan en puestos de electrónica y aeromotores y siempre les pregunto de alguna novedad. Actual mente tengo unos proyectos sin completar, pero el proyecto más completo que tengo, es un dron de carreras con un diseño de una nave que justo ese diseño es una versión escala de otro proyecto de una nave, se supone que por su diseño y la potencia del propulsor debería ser rápida y ágil para las curvas cerradas, el dron apenas y puede volar, solo faltan los otros cuatros propulsores que son los más caros y un poco difíciles de conseguir, después de un rato le dije a Mark que iría al área de computo, me dijo que quería un café, como la cafetería queda de paso a la salida le dije que pidiera y me esperara, en lo que nos separábamos note que una persona con una gabardina me estaba mirando con una mirada de preocupación, yo lo ignore al tipo por un tiempo, en lo que iba caminando pensaba en lo genial que estaba su gabardina, la verdad, yo e estado buscando una buena gabardina para armar una buena PCjacket y mostrarla en una convención gamer o algo por el estilo, a medio camino hacia el área de computo escuche como una persona tropezaba detrás de mí, volteé y lo único que vi fue una clase de capa rasgada y gastada, lo único que pensé fue, “ja, que chistoso” y seguí caminando hacia el área de computo, al llegar pregunte por diferencia de precios entre marcas de una tarjeta RAM de 128 GB y en lo que me estaba explicando el vendedor, pude llegar a escuchar a una persona que estaba llamando por teléfono, lo único que llegue a escuchar fue “Él chico no es una amenaza”, yo directamente lo ignore y seguí escuchando al vendedor, me explico todo le pedí una tarjeta en donde lo pudiera contactar y me fui a la cafetería que es donde estaba Mark esperándome con un delicioso café, en lo que Mark se tomaba su café yo saque dos cuadernos que uso para mis proyectos en uno hago un boceto y anoto las medidas de mis ideas que tengo y en la otra escribo los materiales y precios de las cosas que necesitaría para llevar a cabo el proyecto y me puse a anotar los precios de la tarjeta ram de 128 GB para la PCjacket y en el otro cuaderno empecé a dibujar las dimensiones, normalmente las tarjetas ram se ponen en el tríceps derecho e izquierdo, la tarjeta madre va en la espalda la tarjeta gráfica va en la espalda baja, discos duros y otros hardware van en la parte de enfrente, también se puede poner una cámara web flotante en el hombro derecho o izquierdo y mi parte favorita son la gafas de realidad mixta, hay de todo tipo, pero mí preferidas son de estilo reto, pero también eso depende del presupuesto. Cuando Mark termino su café salimos de la plaza y le dije que si me podía pagar el viaje del Metro por haber olvidado mi cartera, mark siempre me dice que me ponga el implante que da el gobierno, pero la verdad a mí siempre me gusto usar las tarjetas, es una lástima que quieran eliminar las tarjetas con chip, por implantes de chip, en esta ocasión Mark me convenció de que me lo ponga talvez fue porque me amenazo, si… creo que fue por eso, bueno después caminamos al metro y en lo que íbamos vi un auto muy antiguo y en buen estado que me encanta, era un vulpix del 2018 coupe con franjas de diseño digital, un auto alerón y quemacocos, los autos actuales tienes diseños simples y bueno son un poco cliché pero sin embargo hay uno que otros diseños que si valen el esfuerzo, uno de mis proyectos es un diseño de un automóvil, bueno la verdad son 3 diseños uno elegante otro deportivo y una camioneta familiar todo terreno. Cuando llegamos al metro Marck me pago mi pasaje y de ahí nos despedimos pues él vive en la dirección contraria, a mí me encanta viajar en metro y más en la noche, porque en la noche tienes una vista asombrosa de casi todos los anuncios holográficos de las marcas y los locales pues algo que se a vuelto popular son las presentaciones y a mí me encantan las presentaciones de todo tipo, como los anuncios, las texturas, formas, incluso olores aunque suene extraño y la manipulaciones de las gamas de colores, lo que más usan en las presentaciones son luces led de colores pero sin embargo creo que lo están usando mal pues para la vista no se puede llegar a apreciar si tienes unas luces led apuntando a tu cara, e estado trabajando en una forma de esconder la luces led pero haciendo que ilumine como si no estuviera escondido y sin quitar visibilidad de aquello que se quiera presentar, la verdad mi cabeza está llena de proyectos que antes eran ideas de cuando estudiaba la preparatoria. Al llegar a la estación “ónix” baje y camine cerca de medio kilometro hacia mi casa, no me molesta caminar tanto de echo me gusta porque en las calles cuando es de noche uno puede entretenerse con los anuncios o al menos yo me entretengo, al llegar a casa note que había una marca de disparo en la puerta de mi casa y en la calle estaba con marcas de quemadura, cuando entre con mucha cautela note que la puerta del sótano estaba abierta, yo tengo prohibido bajar, no tengo tanta idea de porqué pero es mi padre y le tengo que hacer caso, revise toda la casa por si acaso pero no encontré nada, después le llame a mi padre para ver si estaba bien, me dijo que está bien y que estaba en el sótano trabajando con sus proyectos le pregunte si sabe de algo de lo que paso en la entrada y me dijo que sí que había pasado un pequeño tiroteo aunque no lo consideraba como un tiroteo ya que era metal contra plasma, le pregunte que como sabia de eso y me dijo que le había contado la vecina toda chismosa y concorde con él, camine a la cocina para servirme un tarro de mi refresco favorito “furrcola” y después me senté en el sillón prendí el smartproyect para ver vídeos de entretenimiento y vídeos musicales para descansar y distraerme de problemas o de otras cosas, después de un rato me empezó a dar hambre, me levante y camine hacia la cocina y en la mesa de cocina solo la toque para que se activara y me mostrara lo que pudiera cocinar, hoy mi padre compro la despensa por lo que tengo muchas opciones pero lo que más me encanta cocinar son las pizzas son fáciles de cocinar y me quedan deliciosas, después de ver la despensa decidí hacerme una pizza de pepperoni, después de unos 40 minutos de cocinar saque la pizza del horno de plasma y la puse en la mesa, cuando saco una rebanada y le doy un buen mordisco siempre me pregunto “¿Por qué soy tan bueno en cosas como esta?” y después recuerdo que vengo de una rama de las persona más inteligente que jamás haya existido en excepción de mi padre, no digo que sea un tonto o loco del todo pero si tiene una que otra cosa que le falla, después de cenar ya solo fui a mi cuarto para hacer tareas y jugar moviegames con mark y otros amigos y prácticamente así fue como termino mi día.-Mañana por la mañana-Desperté con miedo y terror el corazón me palpitaba mucho y muy fuerte estaba espantado y no sabía que hacer, esto se debe a que tuve una pesadilla un tanto extraña, ok, iniciemos por el principio
submitted by Conejo350 to gamers [link] [comments]


2020.05.07 12:59 Conejo350 RAIN OF MOONS

hey whatsap, a big greeting, to all the gamers, I am Victor de la cruz better known as "Conejo350", I invite you to read a story he was creating, I hope you like it and I hope that someday we will make a great franchise. and create a video game.
please use the google translate.
RAIN OF MOONS
Todos alguna vez hemos contado una historia, ya sea real, falsa, modificada o creada, historias que pasaron hace muchos años, hace unos meses, días, horas, minutos, incluso pequeña historias que pasaron hace segundos, en el presente, pasado y futuro, historias que justo ahora se están escribiendo, como tú en un especifico espacio de la galaxia, planeta, continente, país, ciudad, leyendo esto con mucha atención o con poca atención, sin embargo es inevitable dejar de que se escriban las historias de las personas, claro, hasta el día en el que mueran… o acaso estaré equivocado?
Ya que estamos hablando de historia, les contare mi historia, de cómo llegue a ser un inmortal.
Me llamo “IVAR” tengo 20 años, nací en la CDMX en el planeta “meta”, vivo en un barrio pobre con mi padre científico; en el universo en el que vivo la tecnología es muy avanzada o al menos eso pensamos, tal vez sea por el séptimo planeta , un satélite del tamaño de un planeta con sus propios ecosistemas y con suficiente poder como para manipular la materia, actualmente en el séptimo planeta viven las personas más ricas de los demás planetas, pero lo más importante es que fue creado por John wade quien nació en el año 1998 y murió en el año 2092, también fundo la empresa “Conejo 350”, mi bisabuelo era la competencia de John Wade, ellos tenían alguna clase de mini guerra fría pero en fin mi abuelo perdió y así fue como terminó viviendo pobre en una casa grande en un barrio pobre, lo cual es extraño, cuando toco el tema con mi papá el sólo baja al sótano a su laboratorio y sigue con sus proyectos. Mi padre está casi todo el día en el sótano trabajando con sus proyectos para presentarlos en la feria de ciencias, él está un poco deprimido, mi madre se divorció de él hace un par de años y bueno creo que estará bien. Quiero fundar una empresa con base de hierro como Conejo350 y así hacer mis propias creaciones, actualmente estudio la carrera de ingeniería mecatrónica y diseño industrial, en mi tiempo libre aprendo otras cosas por la simple curiosidad de estar aprendiendo y si, lo sé, parezco un nerd pero en realidad soy algo sociable, me gusta el dubstep… si bueno me gusta lo retro, me encantan los moviegame, hablar de novedades, hacer críticas, hago alguna clase de deporte que consiste en saltar, correr y evitar obstáculos, parece como si estuviera describiendo un día en el que llegara tarde a clases y se me olvidara la cartera en casa, bueno pues está a punto de pasar en tres, dos, uno.
Escucha eso, es el sonido de mi alarma sonando a las 6:30, que es la alarma que indica que llego tarde pero que aún entro a clases, la universidad no me queda tan lejos pero igual para llegar más rápido uso mi patineta eléctrica que é estado diseñando aun le hacen faltan detalles pero para ir tarde a la escuela funciona bien, los miércoles paso por un tianguis y en lo que paso a veces agarro una que otra muestra gratis de los puestos de frutas para desayunar, al llegar a la universidad siempre saludo a mis amigos que están en las canchas de gravityball y a mi mejor amigo “mark”; siempre me é preguntado en que estaban pensado nuestros padres al ponernos nuestros nombres, mi padre dice que estaba pensando en un nombre elegante y rustico, la verdad a mí no me convence del todo, pero lo acepto y me gusta cómo suena, a Mark y a mí nos encanta jugar un moviegame llamado “the Word” que consiste en hacer mini misiones, robar, ganar dinero, subir de nivel y desbloquear cosas y todo en un planeta entero, ese juego en una PCjacket es de lo máximo, normalmente veo a Mark jugando pero hoy lo veía algo alterado y él estaba viendo las noticias le pregunte ¿porque?, me dijo que hoy hackearon las redes de Conejo350, me dijo que subieron un video a las redes diciendo esto “Que los 7 planetas sepan que el conejo ya no tiene madriguera”, todos estábamos confundidos y tranquilos porque todos sabemos que la empresa se ubica en el séptimo planeta, pero él del video lo dijo como si fuera un secreto y por otro lado, sea lo que le pudiera pasar al satélite no afectaría al “planeta meta” porque es la única que no es dependiente del séptimo. Todos sospechamos que los terroristas eran del “planeta buta” ya que es el planeta con más países de pobreza y en donde hay constantes guerras, claro no digo que no haya delincuencia en todos lados, pero no es tan feo como allá en el planeta buta.Al terminar las clases vamos yo y Mark a darnos unas vueltas por una galería de 8 pisos que normalmente la clase social “nuevos ricos” o “creadores de contenido” van a menudo a conseguir piezas de todo tipo de electrónica, motores espaciales, computación, Comunicaciones, etc, yo y Mark vamos para ver piezas y darnos ideas para algunos proyectos o incluso para darnos nuevas ideas para proyectos pero siempre nos quedamos con las ganas por la falta de dinero, tengo una cochera muy grande para naves pensaba poner un taller y tal vez cobrar por el uso de las herramientas, no creo que sea mala idea, es solo de poner una que otra reglas. Tengo unos amigos que trabajan en puestos de electrónica y aeromotores y siempre les pregunto de alguna novedad. Actual mente tengo unos proyectos sin completar, pero el proyecto más completo que tengo, es un dron de carreras con un diseño de una nave que justo ese diseño es una versión escala de otro proyecto de una nave, se supone que por su diseño y la potencia del propulsor debería ser rápida y ágil para las curvas cerradas, el dron apenas y puede volar, solo faltan los otros cuatros propulsores que son los más caros y un poco difíciles de conseguir, después de un rato le dije a Mark que iría al área de computo, me dijo que quería un café, como la cafetería queda de paso a la salida le dije que pidiera y me esperara, en lo que nos separábamos note que una persona con una gabardina me estaba mirando con una mirada de preocupación, yo lo ignore al tipo por un tiempo, en lo que iba caminando pensaba en lo genial que estaba su gabardina, la verdad, yo e estado buscando una buena gabardina para armar una buena PCjacket y mostrarla en una convención gamer o algo por el estilo, a medio camino hacia el área de computo escuche como una persona tropezaba detrás de mí, volteé y lo único que vi fue una clase de capa rasgada y gastada, lo único que pensé fue, “ja, que chistoso” y seguí caminando hacia el área de computo, al llegar pregunte por diferencia de precios entre marcas de una tarjeta RAM de 128 GB y en lo que me estaba explicando el vendedor, pude llegar a escuchar a una persona que estaba llamando por teléfono, lo único que llegue a escuchar fue “Él chico no es una amenaza”, yo directamente lo ignore y seguí escuchando al vendedor, me explico todo le pedí una tarjeta en donde lo pudiera contactar y me fui a la cafetería que es donde estaba Mark esperándome con un delicioso café, en lo que Mark se tomaba su café yo saque dos cuadernos que uso para mis proyectos en uno hago un boceto y anoto las medidas de mis ideas que tengo y en la otra escribo los materiales y precios de las cosas que necesitaría para llevar a cabo el proyecto y me puse a anotar los precios de la tarjeta ram de 128 GB para la PCjacket y en el otro cuaderno empecé a dibujar las dimensiones, normalmente las tarjetas ram se ponen en el tríceps derecho e izquierdo, la tarjeta madre va en la espalda la tarjeta gráfica va en la espalda baja, discos duros y otros hardware van en la parte de enfrente, también se puede poner una cámara web flotante en el hombro derecho o izquierdo y mi parte favorita son la gafas de realidad mixta, hay de todo tipo, pero mí preferidas son de estilo reto, pero también eso depende del presupuesto. Cuando Mark termino su café salimos de la plaza y le dije que si me podía pagar el viaje del Metro por haber olvidado mi cartera, mark siempre me dice que me ponga el implante que da el gobierno, pero la verdad a mí siempre me gusto usar las tarjetas, es una lástima que quieran eliminar las tarjetas con chip, por implantes de chip, en esta ocasión Mark me convenció de que me lo ponga talvez fue porque me amenazo, si… creo que fue por eso, bueno después caminamos al metro y en lo que íbamos vi un auto muy antiguo y en buen estado que me encanta, era un vulpix del 2018 coupe con franjas de diseño digital, un auto alerón y quemacocos, los autos actuales tienes diseños simples y bueno son un poco cliché pero sin embargo hay uno que otros diseños que si valen el esfuerzo, uno de mis proyectos es un diseño de un automóvil, bueno la verdad son 3 diseños uno elegante otro deportivo y una camioneta familiar todo terreno. Cuando llegamos al metro Marck me pago mi pasaje y de ahí nos despedimos pues él vive en la dirección contraria, a mí me encanta viajar en metro y más en la noche, porque en la noche tienes una vista asombrosa de casi todos los anuncios holográficos de las marcas y los locales pues algo que se a vuelto popular son las presentaciones y a mí me encantan las presentaciones de todo tipo, como los anuncios, las texturas, formas, incluso olores aunque suene extraño y la manipulaciones de las gamas de colores, lo que más usan en las presentaciones son luces led de colores pero sin embargo creo que lo están usando mal pues para la vista no se puede llegar a apreciar si tienes unas luces led apuntando a tu cara, e estado trabajando en una forma de esconder la luces led pero haciendo que ilumine como si no estuviera escondido y sin quitar visibilidad de aquello que se quiera presentar, la verdad mi cabeza está llena de proyectos que antes eran ideas de cuando estudiaba la preparatoria. Al llegar a la estación “ónix” baje y camine cerca de medio kilometro hacia mi casa, no me molesta caminar tanto de echo me gusta porque en las calles cuando es de noche uno puede entretenerse con los anuncios o al menos yo me entretengo, al llegar a casa note que había una marca de disparo en la puerta de mi casa y en la calle estaba con marcas de quemadura, cuando entre con mucha cautela note que la puerta del sótano estaba abierta, yo tengo prohibido bajar, no tengo tanta idea de porqué pero es mi padre y le tengo que hacer caso, revise toda la casa por si acaso pero no encontré nada, después le llame a mi padre para ver si estaba bien, me dijo que está bien y que estaba en el sótano trabajando con sus proyectos le pregunte si sabe de algo de lo que paso en la entrada y me dijo que sí que había pasado un pequeño tiroteo aunque no lo consideraba como un tiroteo ya que era metal contra plasma, le pregunte que como sabia de eso y me dijo que le había contado la vecina toda chismosa y concorde con él, camine a la cocina para servirme un tarro de mi refresco favorito “furrcola” y después me senté en el sillón prendí el smartproyect para ver vídeos de entretenimiento y vídeos musicales para descansar y distraerme de problemas o de otras cosas, después de un rato me empezó a dar hambre, me levante y camine hacia la cocina y en la mesa de cocina solo la toque para que se activara y me mostrara lo que pudiera cocinar, hoy mi padre compro la despensa por lo que tengo muchas opciones pero lo que más me encanta cocinar son las pizzas son fáciles de cocinar y me quedan deliciosas, después de ver la despensa decidí hacerme una pizza de pepperoni, después de unos 40 minutos de cocinar saque la pizza del horno de plasma y la puse en la mesa, cuando saco una rebanada y le doy un buen mordisco siempre me pregunto “¿Por qué soy tan bueno en cosas como esta?” y después recuerdo que vengo de una rama de las persona más inteligente que jamás haya existido en excepción de mi padre, no digo que sea un tonto o loco del todo pero si tiene una que otra cosa que le falla, después de cenar ya solo fui a mi cuarto para hacer tareas y jugar moviegames con mark y otros amigos y prácticamente así fue como termino mi día.-Mañana por la mañana-Desperté con miedo y terror el corazón me palpitaba mucho y muy fuerte estaba espantado y no sabía que hacer, esto se debe a que tuve una pesadilla un tanto extraña, ok, iniciemos por el principio
submitted by Conejo350 to gamersbook [link] [comments]


2020.05.04 05:23 Conejo350 RAIN OF MOONS

Hola que tal, soy un creador de contenido, por mi gran aburrimiento me puse a escribir una historia, espero que les guste y tal vez crear una franquicia.
RAIN OF MOONS
Todos alguna ves hemos contado una historia, ya sea real, falsa, modificada o creada, historias que pasaron hace muchos años, hace unos meses, días, horas, minutos, incluso pequeña historias que pasaron hace segundos, en el presente, pasado y futuro, historias que justo ahora se están escribiendo, como tú en un especifico espacio de la galaxia, planeta, continente, país, ciudad, leyendo esto con mucha atención o con poca atención, sin embargo es inevitable dejar de que se escriban las historias de las personas, claro, hasta el día en el que mueran… o acaso estaré equivocado?
Ya que estamos hablando de historia, les contare mi historia, de cómo llegue a ser un inmortal.
Me llamo “IVAR” tengo 20 años, nací en la CDMX en el planeta “meta”, vivo en un barrio pobre con mi padre científico; en el multi universo en el que vivo la tecnología es muy avanzada o al menos eso pensamos, tal vez sea por el séptimo planeta , un satélite del tamaño de un planeta con sus propios ecosistemas y con suficiente poder como para manipular la materia, actualmente en el séptimo planeta viven las personas más ricas de los demás planetas, pero lo más importante es que fue creado por Jhon wade quien nació en el año 1998 y murió en el año 2092, también fundo la empresa “Conejo 350”, mi bisabuelo era la competencia de Jhon Wade, ellos tenían alguna clase de mini guerra fría pero en fin mi abuelo perdió y así fue como terminó viviendo pobre en una casa grande en un barrio pobre, lo cual es extraño, cuando toco el tema con mi papá el sólo baja al sótano a su laboratorio y sigue con sus proyectos. Mi padre esta casi todo el día en el sótano trabajando con sus proyectos para presentarlos en la feria de ciencias, él está un poco deprimido, mi madre se divorció de él hace un par de años y bueno creo que estará bien. Quiero fundar una empresa con base de hierro como Conejo350 y así hacer mis propias creaciones, actualmente estudio la carrera de ingeniería mecatrónica y diseño industrial, en mi tiempo libre aprendo otras cosas por la simple curiosidad de estar aprendiendo y si, lo sé, parezco un nerd pero en realidad soy algo sociable, me gusta el dubstep… si bueno me gusta lo retro, me encantan los moviegame, hablar de novedades, hacer críticas, hago alguna clase de deporte que consiste en saltar, correr y evitar obstáculos, parece como si estuviera describiendo un día en el que llegara tarde a clases y se me olvidara la cartera en casa, bueno pues está a punto de pasar en tres, dos, uno.
Escucha eso, es el sonido de mi alarma sonando a las 6:30, que es la alarma que indica que llego tarde pero que aun entro a clases, la universidad no me queda tan lejos pero igual para llegar más rápido uso mi patineta eléctrica que é estado diseñando aun le hacen faltan detalles pero para ir tarde a la escuela funciona bien, los miércoles paso por un tianguis y en lo que paso a veces agarro una que otra muestra gratis de los puestos de frutas para desayunar, al llegar a la universidad siempre saludo a mis amigos que están en las canchas de gravityball y a mi mejor amigo “mark”; siempre me é preguntado en que estaban pensado nuestros padres al ponernos nuestros nombres, mi padre dice que estaba pensando en un nombre elegante y rustico, la verdad a mí no me convence del todo, pero lo acepto y me gusta cómo suena, a Mark y a mí nos encanta jugar un moviegame llamado “the Word” que consiste en hacer mini misiones, robar, ganar dinero, subir de nivel y desbloquear cosas y todo en un planeta entero, ese juego en una PCjacket es de lo máximo, normalmente veo a Mark jugando pero hoy lo veía algo alterado y él estaba viendo las noticias le pregunte ¿porque?, me dijo que hoy hackearon las redes de Conejo350, me dijo que subieron un video a las redes diciendo esto “Que los 7 planetas sepan que el conejo ya no tiene madriguera”, todos estábamos confundidos y tranquilos porque todos sabemos que la empresa se ubica en el séptimo planeta, pero él del video lo dijo como si fuera un secreto y por otro lado, sea lo que le pudiera pasar al satélite no afectaría al “planeta meta” porque es la única que no es dependiente del séptimo. Todos sospechamos que los terroristas eran del “planeta buta” ya que es el planeta con más países de pobreza y en donde hay constantes guerras, claro no digo que no haya delincuencia en todos lados, pero no es tan feo como allá en el planeta buta.Al terminar las clases vamos yo y mark a darnos unas vueltas por una galería de 8 pisos que normalmente la clase social “nuevos ricos” o “creadores de contenido” van a menudo a conseguir piezas de todo tipo de electrónica, motores espaciales, computación, Comunicaciones, etc, yo y mark vamos para ver piezas y darnos ideas para algunos proyectos o incluso para darnos nuevas ideas para proyectos pero siempre nos quedamos con las ganas por la falta de dinero, tengo una cochera muy grande para naves pensaba poner un taller y tal vez cobrar por el uso de las herramientas, no creo que sea mala idea, es solo de poner una que otra reglas. Tengo unos amigos que trabajan en puestos de electrónica y aeromotores y siempre les pregunto de alguna novedad. Actual mente tengo unos proyectos sin completar, pero el proyecto más completo que tengo, es un dron de carreras con un diseño de una nave que justo ese diseño es una versión escala de otro proyecto de una nave, se supone que por su diseño y la potencia del propulsor debería ser rápida y ágil para las curvas cerradas, el dron apenas y puede volar, solo faltan los otros cuatros propulsores que son los más caros y un poco difíciles de conseguir, después de un rato le dije a mark que iría al área de computo, me dijo que quería un café, como la cafetería queda de paso a la salida le dije que pidiera y me esperara, en lo que nos separábamos note que una persona con una gabardina me estaba mirando con una mirada de preocupación, yo lo ignore al tipo por un tiempo, en lo que iba caminando pensaba en lo genial que estaba su gabardina, la verdad, yo e estado buscando una buena gabardina para armar una buena PCjacket y mostrarla en una convención gamer o algo por el estilo, a medio camino hacia el área de computo escuche como una persona tropezaba detrás de mí, volteé y lo único que vi fue una clase de capa rasgada y gastada, lo único que pensé fue, “ja, que chistoso” y seguí caminando hacia el área de computo, al llegar pregunte por diferencia de precios entre marcas de una tarjeta RAM de 128 GB y en lo que me estaba explicando el vendedor, pude llegar a escuchar a una persona que estaba llamando por teléfono, lo único que llegue a escuchar fue “Él chico no es una amenaza”, yo directamente lo ignore y seguí escuchando al vendedor, me explico todo le pedí una tarjeta en donde lo pudiera contactar y me fuí a la cafetería que es donde estaba mark esperándome con un delicioso café, en lo que mark se tomaba su café yo saque dos cuadernos que uso para mis proyectos en uno hago un boceto y anoto las medidas de mis ideas que tengo y en la otra escribo los materiales y precios de las cosas que necesitaría para llevar acabo el proyecto y me puse a anotar los precios de la tarjeta ram de 128 GB para la PCjacket y en el otro cuaderno empecé a dibujar las dimensiones, normalmente las tarjetas ram se ponen en el tríceps derecho e izquierdo, la tarjeta madre va en la espalda la tarjeta gráfica va en la espalda baja, discos duros y otros hardware van en la parte de enfrente, también se puede poner una cámara web flotante en el hombro derecho o izquierdo y mi parte favorita son la gafas de realidad mixta, hay de todo tipo, pero mí preferidas son de estilo reto, pero también eso depende del presupuesto. Cuando Mark termino su café salimos de la plaza y le dije que si me podía pagar el viaje del Metro por haber olvidado mi cartera, mark siempre me dice que me ponga el implante que da el gobierno, pero la verdad a mí siempre me gusto usar las tarjetas, es una lastima que quieran eliminar las tarjetas con chip, por implantes de chip, en esta ocasión Mark me convenció de que me lo ponga talvez fue porque me amenazo, si… creo que fue por eso, bueno después caminamos al metro y en lo que íbamos vi un auto muy antiguo y en buen estado que me encanta, era un vulpix del 2018 coupe con franjas de diseño digital, un auto alerón y quemacocos, los autos actuales tienes diseños simples y bueno son un poco cliché pero sin embargo hay uno que otros diseños que si valen el esfuerzo, uno de mis proyectos es un diseño de un automóvil, bueno la verdad son 3 diseños uno elegante otro deportivo y una camioneta familiar todo terreno. Cuando llegamos al metro Marck me pago mi pasaje y de ahí nos despedimos pues el vive en la dirección contraria, a mí me encanta viajar en metro y mas en la noche, por que en la noche tienes una vista asombrosa de casi todos los anuncios holográficos de las marcas y los locales pues algo que se a vuelto popular son las presentaciones y a mi me encantan las presentaciones de todo tipo, como los anuncios, las texturas, formas, incluso olores aunque suene extraño y la manipulaciones de las gamas de colores, lo que mas usan en las presentaciones son luces led de colores pero sin embargo creo que lo están usando mal pues para la vista no se puede llegar a apreciar si tienes unas luces led apuntando a tu cara, e estado trabajando en una forma de esconder la luces led pero haciendo que ilumine como si no estuviera escondido y sin quitar visibilidad de aquello que se quiera presentar, la verdad mi cabeza está llena de proyectos que antes eran ideas de cuando estudiaba la preparatoria. Al llegar a la estación “ónix” baje y camine cerca de medio kilometro hacia mi casa, no me molesta caminar tanto de echo me gusta porque en las calles cuando es de noche uno puede entretenerse con los anuncios o al menos yo me entretengo, al llegar a casa note que había una marca de disparo en la puerta de mi casa y en la calle estaba con marcas de quemadura, cuando entre con mucha cautela note que la puerta del sótano estaba abierta, yo tengo prohibido bajar, no tengo tanta idea de porqué pero es mi padre y le tengo que hacer caso, revise toda la casa por si acaso pero no encontré nada, después le llame a mi padre para ver si estaba bien, me dijo que está bien y que estaba en el sótano trabajando con sus proyectos le pregunte si sabe de algo de lo que paso en la entrada y me dijo que sí que había pasado un pequeño tiroteo aunque no lo consideraba como un tiroteo ya que era metal contra plasma, le pregunte que como sabia de eso y me dijo que le había contado la vecina toda chismosa y concorde con él, camine a la cocina para servirme un tarro de mi refresco favorito “furrcola” y después me senté en el sillón prendí el smartproyect para ver videos de entretenimiento y videos musicales para descansar y distraerme de problemas o de otras cosas, después de un rato me empezó a dar hambre, me levante y camine hacia la cocina y en la mesa de cocina solo la toque para que se activara y me mostrara lo que pudiera cocinar, hoy mi padre compro la despensa por lo que tengo muchas opciones pero lo que más me encanta cocinar son las pizzas son fáciles de cocinar y me quedan deliciosas, después de ver la despensa decidí hacerme una pizza de pepperoni, después de unos 40 minutos de cocinar saque la pizza del horno de plasma y la puse en la mesa, cuando saco una rebanada y le doy un buen mordisco siempre me pregunto “¿Por qué soy tan bueno en cosas como esta?” y después recuerdo que vengo de una rama de las persona más inteligente que jamás haya existido en excepción de mi padre, no digo que sea un tonto o loco del todo pero si tiene una que otra cosa que le falla, después de cenar ya solo fui a mi cuarto para hacer tareas y jugar moviegames con mark y otros amigos y prácticamente así fue como termino mi día.-Mañana por la mañana-Desperté con miedo y terror el corazón me palpitaba mucho y muy fuerte estaba espantado y no sabia que hacer, esto se debe a que tuve una pesadilla un tanto extraña… ok, iniciemos por el principio,
submitted by Conejo350 to mexico [link] [comments]


2020.04.16 16:23 IRF_123hi Vida de niñez

Vida de Niñez
Uno de niño piensa que la niñez es para siempre, quedándonos en nuestra burbuja de felicidad, al lado de nuestros prójimos, los cuales levantaron a un hijo. Pero la vida es injusta, lanzándose al vacío de la desesperación y la desigualdad, tú no sabes lo que es, inhumano, esa es la palabra correcta. Pasado las 12:20, las almas alegres salen a ser lo que son: la infancia pura como ángeles del cielo, a repartir su luz y sabiduría con nosotros. Pero no todos pueden ser libres, no. Te usan, engañan, y traicionan, todo desde los cuatro. Abusan de ti, y todo lo que intentas es mantener la calma, sabes que si das un paso más, sientes el aire en tu cara, y todo se envuelve de un cálido negro, ya pasó todo. Pero uno puede ser fuerte, y seguir con la frente en alto. Ahora que lo pienso, las rocas que pasan silbando de mi no son tan duras, mis manos estan tiesas, cuerpo rayado, alma destrozada, pero fe en alto. La banqueta desde aquí nunca se ha visto tan suave. Tal vez mis ideas no eran tan importantes, hechas trizas en el suelo, acompañado de unas carcajadas en el fondo, pero no son alegres , son malévolas, siento a satanás enfrente de mí, siento su brisa cruel, pero, ahora que lo pienso, tal vez mi ojo tiene un color chistoso, como de las paredes de mi mente, un ligero púrpura verdoso, con algunas lagunas rojas, Judas me susurra en el oído. Mente destrozada, motivación hecha trizas, pero la fe de Dios en alto. Tal vez vea alguna persona, aquella, la cual finalmente comprenda, que soy diferente y me acepte como tal. En las noches llora, suplica, no puede dormir, no puedo dormir. Mis padres no saben nada, no, un demonio me calló, me quitó el habla. Un cuerpo encontrado a las una de la mañana,tirado en la banqueta, junto a un techo. Presenta cráneo destrozado, igual que su vida, incluso antes de ir al limbo, el papel está mojado, de lágrimas saladas, con la tinta corrida, el cuerpo irreconocible y mide menos de metro cuarenta. Pudo haber pasado, pero mientras me adentraba más cerca del limbo, una estrella me reanimó. Esta estrella tenía la forma de una ángel, unos cuántos meses mayor, ella me quitó mi desesperación, siendo la primera persona en valorarme en mucho tiempo, era parecida a mí, solo que con un carácter mucho más fuerte, ella no se dejaba, luchaba, yo aspiraba a ser como ella, ella me salvó de algo que no voy a decir directamente, no le vamos a dar ese gusto a esa birria, en mi momento de desesperación, reuní las mínimas fuerzas que me quedaban. Y casi cometo algo con ellas que no era algo agradable. Esa noche, en el tejado, me dije:. Yo quería ser como un pájaro, y en lo más alto volar, al menos he de intentar. Pero ella me detuvo , me dio otras alas, para poder lograr mis metas, pero estas alas no apuntaban al limbo, apuntaban a la prosperidad y a una buena vida. Pasamos varios buenos momentos, era tan especial para mí que la amistad no alcanzaba. Era la primera vez que sabía lo que era un amor sincero. El tiempo fue pasando, la marea subía y bajaba, pero yo ya tenía un ancla. Que lamentable es el que personas se dediquen a hacerle la vida imposible la vida a alguien hasta que renuncié a ella. Porque el querer quitarte la vida no es cobarde, ¿Sabes que sí lo es? El no aceptar las diferencias y apuñalar, torturar, destripar, y asesinar a alguien con sus estúpidos actos. Si ella no me hubiera hablado y aceptado, las fauces de la agonía me habrían consumido. Parece que mi corazón estaba desgarrado, pero con sus últimas fuerzas la amaba, nunca hablamos de ello, pero su beso selló mi corazón.
Estoy feliz de poder levantarme un día más, mis miedos existen, eso tal vez no vaya a cambiar, pero decidí que no me afectará. Está bien tener miedo, esta bien no aguantar más y querer rendirse, pero nunca tirar la toalla.
Mi corazón está desgarrado, pero latiendo de felicidad.
Atardecer, refrescante bocanada de aire fresco, bajo la sombra de un fiel árbol. La vida es para siempre dicen, día tras día, año tras año, monótonamente pasa el tiempo. Momentos olvidados, otros atormentando, pero mi desgarrado corazón sigue latiendo. Atardecer, brisa que cura, al lado de mi libro y mi lapicero. Mi brújula no sirve, no más, pero el corazón me guía. Abusado, maltratado y extorsionado, pero feliz. Siento mi alma fuerte como un león, pero los chicos sí que lloran. Atardecer...
Sentado, vivo para escribir, y escribo para vivir. Mi corazón, frágil, solo quiere un poco de paz. Feliz, optimista, enérgico, así la gente me describe, pero no saben que por dentro, no soy nada, solo sangre y sufrimiento. La vida sigue, a pesar de todo. El mundo gira, gira sin parar, tal y como mi mente. Hoy día me levanto un día más, teniendo poder, poder de controlar lo que me afecta. El cielo parece vacío, como mi alma, pero el firmamento tiene sus mil y un estrellas, como yo. El pasado, pasó. El presente es hoy, y el futuro, se que lo controlo, mi futuro.
Las pedradas pasan rozando mi cara, los golpes parecen palmadas de felicitación…
El futuro es hoy.
submitted by IRF_123hi to u/IRF_123hi [link] [comments]


2020.04.09 22:37 jmbbao Mensaje al personal médico de la chica pleyadiana

(se usa "bicho" porque youtube detecta "coronavirus" e inmediatamente procede al borrado del vídeo o del canal entero)
Entonces, ahora hago un llamado a los Doctores médicos y cualquier persona con acceso al problema del "bicho": Dejen de ser crédulos con las noticias oficiales y con los datos oficiales. Su obligación es con la gente. Dejen de lado sus carteras y su deseo de hacerse ricos apoyando las ventas de fármacos en sus consultorios a costa de la gente. Porque están siendo cómplices de GENOCIDIO. Y ya se les acaba el tiempo. El personal médico es la clave aquí para que en masa se sepa la verdad.
Que eso del "bicho" es un timo a nivel global. Atropello a la Humanidad, crimen sin precedentes.
No me tienen que creer a mí, con los mismos datos que están en línea oficiales se puede ver todo lo que no está bien, las discrepancias. Aún los médicos más matrix y pensando matrix pueden ver que esto no es ningún virus. La gente NO se está muriendo de nada que no sea normal. Son los mismos que de todas formas mueren cada año. Todo está manipulado. Vean los datos. Búsquenlos ustedes. Hagan algo. Y quítense esas mascarillas azules, que se ven ridículos delegando su poder a una mentira.
Esto de la moda New Age, de que todo es amor y luz, de no hacer nada, sólo "pensar positivamente", eso es promovido por el Cabal, porque los quieren ahí sentaditos como niños escolares. No los quieren proactivos. Por eso piensan positivamente, enfóquense en lo que quieren y todo eso, pero: Trabajen activamente hacia lo que quieren, no se queden ahí.
Esto es muy importante. Están en el 3D, entonces el pensar positivamente con "Ley de la Atracción" NO es suficiente. Hagan algo.
Si quieren ayudarse a enfocarse más en lo que sí desean entonces también hagan algo. Lo que pasa también es que no todos tienen esa fuerza de enfoque justo ahora, entonces el hacer algo ayuda mucho. Aunque sea salir con el celular a tomar fotos de hospitales vacíos. Sí, mantener las manos ocupadas, hacer volar la mente, ayuda a interiorizar, a ver todo más claro. Y si tienen una grabación del noticiero diciendo que en el hospital "La piedad de nuestro señor Rothschild" hay hileras de muertos y de enfermos, y ese hospital está cerca de donde viven, sean valientes y tomen vídeo de que está vacío.
No se van a infectar de nada.
submitted by jmbbao to podemos [link] [comments]


2020.01.12 14:46 B8_team Bitácora personal de Dra. Li Wong ---- centro de investigación de la estación beta----

---------------------------------------------------------------centro de investigación de la estación beta---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Dra. Li Wong-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------bitácora personal del sujeto experimental n°5------------------------------------------------
---03 de julio--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hoy la sujeto 5 a despertado por primera vez del coma inducido para poder trabajarla y "armarla" con la menor dificultad, ha pasado mucho tiempo de desvelo, jornadas trabajando y claro, de burlas por parte de los orangutanes que trabajan conmigo en este equipo burlándose de mi por mis dificultades ortográficas del idioma, como si esos idiotas supieran escribir perfectamente bien el mandarín tradicional, y lo que importara fuera la ortografía y no nuestra ciencia, como sea, los signos vitales de la sujeto eran normales, la actividad cerebral era normal, todos nos quedamos catatónicos cuando abrió por si misma los ojos cuando le quitamos la anestesia, y más aun cuando hablo, lógicamente como era esperado, no sabía ni quién era, pese a la sorpresa proseguimos con decirle el teatro que era la única sobreviviente de un horrible accidente de avión, y que estaba un año en coma con un numero exagerado de cirugías, ella sin nada más que apoyarse se lo creyó, después de fingir que le hacíamos procedimientos médicos normales, iniciamos otras “pruebas novedosas” para figurar su estado, estoy mue entusiasmada con los resultados, mientras que a ese patán de Murray solo le interesa entregarlos a la directiva.
---10 de julio--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La sujeto a respondido con normalidad a las pruebas, aunque primero note que algunas partes de su cuerpo tenían unos ligeros tics nerviosos, a medida que paso la semana se hicieron más seguidos y simultáneos, el cerebro no muestra daño físico y los nervios responden bien a los estímulos, cuando propuse la respuesta ese egocéntrico de Ronan se rio de mi, cuando dije hay que hacer más pruebas más invasivas Murray simplemente acepto con una sonrisa.
---20 de agosto-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La sujeto a sido puesta en coma inducido de nuevo, después de ese horrible percance que ocurrió, ella expreso que no creía que estuviera en un hospital y exigía a gritos salir, y tubo episodios que podrían describirse como convulsiones y vómitos, además de que ya ha intentado “escapar” de este sitio, el último intento derramo el vaso, no se lo dije a nadie, pero cuando mordió el cuello del guardia y le arranco el pedazo de carne provocando que casi muriera desangrado, jamás la vi escupirlo, voy a tener una reunión con el equipo para decidir qué hacer con ella, espero que no terminen eliminándola por representar un peligro, ya que solo se defendía, o al menos eso quiero creer, aún sigo dándole vueltas para recordar si escupió, pero tal vez me engañe a mí misma, y si pregunto podría generar lo que no quiero, espero que esto no genere consecuencias más adelante, un guardia que casi muere ya es casi pretexto para ponerme a trapear los pisos.
---22 de agosto-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Se ha decidido borrarle la memoria a la sujeto e iniciar con las otras pruebas que no pudimos terminar, esperamos que pase un tiempo antes de que vuelva a generar esas mismas ideas, ojala sea más cooperativa por más tiempo. Y que no convulsione claro, la única teoría que puede explicar eso es esa por la que Ronan se rio cuando la dije, ahora simplemente se queda callado.
---01 de septiembre----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La sujeto a reaccionado de manera diferente respecto a la primera vez que despertó, esta vez era muy antipática, y demostraba poco interés en sí misma y lo que la rodeaba, de nuevo, no demostró tener daño cerebral, y mi teoría resulta ser lo único que concuerda, en cuanto a las pruebas veremos que ocurre, Murray está presionando demasiado al personal y a la sujeto esperando obtener más resultados que no sean los de una persona promedio, y me presiona a mi por obtener resultados físicos que respalden la teoría, patán ignorante, la ciencia nunca se mueve más rápido por alguien, en especial si se trata de metafísica, proseguiremos con las pruebas con normalidad.
---22 de septiembre----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La sujeto ha vuelto a intentar “escapar” varias veces, y la convulsiones y vomito han vuelto, esta vez decidiremos mantenerla en un entorno más controlado para ver que intentara hacer cuando se dé cuenta que es inútil intentar de escapar, ya que no tiene ni idea de dónde y que tan aislada esta del resto del mundo, Murray sigue impaciente, pero está dispuesto a aceptar, ya que se espera obtener nuevos resultados con esto.
---04 de octubre---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La sujeto está en coma de nuevo, esta vez no es porque representaba una amenaza al personal, sino porque la representaba para sí misma, intentaba arrancarse los dedos de las manos y los pies mordiéndoselos y tirando con fuerza, le preguntamos la razón y la respuesta fue que sabía que no eran parte de ella y que no los quería seguir teniendo, cosa que es cierta, pero nunca se le dijo, luego de eso se negó a comer y a ir al baño, eso que dijo era evidencia de mi teoría, más que suficiente para darle seguimiento, Murray obviamente está entusiasmado, proseguiremos con borrarle la memoria de nuevo y despertándola del coma otras tres veces más sin hacerle ninguna prueba más que la psicológica, luego volveremos a ponerla en coma y borrarle la memoria una vez más, y si logro predecir lo que pasara la teoría será acertada, quiero tener razón, pero a la vez no, porque solo dios sabe lo que hará Murray cuando se sepa.
---01 de noviembre-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La teoría es cierta, cuando fue oficial sentí escalofríos, cada vez que entra en coma se le borra la memoria y despierta, una de ellas toma el control del cuerpo, por eso los tics, convulsiones y vomito, son las otras cuatro tratando de tomar el control y en conflicto, controlando las partes que si les pertenecen de manera independiente, parece que no hay ningún tipo de comunicación entre ellas y ninguna sabe lo que pasa hasta un tiempo después, y cuando vuelve al coma, otra toma el control aun sin saber nada de lo que paso antes, y las partes que tienen tics son distintas, concordando con que no son las suyas pero sin de las demás, por desgracia también es un problema y abre las puertas a otras pruebas distintas, el equipo le ah puesto “reset” como nombre al procedimiento para ponerla en coma borrarle la memoria y despertarla, esta vez simplemente la pondremos en coma y le borraremos la memoria, para hacerle experimentos en vez de pruebas, Murray quiere lograr que una tenga el control total, pero que las otras cuatro permanezcan ahí y que puedan tomar el mando a nuestra voluntad, y de ser posible, abrir un puente de comunicación entre ellas, veremos que conseguimos.
---22 de diciembre------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Con el avance del experimento Y-1 que está en mando de otro equipo pudimos lograr que el cuerpo sea tomado de manera total por una de ellas, pero esta vez cuando despertó era como si supiera lo que sucedía, que no le habían hecho más de 600 horas de cirugía por un horrible accidente, o que no estaba en una clínica, como si recordara lo que le había pasado, pero estuviera fingiendo, seguiremos observándola de cerca, también denominamos a cada una de ellas con un numero, ahora mismo la está controlando la número 3, seguiremos con las pruebas estándar mientras buscamos una manera de crear un puente de comunicación.
---6 de enero-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La sujeto a sido sometida a varios “reset” tanto para saber si el control del cuerpo alternaba con normalidad y ver si existía un puente, el puente no existe, o eso parece al menos, todas ellas reaccionan de la misma manera, como si supieran lo que paso pese al borrado de memoria, ahora mismo está en coma inducido, la ultima que tuvo el control fue la 5, esta vez porque de nuevo presenta una amenaza al personal, ahora que ellas controlan perfectamente el cuerpo se mueven con más agilidad, y cada una de ellas recurre de nuevo a morder con brutalidad, y a no escupir los trozos que arrancan… creo que algunos miembros del equipo también se han dado cuenta de ello, pero es el elefante de la habitación del que nadie quiere hablar, ya se tiene pensado como hacer el puente mediante una modificación del experimento Y-1, solo hay que esperar a que la directiva y el equipo encargado acepten, Ronan está dispuesto a ayudar como intermediario ya que trabaja ahora en los dos equipos.
---12 de febrero----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La modificación del Y-1 fue aprobada y ya se realizo el experimento con la sujeto, al despertar, ocurrió algo que jamás había ocurrido antes, simplemente sonrió y mantuvo esa sonrisa durante el teatro, luego de eso dijo que sabía que todo eso era mentira, que ahora ya sabía a la perfección quienes éramos, quien era y donde estaba, luego de eso hiso algo que de no ser porque está grabado jamás se creería, puso la palma de su mano en el pecho de uno de los miembros del equipo, y este salió disparo a gran velocidad contra una pared que estaba a más de seis metros de distancia, todos los que observamos eso nos quedamos boquiabiertos, luego hizo lo mismo con el personal de seguridad que trato de someterla, luego de eso salto más de 4 metros de altura y con la palma de sus manos destruyo la rejilla de acero reforzado que hay en la entrada de los ductos de ventilación y se metió entre ellos, ahora mismo todo el personal de seguridad de la estación esta buscándola con sensores térmicos, casi se le puede ver la baba de Murray por entregar estos resultados a la directiva y para realizar más pruebas y descubrir el porqué de esto, y sobre todo, como repetirlo, espero que no tarden en encontrarla.
---14 de febrero----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Han encontrado a la sujeto, pero no fue en los conductos, fue en el almacén donde se almacenaron las partes que sobraron de las cinco, y parece… que hiso lo innombrable con ellas, faltan los cuatro corazones, los dedos y hay mordidas en las extremidades y órganos… cuando la encontraron tenía un antebrazo en sus manos ensangrentadas, al igual que su boca, cuando me lo informaron salí corriendo al baño para vomitar, luego me siguieron algunos otros miembros del equipo, cuando regrese en si me informaron que lograron amordazarla en una camilla y la durmieron con tres veces la dosis normal de anestesia, en cuanto a los daños todas las partes de echaron a perder por completo, luego de que la sujeto despertó personalmente le pregunte porque demonios había hecho eso, y me respondió que no estaba dispuesta a compartir con partes que estaban unidas a ella, así que prefirió hacerlas parte de ella en cierta forma, después de quedarme viendo la pared como un zombi a solas por tres horas hable con Murray, y le dije mi nueva teoría, no creamos un puente entre ellas, las hicimos una… fue la conversación mas macabra que jamás eh tenido, pero eso no impedirá que Murray siga con sus pruebas, Ronan oficialmente se retiro del equipo y se unió al de los monstruos grises, dijo que prefiere esos monstruos que a la que nosotros creamos.
---10 de marzo-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hemos ideado todo un sistema de seguridad y pruebas diseñados específicamente para la sujeto 5, las pruebas han sido increíbles, con simplemente poner la palma de su mano en la superficie de un objeto los lanzara a gran distancia y velocidad como si los empujara, y puede impulsarse por los aires a mas de tres pisos de altura, también le hemos hecho varios “rest” pero es como si simplemente durmiera, recuerda a la perfección lo que paso el día antes lo cual nos tiene desconcertados, pese a que dice saber donde esta, los intentos de escapar no se detienen, de vez en cuando logra hacerlo y permanece un día completo en los conductos de aire, es algo que es casi ridículamente rutinario, Murray la ha presionado a un nivel inhumano para que haga las pruebas, va a provocar que quiera matarnos a todos, si es que incluso no ha estado planeando como hacerlo, ya ha matado a 4 personas por hacerlas volar por los aires y chocar contra la pared, y no alega ningún remordimiento, también detesta que la llamemos “sujeto número 5”, ella se dio un nombre propio, de cinco letras, y cada una es la inicial del nombre de las que la conforman, lo interesante es que nunca le dijimos sus nombres, o confirmamos lo que ella decía, mi teoría es irrefutablemente cierta, seguiremos con las pruebas hasta que creamos saber todo de lo que es capaz.
---03 de abril------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La sujeto a escapado de nuevo, lleva ya casi una semana desde que alguien la vio, francamente solo sabemos que está aquí gracias a que ha robado comida de las alacenas o de las recamaras personales de los demás habitantes, eso nos tiene a todos con los pelos de punta y nos hace voltear con rapidez cada vez que escuchamos un ruido detrás de nuestro, otros incluso han desarrollado insomnio, y parece que ha entrado en los ordenadores buscando una manera de salir de la estación, la presión por encontrarla en brutal, ya que aparentemente la rebelión de Alem se dirige hacia acá pese a todos los esfuerzos, y ya no tendremos refuerzos gracias al desastre mundial que esta pasando en la superficie, si no la encontramos antes de que llegue la rebelión, el personal de seguridad no tendrá más alternativa que abandonar la búsqueda y dedicarse a combatirla, dios, sea cual sea el limite se que lo eh pasado, pero por favor, has que la encuentren antes de que llegue la rebelión, o si no será inimaginable lo que pasara.
---26 de abril--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La rebelión está en la puerta, literalmente, llevan dos días tratando de hackear el sistema para abrirla, por lo que hemos podido ver son miles de soldados muy armados que fácilmente superan en número al personal de seguridad, es cuestión de tiempo para que logren abrirla, y la sujeto no aparece, tenemos ordenes de evacuar la estación y meter a todos los sujetos en su cámaras acorazadas cuando la rebelión logre abrir la puerta no sabrá cómo usarlos en nuestra contra, espero, ya se ha puesto un plan en marcha para capturar a la sujeto, parece prometedor, esperemos que resulte.
---28 de abril--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El plan resulto, logramos capturara a la sujeto de nuevo, sin duda bajo de peso y está llena de mugre, pero bajo custodia finalmente, por desgracia la rebelión logro abrir la puerta, ya se está librando una batalla a muerte entre ellos y el personal de seguridad, como dijo la orden, todo el personal empezó a evacuar la estacion, y estuvieron trasladando a la sujeto a su cámara acorazada mientras me preparaba para irme, pero no me di cuenta de que solo le asignaron dos guardias… obviamente escapo matando a los dos, no hay tiempo ni recursos para capturarla y debo largarme de inmediato a la estación Beta o al elevador espacial para entrar en la estación Alfa, si alguien está leyendo esto y la sujeto aun sigue libre, aléjese inmediatamente de ella, no establezca ningún tipo de contacto visual, no le hable a la sujeto, considérela altamente peligrosa y capaz de matar, y sobre todo, bajo ninguna circunstancia deje que escape a la superficie ya que hm hjhjmhjmhddh djjjjjj{´p}OÑl ky uqerwsaddgf hkjl l. o, ignore todo lo que dije antes y deje que la inofensiva ERICA haga lo que quiera, ya que solo quiere divertirse, y claro... ver por primera vez el sol... ;).
------------------------------------------------------------------------fin de la bitácora--------------------------------------------------------------------------------
submitted by B8_team to u/B8_team [link] [comments]


2019.10.25 21:50 jw_mentions Possible Discussion on /r/Extj in post "Hola! Mi Introducción"

I am a bot! Please send me a private message with any comments or feedback on how I work.
EDIT: As of Mon Oct 28 12:08:10 EDT 2019, the post is at [12pts1c]

About Post:

--- --- Notes
Submission Hola! Mi Introducción
Comments Hola! Mi Introducción
Author EmancipatedMinds
Subreddit /Extj
Posted On Thu Oct 24 16:12:12 EDT 2019
Score 12 as of Mon Oct 28 12:08:10 EDT 2019
Total Comments 17

Post Body:

¡Hola a todos! Esta será mi primera vez contando públicamente mi historia. Espero que algunos de ustedes puedan relacionarse y encontrar consuelo sabiendo que no están solos en este viaje y en sus sentimientos. Soy un testigo de Jehová de tercera generación. Mis abuelos por parte de mi madre fueron los primeros en unirse a la religión. Mi abuelo fue anciano durante muchos años hasta unos años antes de su muerte debido a problemas de salud. Mi abuela ha sido precursora regular la mayor parte de mi vida y también es ungida. Ellos criaron a sus hijos (mis dos tíos y mi madre) en un hogar de TJ muy estricto y muy conservador. Uno de mis tíos fue bautizado muy joven, pero luego fue expulsado y permaneció así hasta su muerte. Mi otro tío nunca se convirtió en un testigo dedicado, pero aún cree que es la verdad hasta el día de hoy. Mi madre siempre estuvo dentro y fuera de "la verdad", sin embargo, fue bautizada el pasado julio de 2019.
Nunca fui bautizado, lo intenté y, por suerte, me dijeron que no estaba lista. Yo era publicadora no bautizada y parte de la escuela del ministerio teocrático. Crecí firmemente creyendo que esta era la verdad a pesar de algunas dudas que tenía. Para mí fueron varias cosas. Primero, ¿cómo sabíamos realmente que Charles Taze Russell fue elegido por Dios para traer "la verdad"? ¿Qué evidencia teníamos de esto? Y tampoco pude superar la extrema homofobia que tienen los testigos de Jehová. Me resultó muy difícil decirle a alguien que serían destruidos simplemente por amar a otro ser humano. Después de 9 años de estar físicamente fuera pero todavía mentalmente dentro y aterrorizada de morir en Armagedón, decidí comenzar a investigar. Tenía que decidir de una vez por todas si volvería a las reuniones y dedicaría mi vida a Jehová.
Lo que encontré cambiaría mi vida para siempre. Empecé a ver Exjwfifth en Youtube. Su actitud calmada y pasiva me llevó a mirar más y comenzar a aprender toda la corrupción y las mentiras que creí que toda mi vida era verdad. Luego comencé a ver a otros activistas en YouTube y lentamente comencé a darme cuenta de que la verdad no era la verdad. Pasé meses y meses de depresión, ya que tenía que aceptar que todo lo que creía, todas las cosas que tenía tan cerca de mi corazón eran falsas. Ha sido una de las cosas más difíciles por las que he pasado en mi vida.
Finalmente me di cuenta de por qué nunca me sentí lo suficientemente bien, por qué sufría de ansiedad y depresión, por qué siempre vivía en un miedo constante y sentía una gran cantidad de culpa por todo lo que hacía y cómo me sentía. Fue devastador por decir lo menos. Con el tiempo, le dije a mi esposo (nunca fue Tj) que me dio todo el apoyo que necesitaba. Encontré un grupo de apoyo para los ex testigos de jehová, empeze a ir a terapia y así comencé mi viaje para sanar.
Hace un año y medio que me desperte y mientras que algunos días son buenos, algunos días son horribles. Algunos días me resulta difícil aceptar que me criaron en una secta. Las cosas han cambiado entre mi familia y yo. Ya no compartimos el vínculo de creer en “la verdad” y eso también ha sido un desafío. Pero la libertad que tengo ahora para vivir mi vida como quiero vale la pena la batalla. Quien lea esto quiero que sepas que no estás solo. Tienes una comunidad de personas que conocen y comprenden tu dolor, tu sufrimiento, y tu alegria de ser libre. Hay mucha esperanza después de la watchtower, hay una vida hermosa y maravillosa fuera de esta religión si estás dispuesto a soportar el viaje para llegar allí. Hay felicidad más allá de lo que puedas imaginar. Agárrate fuerte, amigo, ¡mejora cada día!
"Las aves nacidas en una jaula piensan que volar es una enfermedad" - Alejandro Jodorowsky

Related Comments (1):

--- --- Notes
Author EmancipatedMinds
Posted On Fri Oct 25 15:13:24 EDT 2019
Score 2 as of Mon Oct 28 12:08:10 EDT 2019
Conversation Size 0
Body link
Queria preguntarte, tienes en estos moments un plan de salida? Entiendo que te sientas que vas a estar solo. Acuerdate, que tienes una comunidad de extj que te entienden y estan aqui para apoyarte. Como sugerencia, trata de hacer amistades fuera de los TJ antes de irte, sino es que ya lo has hecho. Asi por lo menos tendras compañia.
Tambien queria compartir contigo un mapa que esta en el reddit de los exjw en ingles que muestra en todas partes del mundo donde estan miembros de reddit extj. Quizas puedas encontrar personas en tu area que tambien te puedan apoyar. Abajo esta el link.
https://www.zeemaps.com/map?group=1671590
submitted by jw_mentions to jw_mentions [link] [comments]


2019.10.24 22:12 EmancipatedMinds Hola! Mi Introducción

¡Hola a todos! Esta será mi primera vez contando públicamente mi historia. Espero que algunos de ustedes puedan relacionarse y encontrar consuelo sabiendo que no están solos en este viaje y en sus sentimientos. Soy un testigo de Jehová de tercera generación. Mis abuelos por parte de mi madre fueron los primeros en unirse a la religión. Mi abuelo fue anciano durante muchos años hasta unos años antes de su muerte debido a problemas de salud. Mi abuela ha sido precursora regular la mayor parte de mi vida y también es ungida. Ellos criaron a sus hijos (mis dos tíos y mi madre) en un hogar de TJ muy estricto y muy conservador. Uno de mis tíos fue bautizado muy joven, pero luego fue expulsado y permaneció así hasta su muerte. Mi otro tío nunca se convirtió en un testigo dedicado, pero aún cree que es la verdad hasta el día de hoy. Mi madre siempre estuvo dentro y fuera de "la verdad", sin embargo, fue bautizada el pasado julio de 2019.
Nunca fui bautizado, lo intenté y, por suerte, me dijeron que no estaba lista. Yo era publicadora no bautizada y parte de la escuela del ministerio teocrático. Crecí firmemente creyendo que esta era la verdad a pesar de algunas dudas que tenía. Para mí fueron varias cosas. Primero, ¿cómo sabíamos realmente que Charles Taze Russell fue elegido por Dios para traer "la verdad"? ¿Qué evidencia teníamos de esto? Y tampoco pude superar la extrema homofobia que tienen los testigos de Jehová. Me resultó muy difícil decirle a alguien que serían destruidos simplemente por amar a otro ser humano. Después de 9 años de estar físicamente fuera pero todavía mentalmente dentro y aterrorizada de morir en Armagedón, decidí comenzar a investigar. Tenía que decidir de una vez por todas si volvería a las reuniones y dedicaría mi vida a Jehová.
Lo que encontré cambiaría mi vida para siempre. Empecé a ver Exjwfifth en Youtube. Su actitud calmada y pasiva me llevó a mirar más y comenzar a aprender toda la corrupción y las mentiras que creí que toda mi vida era verdad. Luego comencé a ver a otros activistas en YouTube y lentamente comencé a darme cuenta de que la verdad no era la verdad. Pasé meses y meses de depresión, ya que tenía que aceptar que todo lo que creía, todas las cosas que tenía tan cerca de mi corazón eran falsas. Ha sido una de las cosas más difíciles por las que he pasado en mi vida.
Finalmente me di cuenta de por qué nunca me sentí lo suficientemente bien, por qué sufría de ansiedad y depresión, por qué siempre vivía en un miedo constante y sentía una gran cantidad de culpa por todo lo que hacía y cómo me sentía. Fue devastador por decir lo menos. Con el tiempo, le dije a mi esposo (nunca fue Tj) que me dio todo el apoyo que necesitaba. Encontré un grupo de apoyo para los ex testigos de jehová, empeze a ir a terapia y así comencé mi viaje para sanar.
Hace un año y medio que me desperte y mientras que algunos días son buenos, algunos días son horribles. Algunos días me resulta difícil aceptar que me criaron en una secta. Las cosas han cambiado entre mi familia y yo. Ya no compartimos el vínculo de creer en “la verdad” y eso también ha sido un desafío. Pero la libertad que tengo ahora para vivir mi vida como quiero vale la pena la batalla. Quien lea esto quiero que sepas que no estás solo. Tienes una comunidad de personas que conocen y comprenden tu dolor, tu sufrimiento, y tu alegria de ser libre. Hay mucha esperanza después de la watchtower, hay una vida hermosa y maravillosa fuera de esta religión si estás dispuesto a soportar el viaje para llegar allí. Hay felicidad más allá de lo que puedas imaginar. Agárrate fuerte, amigo, ¡mejora cada día!
"Las aves nacidas en una jaula piensan que volar es una enfermedad" - Alejandro Jodorowsky
submitted by EmancipatedMinds to Extj [link] [comments]


2018.07.05 20:09 master_x_2k Enredo VII

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo VII

Saltar de azotea en azotea no era tan impresionante ni tan eficiente como en la televisión y en las películas. Incluso si eran los perros quienes se encargaban del trabajo, no eran las criaturas más gráciles, no estaban hechas para montar, y no teníamos ninguna silla de montar. También estaba la clara cuestión de que había edificios de alturas tremendamente variadas, similar a cómo el vecindario de Brian lucía viejos edificios de estilo victoriano en medio de apartamentos y condominios. Cuando Judas saltó desde el lado de un edificio de seis pisos, clavó sus garras en el costado de un edificio vecino para frenar su descenso, luego saltó el resto del camino hasta el asfalto de un callejón, estaba genuinamente preocupada de que los aterrizajes dislocarían mi cadera.
En resumen, estaba agradecida de estar de vuelta en tierra firme.
“¡Necesito una mano!”, Gritó Perra, un momento después de que Brutus tocara tierra. Tenía a Tattletale tendida sobre su regazo y los hombros de Brutus, y parecía que Tattletale se caía, a pesar de los mejores esfuerzos de Perra por aferrarse a ella.
Con reticencia, dejé ir a Grue mientras él se bajaba de Judas y se apresuraba a ayudar. Silenciosamente lamenté haber incluido los paneles de armadura en mi pecho y mi estómago, que habían sido una sólida barrera entre mi cuerpo y su espalda mientras me aferraba a él en nuestro retiro de la Galería Forsberg.
Cualquiera que fueran penas, no era ajena al asunto en cuestión. Salté de la espalda de Judas y me apresuré a ayudar con Tattletale, solo un paso detrás de Grue. Resultó más fácil deslizarla hacia la acera que devolverla a la espalda de Brutus. Grue hizo el trabajo pesado, mientras yo me enfocaba en evitar que su cabeza y sus brazos golpearan el suelo o quedaran atrapados debajo de ella. Mientras me agachaba para ayudarla a bajar al suelo, ya podía sentir la rigidez de los músculos de mis muslos, espalda y estómago. Me alegré de haber hecho mi ejercicio matutino antes, porque de ninguna manera iba a poder ir a ningún lado mañana.
Eché un vistazo alrededor de nosotros. Los coches pasaban a toda velocidad por las calles, pero no había muchos peatones, y ninguno parecía habernos visto hasta ahora. Mis sospechas eran que la mayoría de las personas en el centro de la ciudad que estaban fuera se encontrarían cerca de Lord Street, celebrando el final del toque de queda. La gente estaría demostrando su alivio por el final de la situación del ABB, recuperando el tiempo que habían pasado encerrados en sus casas durante las seis noches de toque de queda.
“¿Alguien ve capas siguiendo?” Preguntó Grue.
“No vi a nadie, pero realmente no estaba mirando. Ese es usualmente el trabajo de Tattletale”, respondió Regent.
“No puede darnos ninguna información como está”, señaló Grue.
“Espera”, le dije. Cogí de nuevo mi compartimiento de herramientas y saqué el monedero. Quité los pañuelos de papel que había envuelto dentro para evitar que el cambio traqueteara y encontré uno de los tres pequeños paquetes blancos en el fondo de la bolsa. Abrí el paquete de un tirón y lo sostuve debajo de la nariz de Tattletale.
“¿Sales aromáticas?”, Preguntó Grue.
Asenti. “Preguntaste si alguien tenía después de que derribáramos a Über y Leet. Hice una nota mental de tenerlas para la próxima vez.”
“Apuesto a que la mitad de nosotros lo hicimos”, Regent respondió, “Lo extraño es que de hecho las conseguiste, torpe.”
“¿Qué hay de extraño en eso?” Pregunté, un poco a la defensiva.
Se distrajo de responder cuando Tattletale se movió, girando la cabeza para alejar su nariz de las sales aromáticas. Los moví de nuevo debajo de su nariz.
Ella se despertó, murmurando, “Está bien, detente.”
“Bienvenida de regreso”, le dijo Grue.
“¿Cómo te sientes?”, Le pregunté.
“Mi estómago se siente como si alguien lo hubiera pasado por una licuadora, y mi brazo me duele muchísimo, pero soy más fuerte de lo que parezco”, dijo. No un segundo después, ella gimió y exhaló un suspiro, “Pero voy a necesitar ayuda para pararme.”
Grue y yo la ayudamos. Ella estaba sufriendo, y se movía a un ritmo glacial. Se hizo más difícil por el hecho de que aparentemente no quería que ninguno de nosotros tocara su brazo derecho.
“¿Qué me perdí?”, Preguntó, como para distraerse del hecho de que se estaba moviendo como una anciana.
“Para no hacer mucho cuento, te noquearon de un cachetazo, todo quedó en manos de Perra y Skitter, e igual nos escapamos”, Regent se encogió de hombros.
Tattletale se congeló en seco. Como Grue y yo todavía estábamos poniéndola de pie lentamente, me vi obligada a cambiar mi agarre para asegurarme de que no se cayera.
Mierda”, se las arregló para encajar más invectiva en esa sola palabra que algunas de las personas del trabajo de mi padre podrían manejar en diez, y algunos de esos tipos eran marineros. Tattletale volvió la cabeza, “Eso no es-”
“No es cierto”, habló Armsmaster, haciendo eco de sus palabras mientras doblaba el final del callejón.
Se veía peor por el desgaste. La mitad inferior de su rostro tenía verdugones, no muchos, sino algunos. Había ordenado a los avispones que picaran para que no estuvieran enrollando sus abdómenes, lo que significaba que no estaban exprimiendo los sacos de veneno e inyectando veneno con cada aguijón. Solo inyecté suficiente veneno para que doliera un poco, para distraer. Sin embargo, después de haber hecho mi retirada, sabía que algunos se habrían quedado con él, y algunos lo habrían picado después de que estuviera fuera de alcance y ya no pudiera controlar a los avispones. Sin embargo, los verdugones no eran la parte mala. Sino que lo que me llamó la atención fueron los seis delgados chorros de sangre que corrían por la mitad inferior de su rostro. Las mordidas de avispón no eran necesariamente capaces de penetrar la piel, por mucho que pudieran doler, pero había muchos de ellos, y si unos pocos mordían en el mismo lugar, o si alcanzaban el borde de un párpado o una fosa nasal… Tal vez. Noté su Alabarda en su mano derecha.
Cuando miré nuestra ruta de escape restante, Dauntless estaba en el otro extremo del callejón. La estrella en ascenso de Brockton Bay. Hubiera sido fácil pensar que era un artesano, pero aparentemente no lo era. Su poder le permitía, de acuerdo con los detalles que había filtrado cuando apareció en la televisión y en las revistas, imbuir su equipo con un poco de poder todos los días. La cosa era que cada poder que repartía tenía efectos permanentes. Todos los días, era un poco más fuerte que el día anterior. Un poco más versátil. Se esperaba que eventualmente superara incluso a Alexandria, Legend y Eidolon, el "triunvirato" del Protectorado, los machos alfa. Eso convertía a este héroe local de Brockton Bay en alguien muy importante.
No prestaba atención a esas cosas, no me interesaba el culto a los héroes. Siempre me habían parecido interesantes las capas, había seguido las noticias no chismosas sobre ellas, pero con la excepción de una fase alrededor de la época en que tenía nueve años donde tuve una camiseta de Alexandria y mi mamá me ayudó encontrar fotos de ella en línea, nunca me había fanatizado con ningún héroe en particular.
Dauntless cargaba algo de su emblemático equipamiento. Tenía su Arclance, una lanza que sostenía en una mano que parecía hecha de rayo blanco. Su escudo, fijado a su antebrazo izquierdo, era un disco de metal del tamaño de un plato, rodeado de anillos del mismo tipo de energía que componían la lanza. Completando su conjunto actual de artículos potenciados estaban sus botas. Sus pies parecían envueltos en la energía blanca y crepitante. Si los rumores podían creerse, él también estaba trabajando en potenciar su armadura, pero no pude ver ninguna pista de esa energía en el traje. Era blanca y dorada, y su casco dorado era de estilo griego o espartano, con hendiduras para los ojos, una banda de metal cubriendo su nariz y una hendidura que le bajaba por la mitad inferior de la cara. Una banda de metal coronaba la parte superior, como un mohawk.
Pude ver el rostro fruncido de Armsmaster cuando volvió su atención hacia mí.
“Lancé tu Alabarda fuera de la Galería”, hablé antes de que pudiera. “¿Dauntless la recupero para ti?”
Él no dijo una respuesta de inmediato. Como una demostración, arrojó su Alabarda al aire. Desapareció en una tormenta de brillantes líneas azules cuando alcanzó el punto alto de su ascenso, simultáneamente materializándose de nuevo en su mano. ¿No había visto a Kid Win traer su cañón al sitio del robo al banco de la misma manera? ¿Una pieza de tecnología prestada?
“No voy a poner tantos huevos en una canasta sin suficientes resguardos”, me dijo Armsmaster. Su voz repleta con ira reprimida.
Sin bichos. Maldita sea, no tenía bichos de nuevo. Había vaciado mi armadura de bichos cuando ataqué a Armsmaster, y los dejé a ellos y al resto del enjambre en la Galería cuando escapamos.
Ríndanse”, entonó.
“Pensando en ello”, habló Tattletale.
“Decide rápido” gruñó Armsmaster.
“¿Por qué se detuvieron aquí, chicos?" Murmuló Tattletale, “Estamos a media cuadra del estacionamiento donde escondimos nuestro vehículo.”
“Quería asegurarme de que no nos perseguía nadie antes de que volviéramos”, respondió Grue, “Menos mal que lo hice.”
“Claro”, la voz de Regent estaba cargada de sarcasmo, “porque esto es mucho mejor a que ellos nos encontraran mientras encendemos la camioneta.”
“Chicos”, interrumpí, susurrando sin apartar los ojos de Armsmaster, “Respuestas. Soluciones.”
“Vayamos al estacionamiento”, nos dijo Tattletale.
“Nuestra situación allí no será mejor”, respondió Grue.
Vayamos al estacionamiento”, siseó ella entre dientes, mientras Armstroms daba un paso adelante.
El callejón era lo suficientemente ancho para que dos perros se pararan hombro con hombro, y vi a Perra dirigiendo a dos de los animales para que se interpusieran entre nosotros Armsmaster antes de que Grue cubriera todo excepto a Armsmaster y los perros en la oscuridad.
La oscuridad no duró más de tres segundos. Hubo tiempo suficiente para que Grue colocara su brazo contra mi clavícula y me empujara contra la pared, y luego eliminó la oscuridad que nos rodeaba. Había un olor a ozono ardiente. ¿Había usado Dauntless su lanza?
Inmediatamente quedó claro que Dauntless no tenía mucha oscuridad a su alrededor. Levantaba el brazo de su escudo, y se había convertido en un campo de fuerza con forma de burbuja, que se extendía en un radio de tres metros a su alrededor, tocando ambas paredes a cada lado de nosotros. El campo de fuerza estaba sirviendo para bloquear la oscuridad, y aunque no estaba segura, sospeché que el campo en realidad estaba comiendo a través de la oscuridad que lo tocaba. Estaba produciendo un sonido crepitante y chisporroteante que ahogaba el tráfico en las carreteras que nos rodeaban.
Dauntless avanzó un paso, y el campo de fuerza se movió una distancia correspondiente más cerca de nosotros.
Después de un segundo corto avance de Dauntless, Grue tuvo que retroceder un paso para evitar tocar el campo de crepitante energía blanca. Un paso que cerró la distancia entre nosotros y Armsmaster.
“Armsmaster te odia”, dijo Tattletale a Dauntless, alzando la voz para que la oyera por encima del crujido que el campo de fuerza estaba generando, “Odia que tú seas la próxima estrella, el tipo que lo va a superar. Que tienes el camino fácil para ser un gran nombre en el Protectorado, y él es el que tiene que pasar las noches despierto, modificando su equipo, compilando simulaciones, pensando en nuevas ideas, entrenando en el gimnasio durante horas y horas seguidas. Cada segundo de trabajo que realiza, siente más resentimiento por ti. ¿Por qué crees que eras el único miembro del equipo que mandó para patrullar la ciudad y cuidar a los Custodios, en lugar de que vinieras a la fiesta?
Dauntless negó con la cabeza. Luego levantó la mano de su lanza y tocó con un dedo el costado de su casco.
“Audífonos”, suspiró Tattletale, “Armsmaster le dijo que se pusiera audífonos, por lo que Daughtless no puede oír a nadie más que a él. Eso es brillante e increíblemente deprimente.”
Dauntless avanzó dos pasos, rápidamente, y todos nosotros, a excepción de Perra y Angelica, estábamos en una posición en la que teníamos que darnos prisa en dar un paso atrás. Regent fue demasiado lento, y su mano tocó la burbuja. Un breve arco de energía viajó desde el campo hasta la mano de Regent mientras la retiró.
“¡Mierda! ¡Ow!” Regent se quedó sin aliento. “¡Suficiente de esta mierda!”
Levantó su otra mano, y Dauntless tropezó. Regent luego agitó su mano hacia un lado, y Dauntless cayó. Cuando Dauntless usó ambas manos para aliviar su caída, el campo de fuerza cayó.
“¡Muevanse!” Gritó Grue, descartando su oscuridad. Perra silbó dos veces, con fuerza, y los dos perros que luchaban con Armsmaster se apresuraron a seguirnos.
Dauntless levantó su lanza para impedirnos el paso. Grue, dirigiendo nuestra retirada, saltó sobre el crepitante rayo de luz y bajó los dos pies sobre el casco de Dauntless cuando aterrizó. El héroe no se recuperó antes de que lo rebasáramos.
Estábamos libres del callejón. Dos de los perros pasaron junto a nosotros, metiéndose contra el tráfico para que pudiéramos cruzar la calle. Los autos pisaron los frenos cuando nos movimos.
Acabábamos de cruzar el umbral del estacionamiento cuando Dauntless abrió fuego, golpeando a Brutus no menos de tres veces con pinchazos de su Arclance, y luego dirigiendo su atención a Angelica. El arma podía extenderse tanto como lo necesitara, alargándose más rápido de lo que el ojo podía seguir. Chispas blancas volaron cuando se estrelló contra los animales, pero el efecto fue a lo sumo menor. El Arclance era algo entre un sólido y una energía, combinando los rasgos de ambos. Podía golpear bastante fuerte, con una carga eléctrica de remate, pero sospechaba que usarlo con los perros no era muy diferente de usar un Taser de mano contra un elefante adulto. Eran demasiado grandes, demasiado duros.
Al descubrir que no estaba teniendo mucho efecto sobre los animales, Dauntless apuntó hacia nosotros.
Regent interfirió con la puntería de Dauntless, y el Arclance desgarró las ventanas del edificio sobre el estacionamiento, trayendo una lluvia de fragmentos de vidrio sobre nosotros mientras cruzábamos la puerta y entramos al garaje.
Armsmaster salió del callejón y nos vio. Con la intención de cerrar la distancia, él envió su garfio para atrapar la barra de metal de ‘no pases si estás por encima de esta altura’ sobre la puerta del estacionamiento. En el momento en que las garras del gancho se cerraron alrededor de la barra, Armsmaster comenzó recoger la cadena para impulsarse, sus botas de metal patinando sobre la carretera.
Perra silbó, fuerte, y señaló la barra. Judas se abalanzó hacia ella, atrapando la barra y el garfio en sus mandíbulas. La cadena que sostenía la barra se rompió cuando Judas tiró, y el deslizado de Armsmaster fue interrumpido cuando Judas tiró de la cadena que se extendía entre ellos.
Armsmaster cambió de posición y empezó a correr, logrando mantener sus pies estables a medida que su trayectoria cambiaba. Extendió el brazo que sostenía el báculo, y vi un chorro de sangre volar de la boca de Judas, el perro se echó hacia atrás en reacción. Judas soltó la barra y el gancho y retrocedió varios pasos, gruñendo. Cuando el gancho se retiró, vi que no estaba en su forma de gancho, sino en su forma normal de alabarda, con hoja, punta de lanza y una cantidad considerable de sangre.
Armsmaster mantuvo su ímpetu, terminó de recoger la cadena, y luego envió la bola de nuevo, su arma volviendo a cambiar a un mayal. Derribo a Judas, luego llevó el mayal en un amplio barrido para mantener a raya a los otros dos perros. Dauntless continuó acercandose, deteniéndose justo detrás y al lado de Armsmaster.
“Mi programa de mapeo dice que hay tres formas de salir de este garaje”, nos informó Armsmaster, “Las puertas de las otras dos salidas están cerradas, y les garantizo que no tendrán tiempo de abrir la cerradura o romper la puerta antes de que los alcance. No más trucos, no más...”
Se detuvo a mitad de la frase, movió la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro. “Que-”
Y luego desapareció.
Un pilar de concreto pintado de color amarillo, del tipo que se usaba para evitar que los autos se estacionen frente a las puertas de las escaleras, o para proteger la máquina expendedora de boletos de cualquier colisión, apareció en su lugar. Golpeó el suelo con fuerza, luego cayó de costado. Al mismo tiempo, escuchamos una serie de fuertes colisiones detrás de nosotros.
Un gigante de acero con manos enormes y un caño en su espalda que arrojaba volumenes de humo negro y gris tenía una mano cerrada alrededor de Armsmaster. Repetidamente, metódicamente, golpeó a Armsmaster contra el capó de un automóvil.
Ballistic, con su construcción de jugador de fútbol y su armadura corporal angular, salió de las sombras entre los autos hacia la izquierda de Dauntless, justo al lado de la entrada. Una niña que reconocí pero que aún no había visto en persona surgió de la derecha. Llevaba maquillaje de payaso y una gorra de bufón, con un traje azul celeste y ceñido completo con faldones. Las campanas tintinearon por las puntas de su gorra, sus faldones, sus guantes y sus botas. Circus. Su traje, maquillaje y combinación de colores eran diferentes cada vez que salía, pero el tema siempre era más o menos el mismo.
Dauntless se movió para retirarse, pero Sundancer lo interceptó, dando un paso alrededor del frente del edificio y colocando su sol en miniatura en el centro de la entrada para bloquear la salida.
No tenía suficientes bichos para contribuir, y además tenía muy poca idea de lo que estaba sucediendo, así que me quedé quieta y observé mientras el resto de la escena se desarrollaba con sorprendente velocidad.
Armsmaster luchó para salir de la mano de metal gigante, pero se encontró lidiando no solo con la máquina, sino con una criatura de la laguna negra, repleta de armadura de crustáceos y tentáculos de pulpo en lugar de brazos y cara. Logró alejarlos por unos breves instantes, hasta que lanzó su arma hacia la criatura pulpo y terminó con el parachoques de un coche en el lugar de la Alabarda. Él no tenía agarre en el parachoques cuando se materializó, por lo que se le resbaló y lo dejó caer. Antes de que pudiera recuperarse de su sorpresa o su falta de un arma, se encontró atrapado en la mano mecánica. El gigante impulsado por vapor reanudó su metódico golpeteo de Armsmaster contra el ahora maltratado coche, con el hombre cangrejo-pulpo parado cerca pacientemente.
Circus arrojó un puñado de cuchillos a Dauntless, solo para que fueran desviados cuando se encapsuló en su burbuja de campo de fuerza. Sin embargo, en el momento en que se levantó la burbuja, vi que Ballistic se agachaba para tocar el automóvil estacionado a su lado. No se vio que se moviera cuando utilizó su poder en él. Más bien, en un abrir y cerrar de ojos, se había ido de donde estaba, y abruptamente se encontraba prácticamente envuelto alrededor de la mitad superior del campo de fuerza. Comenzó a rodar hacia un lado antes de que el campo de fuerza cediera, y luego cayó al suelo a escasos metros de Dauntless.
Circus no había dejado de moverse. Cuando el auto tocó el suelo, sus pies encontraron posiciones en el chasis, e inmediatamente estaba en el aire, saltando hacia Dauntless. Ella trajo sus manos hacia atrás, y en algún momento en que no pude ver sus manos, tomó con dos manos un mazo grande y pintado de colores, con serpentinas de colores volando detrás cuando lo bajo contra Dauntless.
Circus era una de esas capas que tenía un montón de poderes muy pequeños. Los que yo conocía eran una piroquinesis menor, la capacidad de guardar elementos en el aire, recuperar esos elementos con la misma facilidad, y una coordinación y un equilibrio enormemente mejorados, para redondear. Ella era una de los villanos solitarios más exitosos en Brockton Bay, una ladrona común y de guante blanco, lo suficientemente rápida y versátil como para ganar o escabullirse si se cruzaba con un héroe. Si recordaba bien, le habían ofrecido un puesto en los Undersiders y se había negado rotundamente.
Lo que planteó la pregunta de qué estaba haciendo ella aquí, con los Viajeros.
Dauntless paró el mazo de Circus con su Arclance, y el mazo se había ido en el siguiente segundo, como si nunca hubiera existido. Sin embargo, en algún momento mientras tanto, ella había logrado poner una antorcha encendida en una mano. Se la llevó a la boca y sopló un gran cono de fuego en dirección a Dauntless.
Retrocedió tambaleándose del torrente de llamas, levantó su escudo y lo ensanchó en una burbuja de campo de fuerza otra vez. Menos de un segundo después de que se levantó el escudo, Ballistic envió otro automóvil que lo atropelló con suficiente fuerza que el automóvil rebotó en el techo, otra vez contra el suelo y al otro lado del estacionamiento. El escudo falló, dejando de existir entre parpadeos, y Dauntless se tambaleó.
Circus aprovechó la oportunidad para acercarse, antorcha guardada, maza en mano. Lo que siguió fue un derribo brutal, ya que Circus blandió el mazo dos veces, haciéndolo desaparecer en lugar de empujarlo hacia atrás para el próximo golpe, lo que hizo que el asalto fuera mucho más implacable. Ella se agachó para evitar su Arclance, luego giró en un apretado círculo mientras se desplazaba a su alrededor. Mientras giraba su cuerpo, el mazo apareció una vez más. Continuó con el giro con el arma en la mano, empujándolo con fuerza contra el centro del pecho blindado de Dauntless.
Dauntless cayó, y el conflicto terminó bruscamente, en silencio, salvo por el crujido del sol en miniatura de Sundancer y una única bocina que sonaba afuera.
Los dos gigantes, la máquina y la extraña criatura marina, se acercaron a nosotros, con Trickster quedándose atrás. Pude ver la cara del hombre máquina, un caucásico de mejillas pesadas marcadas por el acné y cabello largo recogido en una cola de caballo grasienta, la mitad superior de su cara cubierta con una máscara de metal y gafas, y ahora podía ubicarlo. Era Trainwreck, un villano bastante matón que no se había hecho mucha fama. No podría decir si era un traje o realmente su cuerpo. Por lo que sabía, era una especie de cyborg impulsado por el carbón, o un individuo desafortunado que había sido transformado por sus poderes de la misma manera que Newter y Gregor.
Y, por supuesto, eso dejaba al que no encajaba, la criatura marina, que solo podía ser Génesis, de los Viajeros.
Trainwreck arrojó al derrotado y ensangrentado Armsmaster al suelo, junto a Dauntless. Se tomó un segundo para examinar la Aalabarda, que sostenía en su otra mano, y luego la rompió en sus manos y apretó los restos en su puño de metal. Arrojó la chatarra resultante sobre los héroes inconscientes.
Miré a través del grupo reunido. Los Viajeros y dos villanos que, hasta donde yo sabía, nunca habían estado en un equipo. Nadie estaba diciendo nada.
Una voz suave y segura de sí misma rompió el silencio. “Asumí, Tattletale, que cuando pediste reunirte conmigo al finalizar tu tarea, no estarías trayendo los héroes contigo.”
Un soldado en kevlar y un pasamontaña negro sostenía la puerta de la escalera abierta para Coil. Vestido con el mismo leotardo negro con la imagen de una serpiente blanca dispuesta a través de él, Coil se unió a nosotros, caminando lentamente, con las manos entrelazadas detrás de su espalda, observando la escena con una mirada evaluadora. Dos soldados lo seguían, con armas en sus manos.
Coil. Sentí que mi pulso se aceleraba.
Tattletale hizo una mueca de dolor. “Lo siento.”
Coil miró alrededor un poco más, luego pareció tomar una decisión, “No. No creo que haya nada por lo que disculparse.”
Hizo una pausa, y todo lo que pude pensar era que eso es todo. Tengo lo que necesito.
Coil habló, más como si estuviera pensando para sí mismo que ninguno de nosotros: “Me estaba sintiendo teatral. El plan era que los Viajeros, Circus y Trainwreck salieran de las sombras mientras yo hacía una entrada impresionante. Es una lástima que no funcionó, pero supongo que tuvo un beneficio táctico.”
“Eso creo”, Tattletale sonrió abiertamente.
“Bueno, parece que tuviste éxito esta noche. Bueno. ¿Ya no hay perseguidores?”
“No.”
“¿Servicios de emergencia? ¿Otros héroes?”
“Todos al menos a dos minutos y medio, creo.”
“Entonces nos vamos a ir. Undersiders, Trickster, tengo un vehículo preparado, y me gustaría que me acompañen. Creo que tenemos mucho que discutir.”

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.22 00:43 master_x_2k Colmena VIII

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Colmena VIII

No me gustaba dejar atrás a Labyrinth, después de verla ayudar a cambiar el rumbo de nuestra lucha contra Oni Lee, pero no podía usar a alguien que no se podía comunicar conmigo.
Perra, Sundancer y yo estábamos sentadas sobre Brutus mientras se dirigía hacia el almacén una vez más. Mis bichos nos seguían detrás.
“Deberíamos pelear contra Lung”, gruñó Perra, “No ayudar al monstruo.”
“¿Qué?” Preguntó Sundancer, “¿Por qué no lo ayudaríamos?”
“Es su culpa si se lastimó”, gruñó Perra.
“¿Y si tú te lastimas?” Sundancer la desafió, “¿Quieres que te dejemos?”
“Ni loca. Pero no me sorprendería si lo hicieran.”
“Vamos a ayudarlo”, le dije, afirmé.
“¿Sí? Yo soy la que le dice a este grandote a dónde ir.” Ella golpeó su mano en el lado del cuello de Brutus un par de veces.
Le habría gritado, debería haberlo hecho, tal vez. En cambio, solo me incliné hacia delante hasta que presioné contra su espalda, y le dije al oído: “Si lo dejamos morir, ¿crees que Faultline va a dejarlo pasar? Ella podría herir o matar a Tattletale o Regent en venganza.”
Dicho lo que quería, me incliné hacia atrás y esperé a ver cómo respondería. Si eso no fuera suficiente para convencerla, y no tenía idea de si sería así, estaba lista para tratar de saltar de la espalda de Brutus y ver qué podía hacer para ayudar a Newter por mi cuenta.
Perra no respondió. Sin embargo, no nos llevó por el edificio ni a través de él. Cuando nos detuvimos, fue por la escalera que conducía a donde había caído Newter.[1]
El negocio en el que se habían metido no era la prostitución ni el tráfico de esclavos. Largas mesas estaban dispuestas alrededor de la planta baja del almacén, con banquetas alineadas a su lado. En esas mesas había cajas poco profundas con bloques y pilas de un polvo blanco. Varias herramientas: reglas, embudos, balanzas, tazas medidoras y cajas de marca sin nombre de bolsas de plástico sellables se organizaron alrededor de cada estación. ¿Heroína? ¿Cocaína? No sabía de drogas lo suficientemente bien como para adivinar. El centro de la habitación se había dejado más o menos despejado, tal vez para que los autos o los camiones pudieran entrar.
Así que los ‘empleados’ llevaban poca o ninguna ropa, presumiblemente, para mantener la ropa limpia del polvo blanco. O tal vez para evitar que se embolsen drogas para sí mismos.
El edificio retumbó con un impacto, y me acordé del negocio que tenía entre manos. ¿Estaba más distraída de lo habitual ahora? ¿Era la conmoción cerebral?
Perra tenía razón, la escalera y lo que podía ver del segundo piso era demasiado bajo para un perro y un jinete. Salté de la espalda de Brutus, tropezando un poco cuando aterricé, luego subí las escaleras, subiendo de a dos escalones.
Newter yacía en un charco de sangre, en medio de un grupo de matones, que estaban todos acostados, gateando o retorciéndose, ignorantes de mi existencia.
Ver a los matones fue suficiente para recordarme lo peligroso que sería tocar a Newter. Llevaba guantes y mallas con suelas acolchadas, pero ¿sería suficiente? La seda de línea de amarre que había usado para mi disfraz era mayormente impermeable, pero el tejido en sí era poroso, y estaba lo suficientemente preocupada de que tocar su sangre podría significar una sobredosis terminal que no podía arriesgar.
Mi avance se detuvo antes del charco. Newter tenía una herida de cuchillo justo debajo de su omóplato que se remontaba alrededor de su costado, tan largo como mi antebrazo y lo suficientemente profundo que no podía distinguir qué tan malo era el daño. Estaba respirando, pero su respiración era lo suficientemente superficial como para que casi no pudiera notarla. Estaba aquí, podía inclinarme para tocarlo, pero no podía hacer nada. Momentos después de hacer contacto con su piel, incluso con los guantes puestos, probablemente estaría en un viaje alucinógeno de drogas, dando vueltas como un pez en tierra firme.
Perra y Sundancer se acercaron desde detrás de mí, deteniéndose a mi lado.
“Perra, ve abajo, revisa los suministros que usaban con las drogas. Busca guantes de goma, papel film, cosas como esas. Si no puedes encontrar nada, mira en el baño, debajo de los fregaderos. Dudo que haya un botiquín de primeros auxilios, pero si puedes encontrar uno, tráelo.”
Perra no respondió, pero ella bajó las escaleras. Solo para estar segura, mientras mis bichos llegaban al edificio, barría a los voladores por las habitaciones para ayudarme a buscar suministros de primeros auxilios y para vigilar a Perra y al resto del edificio.
“¿Qué hacemos nosotras?”, Preguntó Sundancer.
“Te vas a quedar con él. Ve si puedes obtener una respuesta, habla con él. Voy a revisar ahí.” Señalé la oficina al final del pasillo. Justo en frente de la puerta había un enorme agujero en la pared y una pila de escombros: el lío que Judas había hecho cuando se lanzó por el costado del edificio para arrinconar a Oni Lee.
Tenía un tenue recuerdo de lo que mis bichos habían sentido cuando entraron al edificio por primera vez y revisaron la habitación. Había estado más centrada en las personas y las potenciales trampas explosivas, pero recordé que había sido una oficina, con un escritorio y una zona con cortinas y una cama. Tal vez la cama estaba allí para que los chicos a cargo pudieran turnarse para dormir, asegurándose de que siempre haya alguien a quien vigilar. Tal vez era para los 'empleados' a medio vestir, para aprovecharse de ellos o para que hubiera un lugar donde poner los que accidentalmente tuvieran una sobredosis mientras trabajaban.
Al ingresar a la oficina, confirmé mis sospechas sobre la existencia de la cama. Empecé a quitar las muy manchadas sábanas.
¿Era extraño que este lugar me asustara diez veces más que casi ser asesinada por Oni Lee? Las drogas siempre me habían asustado muchísimo. Una de las primeras veces que había viajado en un autobús, cuando tenía alrededor de cinco o seis años, había visto a un adicto a la meta, haciendo un alboroto suficiente como para que el conductor tuviera que detenerse y obligarlo a bajarse. Nunca había superado esa primera impresión, donde la sola idea de estar cerca de alguien que estaba drogado me ponía algo ansiosa.
No fue solo eso, tampoco. En la escuela primaria y en la escuela media, había tenido compañeros de clase que habían dejado la faz de la tierra, escuchando solo rumores y sugerencias de otros compañeros o maestros de que había drogas involucradas. O bien mis compañeros de clase se veían atrapados en esas cosas, o padres o hermanos arrastrando al niño a su desastre hasta el punto que el niño no puede ir a la escuela. Uno tan malo como el otro. Casi desde el principio, tuve esta sensación de las drogas como este agujero negro imparable de mierda que se tragaba a cualquier persona cercana al adicto.
Sin embargo, la gente lo hacía. Era algo tan común y rentable que en una zona como Brockton Bay donde la mitad de las personas estaban desempleadas, el ABB necesitaba una máquina de contar dinero en esta misma oficina. Lo suficientemente rentable como para tener una caja fuerte abierta con fajos de billetes dentro.
Mis bichos no estaban haciendo mucho, así que les puse la tarea de recolectar el dinero. Dentro de un segundo o dos de mi pensamiento, la masa de cucarachas, ciempiés, cochinillas y hormigas fluyó en las pilas de dinero y comenzó a empujar todo fuera del escritorio o en bolsas de papel. Moscas domésticas y avispas se reunieron en los billetes e intentaban volar por el aire para reunirlos. No era perfecto, era un poco torpe, pero aun así me tomó por sorpresa lo bien que fueron capaces de coordinar algo así, sin ninguna dirección consciente de mi parte.
No podía dejarme distraer. Podría poner mis bichos en piloto automático y hacer que terminen el trabajo mientras me enfocaba en cosas más importantes. Quitándo las sábanas, descubrí una sábana de plástico. Del tipo que usabas cuando tus hijos mojaban la cama. Para los drogadictos dopados también, supongo. La parte superior de la sábana de plástico parecía un poco desagradable, pero no estaba en posición de ser exigente. La saqué del colchón, la hice un bollo en mis manos y corrí de vuelta al pasillo.
“Ayúdame”, ordené a Sundancer. Con su ayuda, extendí la sábana de plástico, boca abajo, a los pies de Newter. Para cuando lo teníamos plano y listo, Perra volvía.
“Encontré dos pares de guantes de plástico y algunos guantes de goma debajo de un fregadero”, dijo, “también un botiquín de primeros auxilios, pero se siente liviano.”
“Ábrelo”, le dije, tomando un par de guantes de plástico. Fue incómodo, colocándolos sobre mis guantes normales, pero lo logré. Sundancer se quitó los guantes de su traje y se puso los de plástico. Ella era caucásica, noté, pálida. “Dime lo que hay dentro, rápido.”
“Tengo algo de cinta adhesiva, vendas, termómetro, alfileres de gancho, alcohol, jabón...”
“¿Aguja, hilo?”, Le pregunté.
“No.”
“¿Gasas? ¿Vendajes grandes?”
“No.”
Con nuestros guantes de plástico puestos, Sundancer y yo logramos llevar a Newter a la sábana de plástico. En el momento en que lo soltó, Sundancer hizo una mueca y extendió la mano hasta su hombro, pero se detuvo antes de tocarlo.
Me volví hacia mi compañera de equipo, “Perra, ve abajo. Las personas que estaban aquí se quitaron la ropa y mis bichos dicen que guardaron la ropa en una habitación debajo de nosotros. Encuéntrame algunos bolsos, tantos como puedas agarrar, tan rápido como puedas conseguirlos.”
Ella no se movió, esta vez. Ella solo me miró.
“¡Muévete carajo!”, Le grité. Ella me dio el mal de ojo antes de irse de nuevo.
“Los vendajes van a ser demasiado pequeños”, dijo Sundancer, mientras trataba de agarrar la cola resbaladiza de Newter sobre la sábana de plástico.
“Báñalos en alcohol, úsalos para limpiar la sangre de la herida. Usa los vendajes secos para secarlo para que la cinta se pegue. No tengas miedo de meterte en la herida, solo sé gentil.”
Ella asintió y comenzó a trabajar en ello. Agarré la cinta y comencé a buscarla a tientas. Dos pares de guantes puestos, y no pude levantar el extremo. Agarré mi cuchillo y usé el borde para hacer el trabajo. Una vez que tuve la cinta, comencé a sostener cerrada la herida y a taparla transversalmente.
Solo podía esperar estar haciendo las cosas bien. Un mes de clases de primeros auxilios en el fin de semana no me había preparado para esto.
Perra llegó con bolsos y prácticamente me los arrojó. Podría haberme enojado, pero Newter no podía permitírselo. Empecé a vaciar las bolsas en el suelo a mi lado y ordenando el contenido. Bolígrafos, carteras, auriculares, libros, tampones, fotos, recibos, más recibos, cambio, llaves, y aún más recibos...
“¿Qué estás buscando?”, Preguntó Sundancer.
El tercer bolso apareció lo que necesitaba. Toallas sanitarias. Abrí una y la presioné contra la herida, luego comencé a pegarlo. Sin haber pedido nada, Sundancer agarró otra y la abrió para que estuviera lista para mí.
“Estéril, absorbente, cubre más área que la venda”, respondí a su pregunta. “Si él vive, sus compañeros de equipo podrían hacerle pasar un mal rato, pero es mejor que nada.”
“No lo pegaste completamente”, señaló Sundancer.
“"Solo tres lados”, acepté, “para que pueda respirar.” Solo recordaba vagamente algunas instrucciones en ese frente. Esperaba que estuviera bien.
Si fallara aquí, ¿qué derecho tenía para llamarme a mí mismo una aspirante a héroe?
Cuando la herida fue vendada tanto como pude, las tres lo envolvimos en la sábana y lo levantamos. Perra y Sundancer tenían una lesión en el brazo y el hombro, respectivamente, por lo que ambas le tomaron la cabeza y los hombros mientras yo le tomaba los pies. Con agónica lentitud, lo bajamos por las escaleras. Luego, con todo el cuidado que pudimos con un cuerpo que pesaba muchos kilos más que cualquiera de nosotras, lo subimos a los hombros de Brutus.
Una sacudida desgarradora casi deshizo todo nuestro trabajo duro. Brutus casi pierde estabilidad por el impacto, y sé que me habría caído si no hubiera estado agarrada a él.
Una mano enguantada tan ancha como mis brazos se había estrellado contra la pared. Todo el edificio se estremeció cuando otra mano golpeó el ladrillo de la pared a seis metros del primer agujero. Los dedos se agarraron al edificio, y sacaron toda la sección de la pared en una sola pieza.
“¡Ve!” Le grité a Perra, “¡Llévalo a los demás! ¡Llama a Tattetale, consigue el número de ese médico de capas, obtén atención médica para cualquiera que lo necesite!”
Ella vaciló, abrió la boca para protestar.
Levanté mi voz, “¡No me jodas ahora mismo!”
Hubo un estruendo afuera cuando la sección removida de la pared fue arrojada contra el suelo afuera, con fuerza.
Solo un instante después, media docena de miembros de ABB se retiraron al almacén a través del agujero, protegiéndose de las gigantas. Nos vieron y se detuvieron en seco, cautelosos, con armas listas, pero sin levantarlas ni apuntarnos.
Lung siguió a sus matones a la habitación. Era más grande de lo que yo lo había visto a casi cinco metros de altura, y estaba cubierto de capas de escamas que lo dejaban apenas reconocible como humano. Crecimientos en forma de lanza sobresaliendo de sus hombros en lo que me di cuenta eran el comienzo de alas. Su máscara había sido arrancada en algún momento, y las características de su rostro habían sido deformadas por su transformación. La forma de su cráneo y su rostro eran más felinos que humanos, y su nariz y boca eran una sola abertura en forma de X, erizada de dientes puntiagudos que se salían en todas direcciones.
Podía ver por qué usualmente usaba la máscara.
“Perra”, murmuré, “si no te vas ahora, no creo que vayas a tener otra oportunidad.”
“Pero-”
“¿Qué quieres más? Pelear, aquí y ahora, o asegurarte de que Faultline y los demás grupos no tengan una excusa para hacer algo con nuestros compañeros de equipo.”
La vi vacilar. El hecho de que ella incluso tuviera que pensar en ello... podría haberla abofeteado.
Kaiser entró, sin preocupaciones, sin prisas. Lung se movió como si fuera a arremeter contra él, luego se detuvo justo a tiempo para evitar empalarse con la delgada hoja de acero que había salido del suelo, apuntando a su corazón. No estaba segura de si habría penetrado su cubierta de escamas, pero si fuera Lung, tampoco creo que me hubiera arriesgado.
Fenja y Menja redujeron su tamaño para caber a través del agujero que habían hecho en la pared, y luego volvieron a crecer a medida que tenían el espacio. Se establecieron a una altura de cinco y medio o seis metros. Fenja llevaba una espada y un escudo redondo, mientras que Menja tenía una lanza. O al revés, lo que sea.
Por el rabillo del ojo, vi a Perra saltar sobre Brutus, luego ir en dirección al equipo de francotiradores y a Labyrinth, un Newter envuelto flácido adelante de ella. Judas y Angelica se quedaron atrás, no lejos de Sundancer y yo. Sus cuerpos estaban rígidos por la tensión, la cabeza baja, mientras miraban a los recién llegados.
Lung se volvió para inspeccionar la habitación. Sus hombres estaban dispuestos en un círculo suelto a su alrededor, frente a nosotros. Sus ojos se posaron en mí.
“Uuu”, retumbó, sus palabras fueron distorsionadas por la forma de su boca alterada, pero fue bastante fácil adivinar lo que acababa de decir. .
[1] Newter: Newt en inglés es un tipo de salamandra, llamado tritón en español, que usualmente son toxicas al tacto y tienen colores parecidos a los del personaje.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.04.03 20:36 master_x_2k Interludio II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

____________________Interludio II____________________

Había muy pocas cosas, para Victoria Dallon, que fueran más geniales que volar. El campo de fuerza invisible que se extendía unos milímetros sobre su piel y su ropa simplemente lo hacía mejor. El campo evitaba que el frío la tocara, pero aún así le permitía sentir el viento en su piel y en su pelo. Los bichos no se estrellaban contra su rostro como lo hacían contra los parabrisas de los automóviles, incluso cuando estaba alcanzando ciento treinta kilómetros por hora.
Glory Girl
Al ver a su objetivo, ella frenó en seco y se lanzó hacia el suelo, ganando velocidad cuando cualquier otra persona estaría desacelerando. Golpeó el asfalto lo suficientemente fuerte como para romperlo y enviar fragmentos por los aires, tocando el suelo con una rodilla y un pie, un brazo extendido. Permaneció en esa posición de rodillas solo por un momento, dejando que sus rizos de platino y la capa que estaba colgada sobre uno de sus hombros revolotearan en la estela del aire que había arrastrado al descender. Ella encontró los ojos de su presa con una mirada de acéro.
Había practicado ese aterrizaje durante semanas para hacerlo bien.
El hombre era un veinteañero caucásico con la cabeza rapada, una camisa de vestir con las mangas arremangadas, pantalones vaqueros y botas de trabajo. Él la miró una vez y salió disparado.
Victoria sonrió mientras desaparecía por el otro extremo del callejón. Se levantó de su posición arrodillada, se sacudió el polvo y se pasó los dedos por el pelo para arreglarlo. Luego se levantó a medio metro del suelo y voló tras él facilmente a una velocidad de setenta kilómetros por hora.
No le tomó un minuto atraparlo, incluso con la ventaja que ella le había dado. Ella voló justo detrás de él, pasándolo. Un instante después, ella se detuvo completamente, frente a él. De nuevo, el viento hizo que floreciera dramáticamente al agitar su cabello, su capa y la falda de su traje.
“La mujer a la que atacaste se llama Andrea Young”, dijo.
El hombre miró por encima del hombro, como si midiera sus rutas de escape.
“Ni lo pienses, esperpento”, le dijo, “Sabes que te atraparía, y créeme, ya estoy lo suficientemente enojada sin que me hagas perder el tiempo.”
“No hice nada”, gruñó el hombre.
“¡Andrea Young!” Victoria alzó la voz. Mientras gritaba, ella ejerció su poder. El hombre se acobardó como si ella lo hubiera abofeteado. “¡Una estudiante universitaria negra fue golpeada de tal forma que necesitó atención médica! ¡Le tiraron los dientes! ¿Estás tratando de decirme que tú, skinhead con los nudillos hinchados, alguien que estaba en la multitud mirando a los paramédicos llegar con una expresión alegre, no hiciste nada?”
“No hice nada que por lo que valga la pena alterarse”, se burló. Su bravuconería fue atenuada por una segunda mirada sobre su hombro, como si le gustara mucho estar en otro lugar en ese momento.
Ella voló hacia adelante, sus puños lo agarraron por el cuello. Por solo un momento, ella pensó en golpearlo contra la pared. Hubiera sido apropiado y satisfactorio empujarlo lo suficientemente fuerte contra el ladrillo para romperlo, y luego dejarlo caer en el contenedor de basura que estaba en la base de la pared.
En cambio, se elevó un poco, deteniéndolos a ambos. Ahora estaban lo suficientemente alto sobre el suelo que él se sentiría incómodo con la altura. El contenedor de basura, en su mayoría vacío, estaba directamente debajo de él, pero ella dudaba de que estuviera prestando atención a nada más que a ella.
“Creo que es una apuesta segura decir que eres miembro del Imperio Ochenta y Ocho”, le dijo, mirándolo a los ojos con una mirada dura, “o al menos, tienes algunos amigos que sí lo son. Entonces, esto es lo que va a suceder. Vas a decirme todo lo que han hecho los Ochenta y Ocho, o voy a romper tus brazos y piernas y entonces me vas a contar todo.”
Mientras hablaba, ella aumentó su poder. Sabía que estaba funcionando cuando él comenzó a retorcerse solo para evitar su mirada.
“Chúpamela, no puedes tocarme. Hay leyes contra esa mierda”, bramó, mirando fijamente por encima de un hombro.
Ella intensifico su poder un poco más. Su cuerpo vibraba con la corriente, ondas de energía que cualquiera en su presencia experimentaría como una carga emocional de asombro y admiración. Para aquellos con una razón para tenerle miedo, sería una sensación de intimidación en bruto en su lugar.
“Última oportunidad”, le advirtió.
Desafortunadamente, el miedo afectaba a todos de manera diferente. Para este malnacido en particular, solo lo hizo ponerse firme y volverse obstinado. Podía verlo en su lenguaje corporal antes de abrir la boca: este era el tipo de hombre que reaccionaba ante cualquier cosa que lo asustaba o alteraba con un rechazo casi sin sentido a doblegarse.
“Lame mis peludas y sudorosas bolas”, gruñó, antes de puntuar con un firme, “puta.”
Ella lo tiró. Como podía hacer pesas con una mezcladora de cemento, aunque era difícil equilibrar algo tan grande y difícil de manejar, incluso un lanzamiento casual de su parte podía llegar a una buena distancia. Voló unos buenos ocho o nueve metros por el callejón antes de golpear el asfalto, y rodó por otros tres.
Estuvo totalmente inmóvil el tiempo suficiente para que Victoria comenzara a preocuparse de que de alguna manera le hubiera roto el cuello o la columna vertebral mientras rodaba. Ella se sintió aliviada cuando él gimió y comenzó a ponerse de pie.
“¿Listo para hablar?”, Le preguntó, con su voz bajando por el callejón. No avanzó desde donde flotaba en el aire, pero sí se dejó caer más cerca del suelo.
Presionando una mano contra su pierna para sostenerse mientras se enderezaba, levantó la otra mano y le levanto el dedo del medio, luego se giró y comenzó a cojear por el callejón.
¿Qué estaba pensando este imbécil? ¿Que ella simplemente lo dejaría ir? Eso, ¿Qué ella simplemente se inclinaría ante su estúpida falta de instinto de supervivencia? ¿Qué ella era incapaz de hacerle daño real? ¿Para colmo, iba a insultarla y tratar de irse caminando?
“Que te jodan a ti también”, siseó entre dientes. Luego pateó el contenedor de basura debajo de ella lo suficientemente fuerte como para enviarlo volando por el pequeño camino. Giró perezosamente por el aire mientras se arqueaba hacia la figura en retirada, la trayectoria y la rotación apenas cambiaban cuando lo aplastó contra el suelo. Se detuvo tres o cuatro metros más allá de él, los costados metálicos del contenedor chirriaron y chispearon al rozar el asfalto.
Esta vez, él no se levantó.
“Mierda”, ella maldijo, “Mierda, carajo, mierda”. Ella voló hacia él y verificó su pulso. Suspiró y luego se dirigió a la calle más cercana. Encontró la dirección de la calle, agarró su celular del cinturón y marcó.
“Hey, ¿hermanita? Sí, lo encontré. Ese es, eh, el problema. Sí. Mira, lo sien- ok, ¿podemos hablar de esto más tarde? Sí. Estoy en Spayder y Rock, hay un pequeño camino que corre detrás de los edificios. Medio en el Centro, sí. ¿Sí? Gracias.”
Victoria regresó al skinhead inconsciente, verificó su pulso y escuchó atentamente los cambios en su respiración. Le tomó cinco muy largos minutos a su llegar hermana.
¿Otra vez, Victoria?”, La voz la distrajo de su contemplación.
Panacea
“Utiliza mi nombre clave, por favor”, le dijo Victoria a la chica. Su hermana era tan diferente de ella como la noche del día. Donde Victoria era hermosa, alta, espléndida, rubia, Amy era poco llamativa y pequeña. El traje de Victoria mostraba su figura, con un vestido blanco de una pieza que llegaba a la mitad del muslo (con pantalones cortos debajo) una capa sobre el hombro, botas altas y una tiara dorada con puntas que irradiaban, vagamente reminiscente de los rayos del sol o la estatua de la libertad. El traje de Amy, por el contrario, estaba solo a una sombra de ser un burka. Amy llevaba una bata con una gran capucha y una bufanda que cubría la mitad inferior de su rostro. La túnica era de alabastro blanco y tenía una cruz roja de médico en el pecho y la espalda.
“Nuestras identidades son públicas”, replicó Amy, empujando la capucha hacia atrás y la bufanda hacia abajo para revelar el cabello marrón rizado y una cara con pecas espaciadas uniformemente a lo ancho de ella.
“Es una cosa de principios”, respondió Victoria.
“¿Quieres hablar de principios, Glory Girl?”, Preguntó Amy, en el tono más sarcástico que pudo decir: “Este es la sexta – ¡sexta! – ves que casi matas a alguien. ¡Que yo sepa!”
“Soy lo suficientemente fuerte como para levantar una camioneta sobre mi cabeza”, murmuró Victoria, “es difícil contenerse todo el tiempo.”
“Estoy segura de que Carol aceptaría eso”, dijo Amy, dejando en claro en su tono que ella no lo aceptaba, “Pero te conozco mejor que nadie. Si estás teniendo problemas para contenerte, el problema no está aquí…” le dio un golpecito a Victoria en los bíceps. “Está aquí-” le clavo el dedo a su hermana en la frente, fuerte. Victoria ni siquiera parpadeó.
“Mira, ¿puedes arreglarlo?”, Victoria suplicó.
“Estoy pensando que no debería”, dijo Amy, en voz baja.
“¿Qué?”
“Hay consecuencias, Vicky. Si te ayudo ahora, ¿qué te impedirá volver a hacerlo? Puedo llamar a los paramédicos. Conozco a algunas buenas personas del hospital. Probablemente podrían arreglarlo bien.”
“Oye, oye, oye”, dijo Victoria, “Eso no es gracioso. Él va al hospital, la gente hace preguntas “.
“Sí, estoy muy consiente de eso”, dijo Amy, su voz en voz baja.
“Esto no es, como, que me castiguen. Me llevarían al tribunal por cargos de asalto agravado y agresión. Eso no solo me jode a mí. Nos jode a nuestra familia, todos en New Wave. Todo lo que hemos luchado por construir.”
Amy frunció el ceño y miró al hombre caído.
“Sé que no estás interesada en el tema de los superhéroes, ¿pero realmente llegarías tan lejos? ¿Nos harías eso a nosotros? ¿A mí?”
Amy señaló con su dedo a su hermana, “Eso no es culpa mía. No es mi culpa que estemos en este punto. Es tuya. Estás cruzando la línea, yendo demasiado lejos. Que es exactamente lo que la gente que critica a New Wave teme. No estamos patrocinados por el gobierno. No estamos protegidos ni organizados ni regulados de la misma manera. Todos saben quiénes somos bajo nuestras máscaras. Eso significa que tenemos que ser responsables. Lo más responsable para mí, como miembro de este equipo, es dejar que los paramédicos se lo lleven, y dejar que la ley haga lo que crea conveniente.”
Victoria abruptamente puso a Amy en un abrazo. Amy se resistió por un momento, luego dejó que sus brazos colgaran a los costados.
“Esto no es solo un equipo, Ames”, le dijo Victoria, “Somos una familia. Somos tu familia.”
El hombre que estaba a solo unos metros de distancia se movió, luego gimió, largo y fuerte.
“Mi familia adoptiva”, murmuró Amy en el hombro de Victoria, “Y deja de tratar de usar tu maldito poder para hacer que me exalte con lo increíble que eres. No funciona. He estado expuesta tanto tiempo que soy inmune.”
“Duele”, gimió el hombre.
“No estoy usando mi poder, tontita”, Victoria le dijo a Amy, dejándola ir, “Estoy abrazando a mi hermana. Mi genial, amable y compasiva hermana.”
El hombre gimió, más fuerte, “No me puedo mover. Me siento frío.”
Amy frunció el ceño a Victoria, “Lo sanaré. Pero esta es la última vez “.
Victoria sonrió, “Gracias”.
Amy se inclinó sobre el hombre y le acarició la mejilla con la mano. “Se le partieron las costillas, clavícula fracturada, mandíbula rota, escápula rota, esternón fracturado, pulmón magullado, cúbito roto, radio roto…”
“Entiendo el punto”, dijo Victoria.
“¿Lo haces?”, Preguntó Amy. Luego suspiró, “Ni siquiera estaba en la mitad de la lista. Esto llevará un poco de tiempo. ¿Te sientas?”
Victoria cruzó las piernas y asumió una posición sentada, flotando medio metro sobre el suelo. Amy se arrodilló dónde estaba y apoyó la mano en la mejilla del hombre. La tensión desapareció de su cuerpo y se relajó.
“¿Cómo está la mujer? ¿Andrea? “
“Mejor que nunca, físicamente”, respondió Amy, “le crecí nuevos dientes, arreglé todo, desde los hematomas hasta los rasguños, e incluso le hice una puesta a punto de pies a cabeza. Físicamente, se sentirá en la cima del mundo, como si hubiera estado en un spa y tuviera la mejor nutricionista, mejor experta en acondicionamiento físico y el mejor médico que la cuide por un mes consecutivo “.
“Bien”, dijo Victoria.
“¿Mentalmente? ¿Emocionalmente? Depende de ella lidiar con las secuelas de una golpiza. No puedo afectar el cerebro.”
“Bueno-” Victoria comenzó a hablar.
“Sí, sí. No, no puedo. No lo haré. Es complicado y no confío en mí misma como para no arruinar algo cuando estoy manipulando la cabeza de alguien. Eso es todo.”
Victoria comenzó a decir algo, luego cerró la boca. Incluso si no estaban relacionadas por sangre, eran hermanas. Solo las hermanas podían tener este tipo de discusiones recurrentes. Habían pasado por una docena de variaciones diferentes de esta discusión antes. Por lo que ella pensaba, Amy se estaba perjudicando al no practicar el uso de sus poderes en el cerebro. Era solo cuestión de tiempo antes de que su hermana se encontrara en una situación en la que necesitaba hacer una cirugía cerebral de emergencia y se encontrara incapaz. Amy, por su parte, se negaba incluso a discutirlo.
Ella no quería plantear un tema delicado cuando Amy estaba en el proceso de hacerle un gran favor. Para cambiar el tema, Victoria preguntó: “¿Esta bien si le hago preguntas?”
“Date el gusto”, Amy suspiró.
Victoria le dio varios golpecitos en la frente al hombre para llamar su atención. Apenas podía mover la cabeza, pero sus ojos se movieron en su dirección.
“¿Listo para responder mis preguntas o mi hermana y yo nos vamos y te dejamos así?”
“Yo… te demandaré”, jadeó, luego logró un agregado, “puta”.
“Inténtalo. Me encantaría ver a skinhead con algunos huesos rotos enfrentarse a una superheroína cuya madre es una de los mejores abogados en Brockton Bay. La conoces, ¿verdad?”
“Brandish”[1], dijo.
“Ese es su nombre en traje. Normalmente ella es Carol Dallon. Te patearía el culo en la corte, créeme”, dijo Victoria. Ella lo creía. Lo que el rufián no entendía era que, incluso si perdía el caso, el circo mediático que se armaría haría más daño que cualquier otra cosa. Pero ella no necesitaba informarle de eso. Ella le preguntó: “Entonces, ¿hago que mi hermana te deje como estás, o estás dispuesto a intercambiar alguna información para evitarte meses de dolor increíble y una vida de artritis y rigidez en los huesos?”
“Y disfunción eréctil”, dijo Amy, lo suficientemente fuerte para que el rufián la escuchara, “Te fracturaste la novena vértebra. Eso va a afectar todas las funciones nerviosas en las extremidades por debajo de la cintura. Si te dejo así, los dedos de tus pies siempre se sentirán un poco entumecidos, y tendrás muchísimos problemas levantándolo, si sabes a lo que me refiero.”
Los ojos del skinhead se ensancharon una fracción, “Me estás jodiendo”.
“Tengo una licencia médica honoraria”, le dijo Amy, con expresión solemne, “No puedo joderte sobre cosas así. Juramento hipocrático.”
“¿No dice eso ‘no hacer daño’?” Preguntó el rufián. Luego gimió, largo, fuerte y con el más ligero traqueteo en su aliento, mientras ella retiraba su mano de su cuerpo.
“Esa es solo la primera parte, como la libertad de expresión y el derecho a portar armas es solo la primera parte de una constitución muy larga. No parece que él esté cooperando, Glory Girl. ¿Deberíamos irnos?”
“¡Carajo!” Gritó el hombre, luego hizo una mueca, tocando tiernamente su costado con una mano, “Te lo diré. Por favor, solo… haz lo que estabas haciendo. Tócame y haz que el dolor desaparezca, vuelve a ponerme en una pieza. ¿Me arreglarás?”
Amy lo tocó. Se relajó, y luego comenzó a hablar.
“El Imperio Ochenta y Ocho se está extendiendo en los Muelles por orden de Kaiser[2]. Lung está bajo custodia, y pase lo que pase, el ABB es más débil de lo que era. Eso significa que hay territorio en disponible, y el Imperio sin duda no está avanzando hacia el centro “.
“¿Por qué no?”, Victoria le preguntó.
“Este tipo, Coil.[3] No sé cuáles son sus poderes, pero tiene un ejército privado. Ex-militares, todos ellos. Al menos cincuenta, dijo Kaiser, y cada uno de ellos tiene equipo de primera clase. Su armadura es mejor que Kevlar. Les disparas y se vuelven a levantar en unos segundos. Al menos cuando le disparas a un cerdo, puedes estar bastante seguro de que le rompiste algunas costillas. Pero eso no es lo jodido. ¿Estos chicos? Tienen estos láseres conectados a las ametralladoras que llevan. Si no creen que las balas están alcanzando, o si están contra personas detrás de cobertura, disparan rayos láser purpura que pueden atravesar el acero. Corta a través de cualquier cubierta tras la que te esconda y quema a través de ti también “.
“Sí. Yo sé sobre él. Sus métodos se vuelven caros”, dijo Victoria,” soldados de primera línea, equipo de primera línea.”
El rufián asintió débilmente, “Pero incluso con dinero para quemar, él está peleándonos por los territorios del centro. Tira y afloja constante, ninguno de nosotros avanzando mucho. Lleva así meses. Entonces, Kaiser piensa que deberíamos tomar los Muelles ahora que los ABB están fuera de juego, ganar terreno en algún lugar más fácil. No sé más que eso, en cuanto a sus planes.”
“¿Quién más está tramando algo? ¿Faultline?”
“¿La perra con los raritos en su equipo? Ella es una mercenaria, con diferentes objetivos. Pero tal vez. Si ella quiere diversificarse, ahora sería el momento de hacerlo. Con su reputación, incluso le iría bien.”
“¿Entonces quién? Hay un vacío de poder en los muelles. Kaiser ha declarado que quiere aprovecharlo, pero estoy dispuesta a apostar que te advirtió acerca de que otros que están haciendo una jugada.”
La cabeza rapada se rió, luego hizo una mueca, “¿Eres retrasada, chica? Todos van a hacer una jugada. No son solo las principales pandillas y equipos los que están buscando una porción del pastel. Son todos. Los muelles están listos para tomarlos. La ubicación vale tanto dinero como el que conseguirías en el centro. Es el sitio al que ir si quieres comprar algo en el mercado negro. Sexo, drogas, violencia. Y los lugareños ya están acostumbrados a pagar dinero de protección. Es solo una cuestión de cambiar a quién le pagan. Los Muelles son un territorio rico, y estamos hablando del potencial de una puta guerra a gran escala por ello.”
Miró a la superheroína rubia y se rió. Sus labios se establecieron en una línea firme.
Él continuó, “¿Quieres saber mi suposición? El Imperio Ochenta y Ocho va a tomar la mayor porción de los Muelles, porque somos lo suficientemente fuertes como para hacerlo. Coil va a meter los dedos solo para fastidiarnos, los ABB va a aferrarse a algo. Pero también vas a tener un montón de pequeños tratando de tomar algo para ellos. Über y Leet, Circus, los Undersiders, Squealer, Trainwreck, Stain[4], ¿otros de los que nunca has oído hablar? Van a replantear su terreno, y una de dos cosas va a suceder. O hay guerra, en cuyo caso los civiles se lastiman y las cosas se ponen mal para ti, o hay alianzas entre los diversos equipos y villanos sueltos y la mierda empeora aún más para ti.”
Él estalló en carcajadas una vez más.
“Vamos, Panacea”[5], dijo Victoria mientras se ponía de pie, tocaba el suelo con las botas y se cepillaba la falda, “hemos tenido suficiente.”
“¿Estás segura? No he terminado todavía”, Amy le dijo.
“¿Arreglaste los moretones y los rasguños, los huesos rotos?” Todo lo que podría meterla en problemas, en otras palabras.
“Sí, pero no solucioné _todo_”, respondió Amy.
“Lo suficiente”, decidió Victoria.
“¡Oye!” Gritó el skinhead, “¡El trato era que me arreglarías si hablaba! ¿Has arreglado mi pene?” Trató de luchar para ponerse de pie, pero sus piernas se doblaron debajo de él, “¡Oye! ¡No puedo caminar! ¡Te voy a demandar! “
La expresión de Victoria cambió en un instante, y su poder se desbordo, sorprendiendo al matón. Por un instante, sus ojos eran como los de un caballo en pánico, todos blancos, rodando, desenfocados. Ella lo agarró por el cuello de la camisa, lo levantó y gruñó en su oído, su voz justo encima de un susurro, “Inténtalo. Mi hermana acaba de curarte… la mayor parte de ti, con un toque. ¿Alguna vez te preguntaste qué más podría hacer? ¿Alguna vez pensaste que tan fácil podría romperte? ¿O cambiar el color de tu piel, pedazo de mierda racista? Te diré esto, no soy ni la mitad de atemorizante que mi hermana pequeña.”
Ella lo dejó ir. Él colapsó en un montón en el suelo.
Cuando las dos hermanas se marcharon, Victoria sacó su teléfono celular de una bolsa en su cinturón con su mano libre. Dirigiéndose a Amy, ella dijo: “Gracias”.
“Ten cuidado, Victoria. No puedo traer a la gente de entre los muertos, y una vez que hayas ido tan lejos…”
“Seré buena. Seré mejor”, prometió Victoria mientras marcaba con una mano. Ella colocó el teléfono en su oreja, “¿Hola? ¿Servicios de emergencia? Solicitud de línea especial. New Wave, Glory Girl. Criminal incapacitado para que lo recojan, sin poderes. No, no hay prisa, puedo aguantar.”
Mirando sobre su hombro, Victoria notó al rufián, todavía forcejeando y medio gateando, “¿No se va a levantar?”
“Estará entumecido de la cintura hacia abajo por otras tres horas. Su brazo izquierdo también estará blando durante ese tiempo, así que no se moverá a menos que pueda arrastrarse a sí mismo con una sola extremidad. Él también tendrá los dedos del pie entumecidos durante un buen mes más o menos”, Amy sonrió.
“En realidad no.…”
“No. No se rompió nada, y no arruiné nada, más allá de un entumecimiento temporal. Pero él no sabe eso. El miedo y la duda completarán el efecto, y la sugerencia se convierte en una profecía autocumplida “.
“¡Amy!” Victoria se rió, abrazando a su hermana con un brazo, “¿No estabas diciendo que no ibas a meter con la cabeza con la gente?”
[1] Brandish: lit. Esgrimir, blandir o empuñar, normalmente referido a un arma blanca. También puede significar lucir, presumir o alardear. Asociado a cosas brillantes como el oro y las joyas.
[2] Kaiser: Termino alemán que significa ‘Emperador’. Usado muchos gobernantes de paises de habla alemana a lo largo de la historia, como los emperadores del Sacro Imperio Romano, el Imperio de Austria o el Imperio Alemán, con el que el término está más asociado en la cultura popular.
[3]Coil: Espiral, bobina. También referido a la acción de enroscarse, usado habitualmente para referirse a la forma de moverse y prepararse para atacar de las serpientes.
[4]Squealer: Gritona, chillona. Squeal normalmente es un chillido agudo, con connotaciones patéticas o humorísticas, similar al sonido que hace un cerdo u otros animales cuando se les hace daño.
Trainwreck: Literalmente, descarrilamiento. Generalmente se usa como ‘desastre’ o para referirse a una situación o persona hechos un desastre o en sus peores momentos, como un drogadicto.
Stain: Literalmente, ‘Mancha’.
[5]Panacea: Termino exactamente igual en español, dicese de una sustancia que cura cualquier enfermedad.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.17 16:07 master_x_2k Gestación 5

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

___________________Gestación 5___________________

No aprecias adecuadamente lo que significa “fuerza sobrehumana” hasta que ves a alguien saltar desde la acera hasta el segundo piso de un edificio al otro lado de la calle. No llegó hasta el tejado, pero cubrió más o menos tres cuartas partes de la distancia. No estaba segura de cómo Lung evito caerse. Solo pude imaginarme que simplemente enterró los dedos en el exterior del edificio.
Oí raspar y crujidos mientras subía, y miré mi única vía de escape. No me hacía ninguna ilusión en cuanto a mi capacidad de bajar la escalera de incendios antes de que Lung llegara encima del tejado y dedujera a dónde había escapado. Peor aún, en ese momento él probablemente podría llegar antes a la calle saltando desde el tejado, o simplemente dispararme fuego a través de los huecos en el metal mientras estaba en la escalera. La ironía de que la salida de emergencia para incendios fuera de todo menos eso no se me escapó.
Deseé poder volar. Mi instituto ofrecía la posibilidad de elegir entre Química, Biología y Física, con Ciencia Básica para los de bajo rendimiento. No había cogido Física, pero aun así estaba bastante segura de que sin importar cuántos pudiera reunir, saltar desde el tejado con un enjambre de insectos voladores agarrándome acabaría tan bien como acababan los aspirantes a superheroe de 9 años de los que oías hablar en las noticias, que saltaban de repisas con sombrillas y sábanas.
Por el momento, estaba atrapada donde estaba.
Busque dentro de la armadura convexa que cubría mi columna, pasando los dedos sobre las cosas que había abrochado ahí. Los EpiPens estaban destinados a tratar el shock anafiláctico de reacciones alérgicas a las picaduras de abeja y similares, y probablemente no le harían nada a Lung, incluso si pudiera acercarme lo suficiente y encontrar un punto donde inyectar. En el peor de los casos, las inyecciones sobrecargarían su poder provocando una oleada de cuales fueran las hormonas o endorfinas que alimentaban su poder. Nada útil, peligroso como mucho. Tenía una bolsa de polvo de tiza que estaba pensada para los escaladores y gimnastas. La había visto en la tienda de deportes cuando fui a comprar las lentes de mi máscara. Tenía los guantes y no creo que necesitara la sequedad y la tracción extra, pero se me había ocurrido la idea de que podría ser útil para lanzarselo a un enemigo invisible, y lo compré por capricho. En retrospectiva, había sido una compra tonta, ya que mi poder me permitía encontrar enemigos así con mis bichos. Como una herramienta contra Lung… no estaba segura de si explotaría como el polvo regular puede hacer cuando se expone a las llamas, pero el fuego no le haría daño de todos modos. Olvida esa opción.
Saqué el pequeño bote de spray de pimienta de mi armadura. Era un tubo negro, 7 centímetros de largo, no mucho más grueso que un lápiz, con un gatillo y un interruptor de seguridad. Había sido un regalo de mi padre, cuando había empezado a salir a correr por la mañana para entrenar. Me había advertido de que variara mi ruta, y me había dado el spray de pimienta por protección, junto con una cadena para enganchármelo a la cintura para que un atacante no pudiera cogerlo y usarlo en mi contra por un atacante. En traje, había optado por no mantener la cadena en aras de avanzar en silencio. Usando mi pulgar, quité el seguro y coloqué el tubo en posición listo para disparar. Me agaché para hacerme un objetivo más pequeño, y esperé a que se mostrarse.
Las manos de Lung, todavía en llamas, fueron lo primero en aparecer, agarrando el borde del techo lo suficiente para doblar el material que cubría el lado elevado del tejado. Sus manos fueron seguidas rápidamente por la cabeza y el torso mientras se arrastraba hacia arriba. Parecía que estaba hecho de cuchillos o espadas superpuestas, humeando de color amarillo y naranja con las llamas templadas. No había piel visible, y medía fácilmente dos o dos metros y medio de alto, a juzgar por la longitud de sus brazos y el torso. Solo sus hombros median un metro de ancho como mínimo. Incluso el único ojo que tenía abierto parecía metálico, una brillante piscina de metal fundido en forma de almendra.
Apunté al ojo abierto, pero el spray disparó en ángulo, rozando solo su hombro. Cuando el spray le tocó, se encendió en una bola de fuego durante un instante.
Maldije en voz baja y trastee con el aparato. Mientras que él pasaba la pierna sobre el borde, ajusté el ángulo y disparé de nuevo. Esta vez – con una pequeña corrección de puntería durante el disparo – le di en la cara. El aerosol en llamas le pasó por encima, pero el contenido aun así hizo su trabajo. Gritó, soltando el techo con una mano, agarrándose el lado de la cara donde estaba su ojo bueno.
Había sido inútil esperar que fuera a resbalar y caer. Solo me consideré afortunada de que por metálico que pareciera su rostro, aún hubiera partes de el vulnerables al spray.
Lung se arrastró sobre el borde del techo. Le tenía dolorido … Pero no podía hacer nada más. Mis bichos eran oficialmente inútiles, ya no quedaba nada en mi compartimento de utilidades, y me haría más daño a mí misma de lo que le dolería a Lung si le atacaba. Haciendo una nota mental para hacerme con un cuchillo pequeño o una porra si me las arreglaba para salir viva de esto, corrí a la escalera de incendios.
“¡Hij … Hijo de puta!” Lung gritó. Dándole la espalda, no había manera de verlo, pero el techo se iluminó brevemente antes de que la oleada de la llamas me golpeara por detrás. Perdiendo el equilibrio, patiné en la grava y golpeé el borde elevado del techo, justo al lado de la escalera de incendios. Frenética, me di unas palmadas. Mi traje no estaba ardiendo, pero mi pelo – corriendo pasé las manos por él para asegurarme de que no estaba ardiendo.
Una suerte, pensé, que no habían usado alquitrán en el tejado. Me podía imaginar las llamas prendiendo la azotea y lo poco que habría podido hacer si eso hubiera sucedido.
Lung se puso en pie, lentamente, todavía cubriéndose parte de la cara con la mano. Caminaba con una leve cojera mientras se acercaba. A ciegas, arremetió con una amplia ola de fuego que paso por más de la mitad del techo. Me tapé la cabeza con las manos y llevé mis rodillas al pecho cuando el aire caliente y las llamas se precipitaron sobre mí. Mi traje pareció llevarse la peor parte, pero todavía estaba tan caliente que tuve que morderme el labio para evitar hacer un solo sonido.
Lung dejo de avanzar, girando lentamente la cabeza de un lado a otro.
“Come. Pollas” gruñó con su fuerte acento, sus insultos interrumpidos por su jadeo, “Muévete. Dame algo a lo que apuntar”.
Contuve la respiración y me quedé lo más quieta posible. ¿Qué podía hacer? Todavía tenía el spray de pimienta en la mano, pero incluso si le daba de nuevo, estaría corriendo el riesgo de que atacara y me quemara viva antes de que pudiera moverme. Si me movía primero, él me escucharía y me lanzaría al suelo con otra ráfaga de fuego, probablemente antes de que pudiera llegar a ponerme en pie.
Lung se apartó la mano de la cara. Parpadeó un par de veces, miró a su alrededor, y luego parpadeó un par de veces más. Era cuestión de segundos que pudiera ver lo suficiente para distinguirme de las sombras. ¿No se suponía que el spray de pimienta debía aturdir a alguien durante treinta minutos? ¿Cómo era posible que este monstruo no fuera un villano de clase A?
De repente se movió, con llamas retorciéndose en sus manos, y cerré los ojos.
Cuando oí el silbido del crepitar de la llama y no fui quemada viva, abrí los ojos de nuevo. Lung estaba disparando chorros de fuego, apuntando al borde de la azotea del edificio adyacente, un apartamento de tres pisos. Miré para ver a qué estaba apuntando, pero no podía distinguir nada en la oscuridad o en el breve instante de luz que ofrecían las llamas de Lung.
Sin previo aviso, una forma enorme aterrizó encima de Lung con un impacto que juraría que se habría oído en el otro extremo de la calle. Del tamaño de una camioneta, el ‘objeto enorme’ era un animal en vez de un vehículo, parecido a una mezcla entre un lagarto y un tigre, con marañas de músculo y hueso donde debería tener la piel, escamas o pelaje. Lung estaba ahora de rodillas, sosteniendo una de las garras de la bestia a considerable distancia de su cara con su propia mano con garras.
Lung usó su mano libre para golpear a la criatura en del hocico. A pesar de que era más pequeño que la bestia, el impacto la hizo retroceder. La bestia dio unos pocos pasos hacia atrás del golpe, y luego cargó contra él como un rinoceronte tirándole del tejado. Golpearon la calle con un sonoro golpe.
Me puse de pie, consciente de que estaba temblando mucho. Estaba tan inestable, de la mezcla de alivio y miedo, que casi me caí de nuevo cuando dos impactos más sacudieron el techo. Dos criaturas más, similares a la primera en su aspecto, pero ligeramente diferentes en tamaño y forma, habían llegado en la azotea. Cada una tenía un par de jinetes. Vi como esa gente se bajaba de las espaldas de los animales. Había dos chicas, un chico y una cuarta figura que identifiqué como masculina sólo por la altura. El alto se acercó a mí, mientras que los otros se apresuraron al borde de la azotea para ver a Lung y a la criatura pelear.
“Nos has ahorrado un montón de problemas”, me dijo. Su voz era profunda, masculina, pero amortiguada por el casco que llevaba. Estaba vestido completamente de negro, un traje que me di cuenta era básicamente ropa cuero para ir en moto y un casco de moto. La única cosa que me hizo pensar que era un traje era la visera de su casco. La visera de rostro completo estaba esculpida para parecer una calavera estilizada, y era tan negra como el resto de su traje, con sólo las tenues luces reflejadas en la superficie para dar una idea de lo que era. Era uno de esos trajes que la gente hace de lo que pueden reciclar, y no quedaba nada mal si no lo mirabas demasiado de cerca. Alargó una mano hacia mí, y yo me aparté, cautelosa.
No sabía qué decir, así que use mi táctica de no decir nada que pudiera meterme en una situación peor.
Retirando su mano, el hombre de negro señaló con el pulgar por encima del hombro, “Cuando nos enteramos de que Lung estaba pensando venir a por nosotros esta noche, estábamos bastante asustados. Estuvimos discutiendo la estrategia durante casi todo el día. Finalmente decidimos, a la mierda, nos encontraremos con él a medio camino. Improvisar. No es mi forma habitual de hacer las cosas, pero bueno”
Detrás de él, una de las chicas silbó fuerte y señaló hacia la calle. Los dos monstruos en los que el grupo había estado montando cruzaron el tejado de un salto y se lanzaron a la calle para unirse a la lucha.
El hombre de negro siguió hablando: “Y resulta que su lacayo Lee esta allí con media docena de tíos, pero Lung y el resto de su pandilla no están por ningún lado”, se rió, un sonido sorprendentemente normal para alguien que lleva una máscara con un cráneo puesta.
“Lee no es malo peleando, pero hay una razón por la que no es líder de los ABB. Se asustó sin su jefe allí y huyó. ¿Supongo que eres responsable de eso? ” Cráneo-máscara esperó una respuesta de mí. Cuando yo no ofrecí una, se aventuró hacia el borde del tejado y miró hacia abajo, y luego habló sin volverse a mirarme, “Lung se la está llevando. ¿Qué coño le has hecho? “
“Spray de pimienta, avispas y abejas, picaduras de hormigas de fuego y picaduras de araña”, dijo la segunda de las chicas, respondiendo a la pregunta por mí. Iba vestida con un traje ceñido que combina negro con una sombra pálida de color azul o púrpura – No podría saberlo en la oscuridad – y su pelo rubio oscuro era largo y lo llevaba suelto. La chica sonrió mientras añadía: “Él no lo está llevando muy bien. Va a doler un montonazo más mañana”.
El hombre de negro de repente se volvió hacia mí, “Presentaciones. Ella es Tattletale. Yo soy Grue. La chica con los perros- “, apuntó a la otra chica, la que había silbado y dirigido a los monstruos. No llevaba traje, a no ser que contara como traje una falda a cuadros, botas militares, una camiseta sin mangas desgarrada y una mascara de rottweiler de plástico duro de una tienda de todo a un dolar. “-La llamamos Perra, lo prefiere, pero para ser aptos para todos los publicos, los buenos y los medios de comunicación decidieron llamarla Hellhound en su lugar. Por último y ciertamente menos importante, tenemos a Regente”.
Finalmente entendí lo que estaba diciendo. ¿Esos monstruos eran perros?
“Vete a la mierda, Grue,” Regente replicó con una sonrisa y un tono de voz que dejó en claro que no estaba realmente tan ofendido. Llevaba una máscara blanca, no tan decorativa o tan trabajada como las que asociaba con los carnavales de Venecia, pero similar. Se había colocado una corona de plata alrededor de sus cortos rizos negros, y llevaba una camisa blanca con volantes y leggins ajustados metidos en las botas altas. El traje era muy de feria del renacimiento. El chico tenia una figura que me hizo pensar más en un bailarín que en un culturista.
Habiendo hecho las presentaciones, Grue me miró durante un largo momento. Después de unos segundos, me preguntó: “Oye, ¿estás bien? ¿Estas herida?”
“La razón por la que ella no se está presentando no es que esté herida,” Tattletale le dijo, mientras continuaba inclinándose sobre el borde del techo para ver lo que estaba pasando en la calle, “Es porque es tímida.”
Tattletale se dio la vuelta y parecía que iba a decir algo más, pero se detuvo, volviendo la cabeza. La sonrisa que tenia se desvaneció “Atentos. Tenemos que largarnos”.
Perra asintió en respuesta y silbó, un silbido corto seguido por dos más largos. Tras una breve pausa, el edificio fue repentinamente sacudido por impactos. En un instante, sus tres criaturas saltaron de los callejones a ambos lados del edificio y sobre el tejado.
Grue se volvió hacia mí. Yo seguía de pie en el extremo opuesto del tejado, cerca de la escalera de incendios. “¿Hey, quieres que te llevemos?”
Miré las criaturas – ¿perros? Eran criaturas ensangrentadas sacadas de una pesadilla. Negué con la cabeza. Se encogió de hombros.
“Hey,” Tattletale me dijo, sentándose detrás de Perra, “¿Cuál es tu nombre?”
La miré fijamente. Mi voz se atascó en mi garganta antes de que fuera capaz de pronunciar las palabras, “No … no he cogido uno aun.”
“Bueno, Bicho, un capa va a aparecer en menos de un minuto. Nos hiciste un gran favor por encargarte de Lung, así que sigue mi consejo. Cuando alguien del Protectorado aparece y encuentra dos tipos malos peleando, no va deja que uno se largue. Deberías salir de aquí “, dijo. Me lanzó una sonrisa. Tenía una de esas sonrisas lupinas que se levantaban en las comisuras de la boca. Detrás de su sencilla máscara de dominó negro, sus ojos brillaban con picardía. Si hubiera tenido el pelo rojo, me habría hecho pensar en un zorro. Más o menos lo hizo, de todos modos.
Con eso, saltaron por encima de mi cabeza, una de las tres bestias golpeando o apoyándose en la escalera de incendios de camino al suelo, provocando un chirrido de metal contra metal.
Cuando me di cuenta de lo que acababa de ocurrir, podría haber llorado. Era bastante fácil clasificar a Regente, Tattletale y Perra como adolescentes. No era un gran salto intuitivo adivinar que Grue era uno también. Los ‘niños’ que Lung había mencionado, a los que yo había puesto tanto esfuerzo en salvar esta noche, eran los malos. No sólo eso, sino que también me habían confundido con uno.
-Tattletale: Soplona, informante,
-Grue: Escalofrío de terror, temblor de miedo,
Nombres traducidos: Regente, de “Regent”, Perra, de “Bitch”.
“EpiPens” son las jeringuillas de epinefrina preparadas para la venta al publico y de uso fácil para evitar problemas médicos graves por picaduras de insectos.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.08.15 07:49 Subversivos .........Y mato porque me toca.

El relato del crimen que transportó a este país hacia las regiones mentales más frías de los asesinos anglosajones en serie comienza cuatro años antes del 30 de abril de 1994, noche en la que un estudiante de tercero de Químicas, de 22 años, y otro de tercero de B.U.P., de 17, eliminan a un hombre con 20 puñaladas porque lo exigía el guion del juego que ellos mismos inventaron.
LOS SUCESOS DE EL PAÍS ... Y mato porque me toca Los reportajes y ensayos de esta veraniega serie han sido extraídos del libro Los sucesos de EL PAÍS, publicado en 1996 como parte de la conmemoración de los 20 años del diario, lanzado el 4 de mayo de 1976. Históricas firmas del periódico, como Rosa Montero, Juan José Millás o Jesús Duva desmenuzan algunos de los crímenes que han marcado la reciente Historia de España, de la matanza de Atocha al crimen de los Marqueses de Urquijo.
Cuatro años antes de aquella madrugada, en un campo de fútbol del barrio madrileño de Chamartín, Félix Martínez, un niño de oc­tavo de E.G.B., se embelesa con los gritos desde la grada de un chaval cinco años mayor, ojos azules detrás de gafas gruesas, metro noventa sobre el nivel del suelo, moreno y desgarbado en el andar. Félix se le acerca creyendo que declama nombres de personajes del juego del rol, el invento que surgió a finales de los sesenta en Estados Uni­dos y conquistó en forma de negocio las papelerías españolas en la década de los noventa. Varias fichas, un tablero, una historia inven­tada y unos roles, interpretaciones o arquetipos que se adjudica a ca­da participante. Inteligencia, fantasía y tiempo libre para probarlas. Ordena y manda la figura del rol master.
A Félix no le gustaba ningún deporte, ni siquiera le apasionaba el cine, ni las chicas –su primera relación amorosa la tendría dos años después–, ni las motos, ni la ropa, ni los estudios. Tan sólo leer, a ser posible historias paranormales, escribir poemas y jugar al rol.
Félix se iba a llevar una sorpresa. Allí tenía un posible compañe­ro de Rol gritando aparentemente nombres de personajes. ¿A qué es­peraba para conocerlo? El chico de E.G.B. aborda por fin al miope de ojos azules y le pregunta si también sabe jugar al rol. Dos trage­dias se dieron la mano.
MÁS INFORMACIÓN ... Y mato porque me toca Todo lo publicado en El País sobre el caso 2008: Javier Rosado, el asesino del rol obtiene el tercer grádo 1999: Félix Martínez se rehabilita en un piso de estudiantes La de Félix, fácil de resumir: nunca tuvo hermanos, su padre ge­nético murió drogadicto y enfermo de sida cuando el niño cumplía un año, la madre mexicana, también drogadicta, conoció a su padre adoptivo cuando el chaval cursaba segundo de E.G.B. y se separaría cuatro años más tarde. Félix conocería entonces el cariño incondi­cional del nuevo padre y el desbarajuste colegial de todos los maes­tros por los que iba pasando, ya fueran de Madrid, Ibiza o La Rio­ja, según adjudicaran su estancia al lado de la madre o del padre. «Nunca hubo paz, eso no era una familia», confesaría el chico. La madre muere también de sida dos años antes del crimen y dos años después del encuentro con Javier en el campo de fútbol.
Félix, un carácter inseguro, nunca líder ni siquiera de sí mismo, lector empedernido, conoce en aquel campo a otro lector más empe­dernido, un fulano con una seguridad en sí mismo extraordinaria, alguien con frases del tipo «las mejores drogas están en la cabeza de uno», solitario, bien educado, taciturno y didáctico: Javier Rosado Calvo, vecino de Félix en una calle de Chamartín donde los pisos de cien metros cuadrados cuestan hasta 30 millones de pesetas de los años noventa. El del padre adoptivo de Félix, empleado en una empresa de máquinas tra­gaperras, era tan sólo alquilado.
Javier gritaba en las gradas varios nombres pero, para sorpresa del chiquillo, aquel tipo encorvado no sabía jugar al Rol. El chasco duró sólo un segundo, porque las palabras del otro llevaban un significado aún más atractivo y profundo que el del simple juego: eran nombres, pasajes, del gran novelista de literatura fantástica H. P. Lovecraft, el genio de principios de siglo cuyos relatos de tumbas, castillos temblorosos, sueños, monstruos y nieblas llegan cargados de frases tipo: «Los hombres de más amplio intelecto saben que no existe una verdadera distinción entre lo real y lo irreal; que todas las cosas aparecen tal como son tan sólo en virtud de los frágiles senti­dos físicos [...]». H. P. Lovecraft, la pasión confesa de Javier.
«Desde que conocí a Javier y me metió en su mundo», reconoció Félix en sus exploraciones psiquiátricas y psicológicas a raíz del cri­men, «todo cambió para mí, encontré otro tipo de pensamientos le­jos de los vulgares de cada día, cambió mi interior, me entregué a es­te tipo de filosofía que era apasionante, aún me sigue pareciendo apasionante, Javier se convirtió para mí en un ser extraordinario muy superior al hermano mayor que nunca tuve, me dejé arrastrar por él [...]. Al cabo de un tiempo llegué a hablar como él y a hacer gestos como él. Él hablaba mucho mejor que yo, mis ideas me las re­batía con facilidad [...]. Todo el mundo era estúpido para él, pero yo creo que yo para él no era estúpido».
Y Javier, la otra cara de la tragedia, encontró en Félix el público de banderita y trompeta que necesitaba su egolatría, el hermano pe­queño que tampoco tuvo, porque su único hermano, un año mayor, más fuerte, vencedor en las disputas físicas, apenas se trataba con Javier. Félix sería el discípulo predilecto de una filosofía alimentada con cuatro obras de Friedrich Nietzsche, Edgar Allan Poe o Stephen King mal mezcladas y otras tantas decenas seudoliterarias, peor di­geridas.
Durante una convalecencia por lesión en una pierna, Félix le lle­va un juego del rol y Javier aprende a jugar. Al poco tiempo el en­fermo crea Razas, un juego basado en el rol. La humanidad se di­vide en 39 razas o arquetipos que él ha inventariado basándose en personajes y nombres novelescos prestados por Lovecraft. Las razas, diría Javier, son ideas humanas llevadas al extremo. La raza 37 corresponde a los psicólogos, la 25 a las mujeres, la 22 al hombre, la 1 al bien y la 7 al mal. Cuando los psiquiatras le preguntan si jugaba al Rol, hay veces en que Javier llega a enojarse y dice que su juego era mucho más importante que el rol; era Su Obra, una «filosofía total» a la que había dedicado más de mil páginas y de la que espe­raba escribir un libro.
Hasta la noche del crimen, Javier pasa por un tipo normal, sin traumas perceptibles ni siquiera por su familia. Su padre, ingeniero industrial, solía jugar al ajedrez con él, su madre, enfermera, le sa­naba las heridas, y su hermano, compañero repetidor en tercero de Químicas, aseguraba que a Javier le bastaba con asistir a clase para aprobar.
Javier no era un joven de inteligencia superdotada, en eso coinci­den profesores y psiquiatras, pero disponía de la justa para creerse con mucha, para ganar un concurso de ajedrez en la cárcel y no disimular el orgullo o para impresionar a cuatro chavales del barrio menores que él. En los dos primeros cursos de Químicas consiguió seis aprobados, dos notables y un sobresaliente. Un expediente bueno, sin más.
Personalidad, conocimientos y edad suficiente, en cualquier caso, para erigirse en Master, líder de la banda del rol, que entre bromas y veras planeó matar la madrugada del 30 de abril a la primera víctima de lo que iba a ser una serie de crímenes. Los otros dos chava­les, Javier Hugo E. S. y Jacobo P., de 17 y 18 años respectivamente, fueron encausados por conspiración para el asesinato. A Jacobo le preguntó la policía por las normas de Razas y contestó que no había normas concretas como en el fútbol: «Se trata de sobrevivir en un mundo imaginario». Unas veces había que impedir la llegada a puerto de un barco, otras, era preciso destruir una ciudad y en al­gunas ocasiones se trataba de asesinar a alguna mujer que traicionó a su raza. Todo sobre la mesa.
Jacobo declaró que cuando Javier y Félix le llevaron al descampado donde habían eliminado a un hombre y se lo confesaron, él lo tomó como una fantasmada. Javier y Félix se vanagloriaban de aquello y lo equipararon al crimen de las setenta puñaladas, perpe­trado cerca de su barrio.
Empieza el juego
Un mes antes de la noche del 30 de abril, El País publicaba el hallazgo del cadáver de un hombre con unas setenta puñaladas y los ojos sacados. La noticia no causó otro efecto en los presuntos asesi­nos que el de animarles. A partir de ahora el tablero iba a adquirir la forma de toda la ciudad, con sus cuestas, sus descampados tene­brosos, sus personajes hundiéndose en la noche; las fichas serían pu­ñales y para moverlas vendría mejor usar guantes de látex que Ja­vier tomaría de sus clases de prácticas en la facultad; las reglas, sin límite.
Félix contó a los psiquiatras: "Yo creo que todo empezó a pla­nearlo [Javier] con decisión a raíz de un libro concreto de Lovecraft: Ciclo de aventuras oníricas de Randolph Carter, y en especial el capí­tulo "A través de la llave de plata", pasaje en el que un hombre se cansó del mundo y empezó a dedicarse a sus sueños hasta que al fi­nal estos sueños invadieron su propia realidad».
Carlos Moreno, la víctima del asesino del rol Javier Rosado. Carlos Moreno, la víctima del asesino del rol Javier Rosado. La realidad invadida puede ser la de un hombre casado como Carlos Moreno, con tres hijos y amigo de una viuda también con tres hijos, con la que había pasado la noche. Carlos visitaba desde hacía cinco años la casa de su amiga Modesta L., de 51 años, desde las diez hasta la una de la madrugada. Nunca pensó en separarse, ni Mo­desta se lo pidió, ni su mujer ni sus hijos, conscientes de la relación, lo obligaron. Los viernes Carlos salía más tarde de aquella casa y aquel viernes de abril salió a las tres. Si cobraba su nómina de 60.000 pesetas, montaba en taxi hasta la otra punta de la ciudad. Y si no, el búho, que es como se conoce en Madrid a la línea de autobuses nocturnos. La noche del crimen Carlos llevaba las 60.000 pe­setas en el bolsillo, pero optó por el autobús. Y en la parada encon­tró a los admiradores de Lovecraft dispuestos a soñar sus pesadillas.
El crimen perfecto exigía, según Henry, el psicópata de la pelícu­la Retrato de un asesino, un desconocimiento total de la víctima, ningún móvil, nada. Ya lo habían avanzado la novelista Patricia Highsmith y el director Alfred Hitchcock en Extraños en un tren: si un desconocido mata a mi esposa y yo a su madre, nadie ha de sos­pechar nada; en principio.
Así que ahí llegan los dos, Javier y Félix, en busca de una vícti­ma a la que nunca han visto. El escenario no podía ser más propi­cio. Un descampado de risco y pastizal, una casa desvencijada en medio de un llano, de esas que parecen existir sólo en días de vien­to, una luna de miedo y una parada de autobús, como un oasis sin nadie.
Para acercarse a los hechos valga el diario de Javier Rosado, un texto sin precedentes en la historia criminal de España:
«Salimos a la 1.30. Habíamos estado afilando cuchillos, preparán­donos los guantes y cambiándonos. Elegimos el lugar con precisión.»
«Yo memoricé el nombre de varias calles por si teníamos que sa­lir corriendo y en la huida teníamos que separarnos. Quedamos en que yo me abalanzaría por detrás mientras él [por Félix] le debilita­ba con el cuchillo de grandes dimensiones. Se suponía que yo era quien debía cortarle el cuello. Yo sería quien matara a la primera víctima. Era preferible atrapar a una mujer, joven y bonita (aunque esto último no era imprescindible pero sí saludable), a un viejo o a un niño. Llegamos al parque en que se debía cometer el crimen, no había absolutamente nadie. Sólo pasaron tres chicos, me pareció de­masiado peligroso empezar por ellos [...]. En la parada de autobús vimos a un hombre sentado. Era una víctima casi perfecta. Tenía ca­ra de idiota, apariencia feliz y unas orejas tapadas por un walkman.»
«Pero era un tío. Nos sentamos junto a él. Aquí la historia se tornó ca­si irreal. El tío comenzó a hablar con nosotros alegremente. Nos con­tó su vida. Nosotros le respondimos con paridas de andar por casa. Mi compañero me miró interrogativamente, pero yo me negué a ma­tarle.»
Félix no supo explicar después por qué Javier le perdonó la vida. Y el otro nunca lo contó.
«Llegó un búho y el tío se fue en él [...].»
«Una viejecita que salió a sacar la basura se nos escapó por un minuto, y dos parejitas de novios (¡maldita manía de acompañar a las mujeres a sus casas!).»
«Serían las cuatro y cuarto, a esa hora se abría la veda de los hombres [...]. Vi a un tío andar hacia la parada de autobuses. Era gordito y mayor, con cara de tonto. Se sentó en la parada.»
« [...] La víctima llevaba zapatos cutres y unos calcetines ridícu­los. Era gordito, rechoncho, con una cara de alucinado que apetecía golpeada, y una papeleta imaginaria que decía: "Quiero morir". Si hubiese sido a la 1.30 no le habría pasado nada, pero ¡así es la vida!»
«Nos plantamos ante él, sacamos los cuchillos. Él se asustó mirando el impresionante cuchillo de mi compañero. Mi compañero le mira­ba y de vez en cuando le sonreía (je, je, je).»
Félix alegó dos meses después ante la policía que se encontraba algo bebido y que le daba miedo desobedecer a su amigo.
«Le dijimos que le íbamos a registrar. ¿Le importa poner las ma­nos en la espalda?, le dije yo. Él dudó, pero mi compañero le cogió las manos y se las puso atrás. Yo comencé a enfadarme porque no le podía ver bien el cuello.»
«Me agaché para cachearle en una pésima actuación de chorizo vulgar. Entonces le dije que levantara la cabeza, lo hizo y le clavé el cuchillo en el cuello. Emitió un sonido estrangulado. Nos llamó hi­jos de puta. Yo vi que sólo le había abierto una brecha. Mi compañero ya había empezado a debilitarle el abdomen a puñaladas, pero ninguna era realmente importante. Yo tampoco acertaba a darle una buena puñalada en el cuello. Empezó a decir "no, no" una y otra vez. Me apartó de un empujón y empezó a correr. Yo corrí tras él y pude agarrarle. Le cogí por detrás e intenté seguir degollándole. Oí el desgarro de uno de mis guantes. Seguimos forcejeando y rodamos. "Tíralo al terraplén, hacia el parque, detrás de la parada de auto­bús. Allí podríamos matarle a gusto", dijo mi compañero. Al oír es­to, la presa se debatió con mucha más fuerza. Yo caí por el terraplén, quedé medio atontado por el golpe, pero mi compañero ya había ba­jado al terraplén y le seguía dando puñaladas. Le cogí por detrás pa­ra inmovilizarle y así mi compañero podía darle más puñaladas. Así lo hice. La presa redobló sus esfuerzos. Chilló un poquito más: "Jo­putas, no, no, no me matéis".»
«Ya comenzaba a molestarme el hecho de que ni moría ni se de­bilitaba, lo que me cabreaba bastante [...]. Mi compañero ya se ha­bía cansado de apuñalarle al azar [...].»
«Se me ocurrió una idea espantosa que jamás volveré a hacer y que saqué de la película Hellraiser. Cuando los cenobitas de la pelí­cula deseaban que alguien no gritara le metían los dedos en la boca. Gloriosa idea para ellos, pero qué pena, porque me mordió el pulgar. Cuando me mordió (tengo la cicatriz) le metí el dedo en el ojo [...].»
«Seguía vivo, sangraba por todos los sitios. Aquello no me impor­tó lo más mínimo. Es espantoso lo que tarda en morir un idiota [...].»
Carlos Moreno Fernández fue un idiota que trabajó desde los ocho años como aprendiz de relojero, un obrero que con el oficio más que aprendido se quedó en paro desde hacía nueve años y padeció de nervios hasta que su esposa lo colocó en la empresa de limpieza El Impecable Ibérico, probablemente un nombre estúpido también; Carlos Moreno Fernández fue un idiota que no consintió jamás la entrada de un fontanero, un albañil o un electricista en casa porque él solo se bastaba para arreglarlo todo, un hombre idiota que a fuer­za de trabajo había conseguido dinero para educar a sus tres hijos, que sabía cocinar y le encantaba cuidar flores, un hombre que huía de los televisivos «Quién sabe dónde», «Su media naranja» y «Códi­go Uno», porque le parecían «programas para marujas». Un hom­bre. Con sus aspiraciones a corto y largo plazo, sus pequeños y gran­des recuerdos, reducidos a un charco y un bulto entre las piedras.
«Vi una porquería blanquecina saliendo del abdomen y me dije: “Cómo me paso” [...].»
«A la luz de la luna contemplamos a nuestra primera víctima. Sonreímos y nos dimos la mano [...]»
«No salió información en los noticiarios, pero sí en la prensa, El País, concretamente. Decía que le habían dado seis puñaladas entre el cuello y el estómago (je, je, je). Decía también que era el segundo cadáver que se encontraba en la zona y que [el otro] tenía 70 puña­ladas (¡qué bestia es la gente!) [...]»
«¡Pobre hombre!, no merecía lo que le pasó. Fue una desgracia, ya que buscábamos adolescentes y no pobres obreros trabajadores. En fin, la vida es muy ruin. Calculo que hay un 30% de posibilida­des de que la policía me atrape. Si no es así, la próxima vez le toca­rá a una chica y lo haremos mucho mejor.»
Como no había nada que lamentar, sino todo lo contrario, la ha­zaña corrió de boca en boca entre la banda del rol. Así hasta que se enteró un amigo de ellos que se lo contó en confesión a un cura, des­pués al padre, y el padre lo puso en conocimiento de la policía.
Batallones de periodistas y psiquiatras comenzaron sus investiga­ciones. Nunca hasta este entonces se había dado en España un caso semejante.
Pascual Duarte, el genuino personaje de Camilo José Cela, co­menzó sus fecharías porque pensó que la perra le miraba mal. De un tiro la mató.
El ejecutivo rico, vacío y psicópata que protagoniza la novela del estadounidense Bret Easton Ellis narra con algunos años de antela­ción a Javier y con parecida frialdad su asesinato del mendigo: «Luego le corto el globo ocular... y él empieza a gritar cuando le cor­to la nariz en dos, lo que hace que la sangre me salpique un poco». El ejecutivo producto de la ficción contaba con el móvil filosófico de que los perdedores no cuentan en esta vida. El existencialista de El extranjero que inmortalizó Albert Camus en 1942 mató porque le atormentaba el calor, el resplandor insoportable del mar. A Javier y a Félix sólo les movió el juego.
Siete meses después del crimen, Félix Martínez, el compañero del autor del diario, declaró al psiquiatra José Cabreira, del Instituto Na­cional de Toxicología: «Después de leer todos los artículos de prensa que han hablado de nosotros, todo me parece basura periodística exagerada para distraer a la opinión pública de otras cosas más im­portantes. En particular se ha exagerado con el diario de Javier, en el que yo sé que lo que escribió estaba muy exagerado y fantaseado, es­cribió lo que él cree que pasó y en él es donde me inculpa. Además lo escribió muy deprisa, en dos o tres días, enseñándoselo luego a ami­gos comunes».
Javier también culpa a la prensa de su situación. Ninguno de los dos amigos ha hablado con rencor del otro. «Le llegué a idealizar», confesó Félix, «ése fue mi error y otro error, dejarme llevar demasiado». Para después añadir sin reparos: «Me dejé engañar, era cons­ciente de que me dejaba llevar, pero siempre aprendía algo».
Un monstruo
Félix sigue teniendo la impresión de que su amigo era un su­perdotado: «Javier es casi un inútil, alérgico, miope, con diarreas... Tiene de todo, incluso un estómago que es un caso único... Sin embargo en la parte mental es un monstruo... ».
Con un monstruo así era imposible que la policía los descubriese.
La banda confiaba en el Master, aunque no sabían que habían deja­do intactas las 60.000 pesetas en la chaqueta del idiota, con lo cual, la policía empezó a descartar el móvil del robo.
Nada más asesinarlo, Javier dedicó una ficha a Carlos con el nombre de Benito, el mismo que un profesor de Químicas. Lo dibu­jó con su bigote, con la bolsa donde guardaba su mono de trabajo, y puntuó sus cualidades: Fuerza 8, Poder 6, Carisma 4, Inteligencia 6, Tamaño 15, Voluntad 16.
Había que proseguir rellenando fichas, más cadáveres sobre la tumba del tablero, homicidios en serie, con la perseverancia de Jack el Destripador o sus secuaces anglosajones. Cuando fueron detenidos se disponían a salir de nuevo de cacería con los guantes de látex. Pe­ro a sus espaldas olvidaron una cosecha de pruebas. Restos de guan­tes en la cara del idiota, el reloj de Félix perdido en la pelea, el diario, el famoso diario en casa. Cuando la policía detuvo a Javier aún lleva­ba el dedo vendado que aseguró en el diario haberse herido al meter­lo en la boca del idiota. Se encaminaba a la casa de Félix, a veinte me­tros de la suya, con un paquete de guantes en la mano. Félix se derrotó enseguida, lo que en lenguaje policial significa ni más ni me­nos que reconoció todo. Entre sollozos declaró que el plan consistía en matar esa noche tórrida del 5 de junio a una chica y para eso los guantes. Pero Javier no se arredró ni por los agentes de la brigada de la Policía Judicial de Madrid, ni por las pruebas que le colocaban de­lante de su considerable nariz, ni por la lectura en vivo del diario.
–¡Dios mío, no puedo creer que yo haya hecho eso! Tengo la du­da de que sea verdad o ficticio.
–Si a las cuatro de la mañana –le preguntaba el policía– no esta­bas dando 20 puñaladas a un hombre, ¿qué hacías?
–Creo que estaba jugando al ordenador, no recuerdo bien. Después de los agentes llegó el batallón de psiquiatras a la cárcel.
Cada uno con sus entrevistas, con parecidas preguntas y distintas conclusiones. Si estaban locos, ningún crimen podría imputárseles; y si no, la condena sería por homicidio. Psicóticos o psicópatas, ése era el dilema.
Los psicóticos no son responsables de sus actos, los psicópatas, sí.
Los primeros se libran de cualquier condena, los segundos no. En el psicótico no existe conciencia del yo, en el otro, sí.
Los padres de Javier Rosado contrataron los servicios del profe­sor de Psiquiatría Forense de la Universidad Complutense de Ma­drid José Antonio García Andrade. El doctor se quedó extrañado de que su cliente declarase un cariño enorme por su padre, al tiempo que desconocía su edad y profesión. De la madre decía que trabaja­ba de ATS porque de vez en cuando le sanaba alguna herida.
Le confesó a García Andrade que de entre las razas, la que más le ha influido, la que más se asemeja a su persona es Cal, a quien de­finió como «un niño frágil, a veces una mujer rubia, que emana tal sufrimiento que es difícil acercarse a ella, aunque es peor cuando sonríe o tiene la cara machacada». Y aseguró: «Sin Cal yo no sería lo que soy. Con él aprendí a aprender. Lo conocí en 1988; Cal es do­lor; el bendito sufrimiento; ama los cuchillos, los objetos punzantes o cualquier cosa que pueda producir dolor, aunque lo que más le fas­cina es el dolor del alma».
De Cal aprendió Javier su simple teoría sobre la vida: «Aprender a usar el dolor es disfrutado como el placer. El dolor de los puntos de sutura que me dieron en la rodilla cuando tuve un accidente es mayor que el orgasmo con una mujer. El dolor es mejor que el pla­cer y más barato. La gente confunde al cenobita con el masoquista, pero no son lo mismo; éste disfruta siendo humillado y al someter­se, pero el cenobita disfruta al sufrir, porque con el dolor saca conocimiento. Cal dice que cometió el crimen del que se me acusa. Lo ha­ce para dañarme, para enseñarme, para causarme pena, desespera­ción, pero Cal no mata, sólo tortura».
¿Loco o actor? El 8 de octubre de 1994 le reveló a García Andra­de que el primer golpe a la víctima fue con un cuchillo pequeño de conchas naranjas. Le dio en el mentón y en la cara anterior del cue­llo y señaló el movimiento de su víctima bajando la cabeza hacia el tórax. García Andrade le hizo ver que este dato no venía en los pe­riódicos. Javier sintió miedo por primera vez, al menos, eso es lo que el forense contratado por su familia reseñó. «Estoy al borde de la lo­cura, necesito ayuda», cuenta el psiquiatra que dijo Javier, «es ver­dad, esto no venía en la prensa. Hay veces en que yo no miro, no veo, no siento, no huelo, no me fijo, no es una mente, es una máquina, tienes que hacer una cosa y la haces. Eso ocurrió».
En ese momento de la entrevista solicitó que se le sometiese al Suero de la Verdad, y se sumergió, según Andrade, en una gran an­gustia.
¿Loco o actor? Para el psiquiatra contratado por su familia, Ja­vier está loco, por tanto no se le podría imputar delito alguno. García Andrade sostiene que este chico de «inteligencia de tipo medio, con buena capacidad de abstracción y de síntesis» padece una «es­quizofrenia paranoide, además de personalidad múltiple psicótica y amnesia disociativa». Psicótico pues, sin lugar a la condena, además de esquizofrénico y con problemas de memoria.
Para el doctor, el juego no fue la causa de sus enfermedades, si­no precisamente la máscara. Dos años después del crimen, Javier se­guía jugando a Razas en la cárcel.
Pero el dictamen de García Andrade no era más, ni menos, que un estudio de parte, es decir, algo que había que contrastar necesa­riamente con otros estudios.
La titular del juzgado de instrucción número cinco de Madrid encargó otro informe a las psicólogas adscritas a la clínica médico-forense de Madrid Blanca Vázquez y Susana Esteban.
Cuando Javier les empieza a hablar de su perro Atila dice: «El pe­rro es una magnífica persona, cuando lea la prensa ya sabrá él a lo que me refiero».
Javier se declara ratón de bibliotecas, con más de 3.000 volúme­nes en su casa, y las psicólogas corroboran que el preso cuenta con cierto bagaje de cultura fantástica, pero no sabe quién es Martin Luther King, por no hablar de temas corrientes como ecología o Ter­cer Mundo, de los cuales asegura desconocer todo.
El dilema
¿Loco o actor? El informe de las psicólogas lo califica de psicópata pero... «este diagnóstico implica un trastorno de personalidad que no afecta en absoluto a su capacidad de entender y obrar [...]. El sujeto sabe lo que quiere hacer y quiere hacerlo cuando lo hace». Por tanto, susceptible de condena.
El informe de las psicólogas es bastante más duro que el del psi­quiatra contratado por la familia. Para ellas, Javier Rosado jamás se ha creído ser una de sus razas, sino que las conoce y controla a su voluntad y siempre desde una perspectiva de observador. Y conclu­yen: «Se trata de un sujeto altamente peligroso [...]. Bajo circuns­tancias favorables podría cometer cualquier crimen violento y sádi­co. Odia a la sociedad y a las personas, con las que no se siente implicado más que de forma racional. Busca activamente reconoci­miento social».
Blanca Vázquez y Susana Esteban concluyen su estudio de 21 pá­ginas el 7 de octubre de 1994. Doce días después Juan José Carras­co Gómez y Ramón Núñez Parras, especialista en psiquiatría el pri­mero y médicos forenses ambos adscritos a los juzgados de la plaza de Castilla, presentan a petición de la juez otro estudio sobre Javier de 51 páginas. Ambos análisis, el de ellas y el de ellos, se habían efectuado de forma paralela a petición de la juez y de eso se queja­rían por escrito Carrasco y Núñez al entender que «los retests practi­cados en fechas cercanas pierden fiabilidad».
Unos y otras se encierran con el preso, visitan a sus familiares, analizan sus escritos y, al emitir sus dictámenes, se contradicen. Ca­rrasco y Núñez sostienen que cualquiera de las múltiples personali­dades de Javier «pueden tomar el control absoluto de la conducta». O sea, exento de penas.
Aunque también hacen reseñar los doctores que tanto su madre como su hermano mayor no habían observado antes del crimen nin­gún comportamiento en Javier sospechoso de tratamiento psiquiátrico. Ni alteraciones de memoria, ni manifestaciones de las distintas personalidades, ni soliloquios. Siempre fue muy estudioso, introver­tido y lector infatigable. Nunca pensaron que precisase de psicólogos, aunque una vez en la cárcel comenzaron a verle con trastornos serios en sus visitas.
En una de sus entrevistas los dos psiquiatras llegan a plantearse si Javier actúa en plan estratega, porque alguna vez les había ad­vertido que durante su estancia en prisión iba a resucitar a Wul, el estratega que estaba adormecido, para defenderse así de funciona­rios, médicos y otros presos.
Tras varias horas de entrevistas con el recluso y su familia, tras consultar las más de 1.000 páginas que Javier escribió sobre su jue­go, además de bibliografía y jurisprudencia sobre personalidad múltiple en Estados Unidos, Carrasco y Núñez concluyen que sus tras­tornos no están buscados conscientemente como coartada porque sería muy difícil de simular un cuadro clínico de tanta riqueza, ex­presividad y contenidos. Resumen: enajenación mental completa. En cuanto a las posibilidades de cura, «no existe ninguna cuya indica­ción sea garantía de una evolución favorable».
Sin embargo, Javier Saavedra, el abogado de la familia de la víc­tima, asesorado por psiquiatras especialistas en casos de múltiple personalidad, sostiene que Javier es un psicópata dueño de todos sus actos. «Si hubiera encontrado junto a la víctima a un guardia civil, un psicótico habría cometido el crimen igualmente, pero Javier Ro­sado, no: él discernía el peligro. El psicótico puede ver perturbados sus sentidos afectivos, pero no es frío como el psicópata.»
Carlos Fernández Junquito, médico psiquiatra del Hospital Ge­neral Penitenciario, vio a Javier como una persona con la afectivi­dad prácticamente abolida. «Cierto día, estando presente en la en­trevista la psicóloga de la Unidad, le dijo: "Puede usted quedarse, es como el teléfono".»
Pero el psiquiatra Fernández Junquito le diagnosticó el 18 de oc­tubre de 1994, en el informe más breve de los tres elaborados, es­quizofrenia paranoide, algo que desecharon otros doctores.
Para el letrado Saavedra, Javier Rosado no sólo está exento de cualquier tipo de esquizofrenia sino que se trata de un psicópata res­ponsable y consciente de todo lo que hizo: «El lenguaje del psicópa­ta es estructurado, racional y lógico, como el de Javier; los psicópatas_ son seres racionales, muy manipuladores, engañan mucho, ambicio­nan el poder y para ello se valen del lenguaje, mientras que el psi­cótico pasa del poder. En el momento en que lo cogieron no es un psicótico, aunque después haya desarrollado una psicosis».
Javier se consideró impotente ante los psiquiatras para saber si él había cometido el crimen. Aseguró que si intentara averiguarlo se podía declarar dentro de su cabeza una guerra civil entre las razas, como la que sufrió con 17 años: «Hubo una rebelión en COU que fue la guerra de los Maras... fue cuando tuve el desengaño amoroso, mi depresión, Mara contra Fasein». Para investigar sobre aquel cri­men dijo que tendría que atravesar pasillos de su cerebro muy peli­grosos, porque hay razas que no dejan pasar a nadie por allí.
El 22 de junio de 1994 Javier salió esposado de la cárcel de Val­demoro para que lo examinara en los calabozos de la plaza de Cas­tilla un forense. En el trayecto del furgón a la cárcel, un redactor de El País le preguntó:
–Javier, ¿te arrepientes de lo que has hecho?
–Yo no he hecho nada –contestó con la cabeza gacha para eludir las fotos–, yo no he hecho nada.
Uno de los guardias civiles que lo custodiaban le levantó la cabe­za agarrándolo por la nuca y le dijo:
– ¿Que no has hecho nada, cabrón?
En la cárcel, algunos presos mucho más fornidos que él le respe­tan y le temen por el halo de inteligencia que le ha otorgado la pren­sa y sus partidas de ajedrez.
Pero su compañero Félix fue a parar a un pabellón de adultos donde los otros presos, en un alarde de originalidad, lo han bautiza­do con el alias de Niño.
Los psiquiatras Carrasco Gómez y Núñez Parra señalan que a pe­sar de todo Félix seguía admirando a Javier y se mostraba interesa­do por lo nuevo que podía estar escribiendo su amigo en prisión sobre Razas. «Ahora seguro que utiliza la raza 17, Wul, y la 18, la serpiente de lengua bífida, que intenta convencer haciendo daño a otros, implicar a otros para salvarse él mismo ... y es posible que Fa­sein pueda cortarse los dedos, Fasein es el que se automutila, que aprende con el sufrimiento, que se va cortando los dedos y va apren­diendo ... »
Félix a veces también duda de su personalidad: «No estoy seguro de haberlo hecho... pero quizás no fuera yo en ese momento... esta­ba muy identificado con Javier... me he metido en un lío... [sollozos], de una broma de matar a alguien nunca pensé que fuera a suceder lo que sucedió».
Mientras esperaban la sentencia del juez, Javier seguía jugando a sus Razas, inventando alguna de ellas basada en la persona de un policía que le interrogó, y Félix se entretenía con poemas como este que escribió antes del crimen:
Quiero romper las cadenas de la muerte
y volar por estepas infinitas
con un caballo de alas marchitas
cantando con el grito de un demente.
Pasarán estaciones pequeñitas
en el ritmo incesante de mi mente
con mi amargo recuerdo tan caliente
soñarán las mujeres más bonitas.
Mas te recuerdo y en mi memoria gritas.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2016.03.20 13:32 Subversivo-Maldito Carta abierta a Pablo Iglesias e Iñigo Errejón

Carta abierta a Pablo Iglesias e Íñigo Errejón [Fuente: https://fridaysxdream.wordpress.com/2016/03/18/carta-abierta-a-pablo-iglesias-e-inigo-errejon/]
Queridos Pablo e Íñigo:
Me permitiréis que os tutee y os hable con confianza, espero. No me conocéis de nada pero yo siento que a vosotros un poco sí; son ya muchos los meses que llevo siguiendo vuestros movimientos, con la ilusión y el orgullo de una madre aunque esté bastante lejos de serlo. Han sido meses de enamorarme con vuestras palabras y vuestros actos; de llegar a creer que podíamos asaltar los cielos, comernos el mundo y derribar las fronteras de todos los pueblos. Meses de creer, de confiar, de sonreír. Meses de recuperar una ilusión perdida después de una serie de desengaños políticos que me habían hundido en la apatía y el desinterés; para mí, el nacimiento de Podemos fue un renacer.
Hoy ha sido un día horrible, la verdad. Me desperté con un artículo del Huffington Post que no me atrevo ni a mencionar: sabéis de sobra cuál es. De sólo recordarlo se me ponen los pelos de punta y se me encoge el estómago. A partir de ahí todo rodó cuesta abajo, y sentí una tristeza y una desazón que llevaba tiempo sin experimentar. La clase de desolación que te invade cuando te das cuenta de que has perdido algo que ya no puedes recuperar; el tipo de miseria que cae sobre tu cabeza como un jarro de agua fría cuando tomas conciencia de que algo, innombrable y escurridizo, se ha roto dentro de ti de manera irremediable.
Por esto, después de unas horas tormentosas en las que no he hecho más que sufrir, lamentarme en grupo, llorar en solitario y comer gominolas a un ritmo alarmante para intentar consolarme, he decidido escribiros una carta. Es probable que jamás la leáis o que, si lo hacéis, penséis que se me ha ido la cabeza; no importa. Al menos podré desahogarme y ser honesta, y eso en sí mismo es casi un acto revolucionario en los tiempos que corren. Pienso abriros mi corazón y publicar esto para que lo vea todo el mundo, porque soy una idealista y probablemente una idiota. Quién dijo miedo del qué dirán.
Yo no sé nada sobre casi nada, lo admito. He tenido la suerte de rodearme en mi vida de gente muy sabia y muy lista, con intereses y conocimientos diversos que he disfrutado pero que, lamentablemente para mí, no se me han contagiado. Oficialmente sólo sé de una cosa: Psicología. Tengo un título de esos que resultan muy bonitos para colgar en el salón pero muy inútiles en la vida real. Miento, en realidad vienen bien para empezar las frases con un “como psicóloga…”.
Como psicóloga, puedo deciros que el cerebro humano tiene una capacidad asombrosa para adaptarse a los cambios, especialmente si son graduales. Es por ello que cuando vives con un niño no te das cuenta de lo mucho que va creciendo salvo cuando le pruebas la ropa del año anterior: esos milímetros del día a día se asimilan al instante en nuestra mente y sólo destacan por acumulación a los ojos de quienes llevan semanas o meses sin ver al crío en cuestión.
Así, cuando uno vive inmerso en una vorágine de cambios continuos, lo que hace dos meses te hubiera parecido una barbaridad se convierte en normalidad en un simple suspiro. De repente te encuentras trabajando 25 horas y no sabes cómo has llegado hasta ahí ni quién ha puesto ese giratiempos en tu cuello, pero no importa, porque mañana serán 26 y creerás que siempre ha sido así. De esta manera, mortífera pero genial, has acabado perdiendo la perspectiva.
Yo, como alocada idealista que soy, no pierdo la fe en la ciencia. Quizá de aquí a 1000 años podamos parar el tiempo y observar una situación determinada desde fuera, como espectadores imparciales; hoy por hoy no es posible. Por eso he pensado que quizás una voz -o unas cuantas- ajenas al torbellino que vivís os podían ayudar en estos tiempos difíciles.
Es verdad que nadie es imprescindible y que Podemos es una herramienta de la gente que debería sobrevivir a cualquier persona; no obstante, de la misma manera en la que nos recordáis que todos somos Podemos creo que es bueno que os recordemos que vosotros también. Cuando deposité mi voto en las urnas, mi ilusión iba para los dos. Me encanta la manera en la que Pablo se sale de madre y hace bromas inapropiadas en los discursos y adoro cómo Íñigo sabe explicarse divinamente sin perder un ápice de su elegancia. Me gusta que Pablo sea un rojillo de manual y me pierde que Íñigo tenga pinta de no haber roto un plato en su vida aunque pueda dar el discurso más contundente del mundo. Me encantáis, los dos. Y creo que Podemos no sería ni de lejos lo mismo si faltase uno.
Los de fuera, los que no tenemos ni idea de cómo va esto de la política y nos dedicamos a militar en la medida de nuestras posibilidades, no entendemos ni la mitad de lo que está pasando. Lo admito, no me avergüenzo: estoy perdida. Quizá no sea lo suficientemente lista, quizá sea una ignorante empedernida, quizá mi mentalidad no sirva para moverse por estos mundos. Lo que sé es que yo, y muchos, no queremos nada de lo que nos intentan vender como irrenunciable.
No queremos corrientes: no queremos Pablistas ni Errejonianos, o Reptilianos, como sea que los hayan llamado. No queremos luchas de poder, ni territoriales ni de ningún tipo, ni choques de fuerzas, ni posiciones reafirmadas o debilitadas. Ni lo entendemos ni queremos entenderlo, o al menos sé que yo no quiero. Cuando os voté, voté la mezcla: al Pablo más radical y al Íñigo más moderado, a los clásicos del PCE y a los que no habían pisado un partido político en su vida. No queremos facciones, queremos el todo. Os queremos a vosotros, a los dos, a todos los que tenéis detrás. Queremos a Podemos como siempre fue, una mezcla maravillosa e impredecible que se mueve como una marea sin luna que la fuerce a una danza rutinaria. Queremos discrepancias y debates, sí, no movimientos especulativos ni luchas de poder. Queremos cambiar las cosas, no que las cosas nos cambien a nosotros.
Seguramente estaréis pensando, con razón, que la chavalina esta que os escribe no tiene ni idea de lo que está diciendo. Es cierto, no la tengo: sólo os digo lo que siento. Puede que sea inevitable que en todos los partidos haya luchas de poder, territoriales y estatales; quizá sea ineludible que las corrientes se decapiten entre ellas, que algunos trepen y otros caigan en desgracia, que rueden cabezas y se desangren los corazones. Pero si realmente no se puede evitar, al menos os pido esto: no lo resolváis como lo harían los demás. No caigáis en los mismos errores que todos los que vinieron antes que vosotros; no pervirtáis el “porque fueron somos, porque somos serán” en algo deprimente como “porque fueron un fracaso, nosotros también fracasaremos”. No lo hagáis, por favor. Sois mi única esperanza.
No estoy exagerando: es posible que si Podemos se desintegra y la situación se vuelve insoportablemente decepcionante acabe yéndome del país, preferentemente a uno cuya realidad política desconozca totalmente. Así me salvaré de involucrarme a mi pesar, al menos por un tiempo, hasta que me vaya enterando de cómo va la película y –como he hecho siempre- me meta hasta el fondo. Entonces volveré a indignarme y a protestar, a tener simpatías y odios, a sentir hasta quedarme exhausta y llevarme la decepción de turno. Y vuelta a empezar, hasta que el cuerpo aguante. Con suerte no será mucho.
En mi casa les gusta mucho reírse de mí, de buen rollo. A menudo me recuerdan que la izquierda siempre ha sido y será una bolsa de gatos, condenada a resquebrajarse y fragmentarse hasta que la fuerza de sus partes sea mucho menor que la del total. Me lo dicen con la mejor de las intenciones, con la condescendencia de hermanos mayores y padres que ven en mí partes de sus yos más jóvenes. Con la triste experiencia de quienes han sido pisoteados, vilipendiados y abandonados por el sistema una y otra vez, en países y épocas distintas. Intentan que no me ilusione demasiado porque saben que luego el golpe será más duro; asumen, y cómo me jode, que inevitablemente habrá un golpe. Porque siempre lo hay, ¿no? Ellos ya han vivido desengaños suficientes y lo saben. Han aprendido a no creer ni confiar en nadie, a ser un poco cínicos y despreocuparse como estrategia de supervivencia. Y los admiro, de verdad, pero a veces temo que jamás conseguiré ser así.
Soy una idealista, con todo lo que ello conlleva: las montañas rusas y los corazones rotos, el volar muy alto y estrellarse en el fondo del precipicio, perder y ganar la fe como un peregrino abandonado a su suerte. Sin embargo, últimamente he estado más cerca que nunca de abandonarme al vacío y dejar que las ilusiones se fueran conmigo. No sólo la política me ha decepcionado: mis expectativas en todos los ámbitos se han visto destrozadas, una a una, hasta que no me ha quedado más remedio que intentar reinventarme.
He perdido la cuenta ya de las veces que he considerado seriamente dejar el país y de las menos que lo he intentado. Tengo un título, un máster, dos idiomas y cero posibilidades de encontrar un trabajo de lo mío en el futuro inmediato. En cuanto a posibilidades de encontrar un trabajo cualquiera… no sé, dejémoslo en un 25% si me mudo de ciudad. Más o menos. He aprendido a base de palos que viviré peor que mis padres, que para cuando yo envejezca el sistema de pensiones habrá desaparecido y tendré suerte si consigo un trabajo estable al menos una vez en la vida. He aprendido que el amor no es suficiente y que nada es para siempre, que el mundo no es justo ni viviré para ver uno que sí lo sea, que haber nacido mujer es una putada en esta sociedad nuestra, que seré eternamente juzgada por lo que haga y que protestar por ello me traerá consecuencias horribles. Aprendí también que mis padres jamás tendrán la vida tranquila de jubilados que se merecen, que trabajar duro no implica que llegues a ningún lado, que estudiar no te hace más listo ni te garantiza llegar más lejos, que las mejores personas acaban siendo las que más sufren y que tampoco viviré para ver un tiempo en el que el dinero deje de mover el mundo.
Y, sin embargo, aquí sigo. Ni me he tirado de un puente ni me he ido de España, y en gran parte ha sido gracias a vosotros. Llevo la inmigración en la sangre: mis bisabuelos y abuelos fueron inmigrantes, mis padres y hermanos también. Yo huí de Argentina con 13 años, convencida de que jamás tendría que volver a hacerlo. Bendita juventud, bendita inocencia. Mi instinto nómada de supervivencia me pide a diario que me largue, que deje todo atrás y me preocupe sólo por mí y por tener algo que llevarme a la boca. Sin embargo, hay otra parte de mí que se niega. Mi otro yo me pide que me quede y que luche hasta quedarme sin fuerzas, que queme todos los cartuchos, que no me resigne a mirar por mí mientras el vecino se muere de hambre. Que la solución no está en buscar otro hogar sino en mejorar éste, que he echado raíces y no es justo cortarlas, que todo el sufrimiento dará sus frutos. Que con 80 años, si vivo tanto, miraré atrás desde esta misma tierra y llegaré a la conclusión de que quedarse valió la pena. Esta parte de mí la habéis alimentado vosotros, y os debe todo. Yo, entera, os debo muchísimo más de lo que jamás podréis pensar o llegar a imaginar, porque ni siquiera en esta carta encontraré las palabras adecuadas para transmitiros todo lo que hay. Digamos que hay cosas que sólo pueden sentirse, no explicarse o definirse. Lo que vosotros habéis hecho por mí es una de ellas.
Me habéis devuelto las ganas de creer. No que podíamos construir un mundo ideal, no, que seré ingenua pero no tanto; simplemente me hicisteis pensar que por una vez había una posibilidad real de cambiar las cosas. De hacer que la vida fuera un poquito menos injusta, sólo eso; de construir un sitio en el que vivir no fuera una lucha diaria, en el que no se deje a nadie atrás, en el que si no podemos ayudar a todos al menos nos dejemos la piel intentándolo. Me mostrasteis que no estaba sola, que tenía compañeros y compañeras de lucha y que juntos podíamos conseguir mucho; me devolvisteis la ilusión, la sonrisa y un poco de mi alma. Me hicisteis llorar como una niña con vuestras palabras, y creedme, hacía años que no lloraba por otro motivo que no fuese la tristeza. Hicisteis que la política dejara de ser un nido de corruptos y ladrones, de psicópatas y mentirosos, y nos disteis una lección a todos.
Ahora, con lágrimas en los ojos, os pido por favor que no lo tiréis por la borda.
Podemos somos todos, sí, pero entended que al final hasta las organizaciones más participativas e inclusivas necesitan referentes en los que mirarse. Cuando la incertidumbre es muy grande los humanos tendemos a fijarnos en lo que hacen otros para guiar nuestra conducta: eso también os lo digo como psicóloga. Vosotros sois nuestros espejos, y necesitamos que nos devolváis esa imagen de unidad en la que solíamos reconocernos. Sabéis mucho de comunicación y de estrategia, me consta, pero hay cosas que sólo se entienden con el corazón. De eso también tenéis mucho: usadlo, por favor. La tranquilidad y la seguridad que nos da, a muchos, el veros juntos contra el mundo no nos la dará ninguna otra cosa. Mi David contra Goliat sois vosotros dos, el de la coleta y el de los suizos, como un tándem indestructible que parece pequeñito pero que al juntarse se vuelve enorme. Si vosotros estáis bien todos sentimos que podemos comernos el mundo, aguantar todas las críticas y callar a los cuñados de turno que se sientan en los bares a comentar con sorna que nos vamos a la mierda. Hoy os necesitamos, más que nunca.
Y sí, sé que vosotros también nos necesitáis. Estamos con vosotros. Os hemos apoyado siempre y seguiremos haciéndolo, pero tenemos que estar juntos en esto. Olvidaos de las corrientes, de las luchas de poder, de lo que dicen los medios y hasta quienes os rodean; olvidaos del futuro del partido como tal, de ese aparato que es “la organización” por la que todos temen y de la que tantos se alimentan. Pensad en por qué empezasteis este proyecto y por qué estáis donde estáis. Queremos trabajar con vosotros, queremos ayudaros a sacar este país adelante, queremos cambiar las cosas, queremos demostrar que los ideales a veces también se hacen realidad. Queremos un mundo distinto, y la sensación de que Podemos acabará haciendo “lo de siempre como los de siempre” tiene el efecto de una nube negra sobre nuestras cabezas desamparadas. Disipad las nubes, devolvednos el Sol en este Marzo tan frío. El miedo nos persigue como una sombra incansable y a muchos ya nos está conquistando. Y sí, es bonito que el grandísimo Monedero nos diga que no debemos dejar que eso pase, pero a ojos de muchos los líderes sois vosotros. Necesitamos oír que saldremos de ésta para poder salir de ésta: profecía autocumplida, se llama. Palabra de psicóloga.
Dicen que las decisiones se toman irracionalmente mucho antes de verbalizarlas y que nuestro instinto se equivoca menos de lo que pensamos. Seguid a vuestro corazón, por cliché que suene. Sabéis, yo en mi tierna juventud era anarquista. No creía en los Estados y mucho menos en los partidos, y repetía con orgullo que, como había dicho el memorable Durruti, “Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones”. He crecido, he madurado, he cambiado de opinión; pero estoy convencida de que aquel mundo nuevo con el que soñaba sigue aquí, muy adentro y a flor de piel. Este corazón y el mundo nuevo que habita en él fue el que me guió hasta vosotros; y, con él en un puño, os digo que estoy segura de que no se equivocó.
Pablo, Íñigo: perdonad que me repita, pero os necesitamos más que nunca. Juntos y revueltos, fuertes, auténticos. Sé que es duro, que tenéis derecho a seguir siendo humanos vulnerables, que necesitáis desconectar y alejaros de esto. Lo entiendo, de verdad. Pero si ante este primer escollo nos damos por vencidos, el resto de la estructura caerá por su propio peso cual castillo de naipes. Por eso nos atacan, porque somos frágiles en comparación a las estructuras más rancias que llevan consolidándose más años de los que deberían. Y yo, como otros tantos, estoy dispuesta a aguantar el temporal, a llevar vuestra bandera con orgullo cueste lo que cueste, a defender mis ideales y alzar la voz las veces que haga falta. Seguiré militando pase lo que pase, seguiré luchando para que este sea el partido que queremos para construir la España que nos merecemos. Os pido que hagáis lo mismo, ni más ni menos. Esto recién empieza: no dejéis que acabe tan pronto, cuando lo mejor aún está por llegar.
Os quiero, a los dos. Y, como el todo es mucho más que la suma de las partes, os quiero juntos.
Mucho ánimo, compañeros. Me habéis hecho sentir más orgullosa de lo que he estado en mi vida y no dudo de que seguirá siendo así.
Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones; construyámoslo juntos.
Con cariño,
Una compañera cuyo nombre no importa
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2016.03.20 10:33 EDUARDOMOLINA TETAS FUERA.- Es evidente que no podemos consentir que los delitos de opinión o los apologéticos sigan convirtiendo el Código Penal en un arma cargada contra los que opinan diferente. Una bonita tarea para ese gobierno del cambio que parece que se nos resiste.- Elisa Beni.- eldiario.es

http://www.eldiario.es/zonacritica/Tetas_6_496310377.HTML
"Pretender acabar con la carrera política de una persona en base a interpretaciones subjetivas de hechos anteriores a su elección como cargo público es algo inasumible en democracia. ¡Blasfemo, no puedes representar a tus votantes! En eso consiste la presión política ejercida sobre Rita Maestre. Olvidan que sus votantes ya sabían que Rita había protestado contra la presencia de una capilla en una universidad pública y que la refrendaron en las urnas, probablemente porque en muchos casos comparten el espíritu de dicha protesta. Quieren equiparar una conducta reivindicativa - extrema pero reivindicativa- con el hecho de utilizar el cargo público para robarnos y llenarse los bolsillos. Tal comparación no resiste ni el mínimo análisis. Hace bien la alcaldesa en no dejarse influenciar por tales presiones.
Sabe además Carmena que existen muchas posibilidades de que la sentencia sea revocada en apelación. En la propia argumentación de la magistrada están los argumentos del recurso. Que tribunales de mayor rango corrijan esta sentencia nos pondría más cerca de esa Francia que absolvió a las activistas de Femen que entraron con consignas pintadas en sus pechos desnudos en Nôtre Dame. Esa Francia que condenó, sin embargo, a los vigilantes de la catedral por la forma en que sacaron a las activistas de ella. Nos alejaría, por poner otro ejemplo, de la condena a 4 meses de cárcel que se produjo en Túnez a tres activistas de Femen por mostrar sus pechos frente al Palacio de Justicia.
Es cierto que el principal objeto de análisis debe ser la permanencia en el Código Penal español de artículos que convierten en delito la idea religiosa de la blasfemia y que permiten al yerno de Blas Piñar y a un grupo de juristas confesionales querellarse contra unas personas que no profesan sus ideas religiosas ni políticas. Muy edificante. Más que el Ministerio Fiscal les siguiera por el caminito pero que no considerara que las soflamas de Rouco afirmando que el laicismo era el camino del totalitarismo, por ejemplo, fueran un “escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna” como reza el apartado 2 del artículo 525 del CP. Sabido es que los ateos no somos de piel fina y aunque nos escarnien preferimos que la libertad de expresión ampare a los intolerantes religiosos que buscan convertirnos o mandarnos al infierno.
La magistrada que condena a Rita ni se adentra por los vericuetos del artículo 525 como le piden los del extremo. Demasiado procelosos. Ese artículo debería ser derogado y es de esperar que gobiernos más conscientes de las libertades lo hagan. Se queda la juzgadora en el 524 que le ofrece el fiscal. La profanación. Mi cuerpo es un templo no lo profanéis. Los corintios recibían cartas que ahora ya los ministros de Dios no leen. Tal artículo incluye en su redacción la necesidad de un dolo específico y es que “los actos de profanación” se produzcan “en ofensa de los sentimientos religiosos”. Y es aquí donde la juzgadora nos revela que si bien “no duda de que fue una protesta ésta se realizó con el fin de ofender los sentimientos religiosos” y ahí es dónde hace una finta que con toda probabilidad será enmendada. Reconoce que era una protesta. Una protesta que molestó a los presentes y parece que también al yerno de Blas Piñar. Las protestas se suelen realizar mediante acciones que molestan. Hay quien no quiere entenderlo. Las huelgas, molestan porque no te dejan volar. Las manifestaciones, molestan porque no te dejan circular por algunas calles. Ya. Se siente.
Para no resultar subjetiva, la juzgadora sitúa el hecho fáctico fundamental en que las protestas se realizaran alrededor del altar y no en otra parte del templo. “Realizaron actos vejatorios y ofensas atentatorias del debido respeto al altar y su significado y de esos actos se infiere que había una clara intención de ofender”. Supongo que a la juez la criarían las monjas como a mí y que por eso conoce que en un templo consagrado es el altar el que guarda las reliquias del santo que deben estar ahí para considerarlo lugar sagrado puesto que un altar sin ellas y en desuso no significa nada. Dar el salto de que unas personas de la edad de los asaltantes hayan estudiado el catecismo y el proceso de conversión de una lonja en una iglesia es mucho saltar.
Yo no hubiera llevado a cabo esa protesta así probablemente. A lo mejor siempre fui un poco cobarde o me pesaba como losa la educación recibida en mi infancia. Aún así es evidente que no podemos consentir que los delitos de opinión o los apologéticos sigan convirtiendo el Código Penal en un arma cargada contra los que opinan diferente. Una bonita tarea para ese gobierno del cambio que parece que se nos resiste."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2015.05.19 23:46 davidsevilla Es hora de desarrollar Podemos Extremadura desde abajo

Hace ya bastantes semanas nos juntamos unas cuantas personas de Podemos Extremadura en Mérida, dos fresquitos domingos, para intentar dar más carácter democrático (espero que me permitáis la expresión) a las primarias de Podemos Extremadura. En aquellas sesiones acordamos organizar una ronda de actos presenciales, y un cuestionario online elaborado a partir de preguntas de la gente a sus [email protected]. Tenía pendiente mandarles un resumen de la segunda reunión, y escribir un informe del trabajo que ocurrió después... espero acabar haciéndolo.
Para no hablar mucho sobre un tema ya pasado, creo que tuvimos tanto éxito como era posible en aquella situación. De los cinco actos originales se hicieron tres, con alguna docena que otra de [email protected] en cada caso; el cuestionario lo respondieron 33 de sesenta y tantas (no cuento a las otras veintitantas que se presentaron en el periodo excepcional, justo antes de empezar a votar). Sin exigir a nadie que fuera a ningún sitio ni contestara ninguna pregunta, pues no teníamos poder para exigir; sin más que nuestro tiempo y esfuerzo colectivo y sin apoyo desde más arriba (véase la reacción del CCR en el acta de su reunión del 22 de marzo), conseguimos todo eso. Enhorabuena.
Ahora bien, en pocas semanas varias personas de Podemos Extremadura se sentarán en la Asamblea regional. Y personalmente no sé de ninguna medida que se haya tomado para darle forma a la relación entre [email protected] representantes, el CCR y la gente de Podemos Extremadura. Es más, por lo que a mí concierne una buena parte de la gente arriba de la lista ya ha demostrado una falta de transparencia de gestión muy alarmante en otros cargos. Preveo, y ojalá me equivoque, que [email protected] representantes harán en la Asamblea una combinación de dos cosas: 1) lo que les dé la gana; 2) lo que les manden desde Madrid vía el SG y compañía. La primera prueba será a quién se apoya en la investidura y con qué condiciones.
Como ya hablamos aquellos dos domingos, desde las bases también deberíamos intentar organizarnos para que tanto el CCR como [email protected] representantes estén tan cerca de [email protected] como sea posible. Queda poco tiempo, y será mucho más difícil que organizar unos debates. Al fin y al cabo estamos hablando de controlar, de quitar (¡recuperar!) poder, a la gente que va a entrar en el "órgano supremo de decisión a nivel regional"; por muy buena gente que sean, ¿quién querría llegar a la Asamblea con ganas de mejorar el mundo, con un púlpito con micrófono y la posibilidad de votar leyes, para verse [email protected] por un grupo indefinido de gente con opiniones diversas? Y el CCR querrá, por la misma lógica, tomar las riendas de sus representantes; pero las bases están lejos de tener las riendas del CCR.
Como dice uno de mis poemas favoritos: "qué tal si nos arremangamos vos y yo". Habladlo con podemistas que tengáis cerca, en vuestros círculos, en internet (aquí mismo por ejemplo, pero hay más sitios). Organicemos reuniones en pueblos cercanos para que la gente vuelva a dejar volar la imaginación. Y si ya os habéis quemado, dejad la puerta abierta para volver a luchar; nunca habrá que dejar de luchar, dentro o fuera de Podemos.
submitted by davidsevilla to PlazaExtremadura [link] [comments]


Lele Pons feat. Susan Díaz & Victor Cardenas - Volar ... J Balvin - Amarillo (Official Video) - YouTube LOUKAS - CERCA DE MI (CLIP OFFICIEL) - cerca de mi de ... Volar Libre Cerca de lo lejos * A. Lerner * COMIENZA UN TIROTEO CERCA DE MI CASA MIENTRAS GRABABA ... Gama - Tu Me Haces Volar (VIDEO OFICIAL) Desvelando Spots - Donde puedo volar en Barcelona? IMPRESIONANTE Avion Boliviana Casi Cae al Volar Cerca de ... Que Seria de Mi - YouTube

Tiago PZK – Cerca de Tí Lyrics Genius Lyrics

  1. Lele Pons feat. Susan Díaz & Victor Cardenas - Volar ...
  2. J Balvin - Amarillo (Official Video) - YouTube
  3. LOUKAS - CERCA DE MI (CLIP OFFICIEL) - cerca de mi de ...
  4. Volar Libre
  5. Cerca de lo lejos * A. Lerner *
  6. COMIENZA UN TIROTEO CERCA DE MI CASA MIENTRAS GRABABA ...
  7. Gama - Tu Me Haces Volar (VIDEO OFICIAL)
  8. Desvelando Spots - Donde puedo volar en Barcelona?
  9. IMPRESIONANTE Avion Boliviana Casi Cae al Volar Cerca de ...
  10. Que Seria de Mi - YouTube

puedes volar lejos nunca dejes de soñar - Duration: ... Annete Moreno Cerca de ti pista karaoke HD.mpg - Duration: ... Lo Mejor de Mi Vida - Duration: 4:21. Spinetta Cerca De Lo Lejos; ... ALEJANDRO LERNER / ALGO DE MI EN TU CORAZON - Duration: 4:41. Anthony Dayrr TV 1,853,145 views. 4:41. PERMISO DE VOLAR LERNER - Duration: 5:41. Max Belaeff 793,078 ... Bienvenidos a Microquads Con este vídeo lo que me gustaría es hacer canviar un poco la opinión de todos los que volamos, ya que cada vez somos más en el hobby y la mayor duda que veo es que la ... Video Grabado por FACEBOOK : https://www.facebook.com/DiegoAlbaCanciones que seria de mi si no me u vieras alcanzado donde estaría hoy si no me u viese perdonado seria como un pájaro herido que se muere en el suelo ♥♥ amo esa canc... Colores out now: https://JBalvin.lnk.to/ColoresYD Shop: https://jbalvinstore.universalmusica.com/ Subscribe to J Balvin's channel here: https://www.youtube.c... LOUKAS -Cerca de Mi Clip Officiel productions editions pirris /pirris records Produced by Pancho Gyps http://www.vincentloukas.com/ https://itunes.apple.com/... WATCH SE TE NOTA MUSIC VIDEO https://youtu.be/BHkxKmr4Ffg Make a video on TikTok https://vm.tiktok.com/JYxMHoK Volar (Official Lyric Video) https://you... Hola, el video de hoy es impactante. Mientras yo jugaba clash royale comenzo una balacera muy cerca de mi casa se pueden escuchar la mayoria de los disparos ... Si supieras lo que siento cuando estas cerca de mi Cuando se juntan nuestros labios es un sueño sin dormir. Ya no existen más palabras que te puedan describir. Tú me haces volar, poder escapar ...